Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    FESTIVAL DE CANNES 2012: SÉPTIMA JORNADA

    Killing them Softly
    Killing Them Softly (Andrew Dominik, Estados Unidos, 2012). Sección oficial a competición en Cannes 2012
    Llegó Brad Pitt y acaparó todos los focos de la séptima jornada. Un día que ha mantenido la tónica irregular, incluso mediocre, que está acompañando a esta 65ª edición de Cannes. Cintas de nivel medio, de acogida crítica cuestionable y donde tan sólo Amour de Michael Haneke ha despertado unanimidad. Parece la gran favorita de largo para el palmarés. Eso si no llega Like Someone in Love de Kiarostami y la adelanta en un sprint final. Como comentábamos ayer, ha resultado curioso que su recepción (en líneas generales) haya sido negativa y en cambio las críticas publicadas hoy martes le otorgan puntajes por encima del filme del cineasta alemán. Así es el mundo de los festivales, no se puede descartar ni la, a priori, peor cinta del evento.

    Polémicas y anhelos aparte, hoy era Pitt el único protagonista en La Croisette. Bajo su brazo y junto a Andrew Dominik presentaba Killing Them Softly, uno de los platos fuertes de la sección oficial. Película que ha gustado, incluso se la ha comparado como la equivalente de Drive de este año, pero no ha entusiasmado. Mucho más modesto era el nuevo de largometraje de Ken Loach, la comedia The Angels’ Share. En su duodécima participación en Cannes Loach ha repartido sonrisas en una cinta ligera y benévola pero sin aparentes aspiraciones. Mientras, en Una cierta mirada se exhibían Le grand soir de Benoît Delépine & Gustav Kervern y À perdre la raison de Joachim Lafosse. Un séptimo acto en la riviera francesa más abreviado de lo habitual. Comienza la crónica de la jornada.

    Brad Pitt, Cannes photocall
    Brad Pitt en todas las miradas a su llegada a La Croisette para la presentación de Killing Them Softly
    SECCIÓN OFICIAL A COMPETICIÓN

    KILLING THEM SOFTLY (Andrew Dominik, Estados Unidos, 2012)

    Andrew Dominik que apasionó a la cinefilia con El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford debuta en Cannes; y lo hace con el principal agente de su éxito anterior: Brad Pitt. Una de las cintas más esperadas del certamen y cabeza de cartel de la expedición norteamericana a la ciudad francesa. Killing Them Softly, es un noir criminal con toques políticos y económicos dotado de un enorme poderío visual y lleno de excelentes momentos. Algo que, sin embargo, no ha sido suficiente para conquistar al exigente público francés.

    No lo hace porque no resulta original y los problemas de ritmo lastran parte del metraje. Si en el prólogo citábamos a la conmoción del año 2011, Drive, Killing Them Softly intenta atrapar su esencia. Esa que parecía extinta en la década de los setenta y que Nicolas Winding Refn rescataba y elevaba con una de las sensaciones del curso pasado. Dominik, como también hizo con su anterior filme, recoge uno de los géneros estrella del cine americano e intenta darle un giro que no prospera. Como tampoco lo hace el poso anticapitalista que lo acompaña. Pese a ello se la ha valorado como una cinta muy interesante, con un Brad Pitt excelente. “Vivimos en un mundo de violencia y es importante filmarla” comentaba el propio Pitt en la rueda de prensa.

    Basada en la novela de George V. Higgin, Cogan’s Trade (anterior título de la película), Killing Them Softly pudiera ser una de las cintas importantes en la temporada de otoño americana. Llegará a las pantallas estadounidenses el 21 de Septiembre.

    Killing Them Softly, Brad Pitt
    Brad Pitt logra una convicente interpretación en Killing Them Softly
    “El problema, y volvemos al principio, está precisamente en la respuesta del actor: en la ambición de contarlo todo, de hacer pedagogía con las cabezas partidas en dos, de convertir cada plano en metáfora de nuestros días. Toda la cinta discurre con el sonido de fondo de los telediarios en los que Obama explica la crisis a sus votantes, es decir, al mundo entero. Y ese recurso se repite y repite con una insistencia tan cargante que acaba por desactivar las legítimas aspiraciones de una película salvaje por fuera, perfectamente domesticada por dentro.” Luís Martínez (El Mundo).

    "Tanto afán por ser distinto y dinamitar el género se queda en el exhibicionismo inútil del que se cree el más listo de la clase. Ves excesivamente la fórmula, el ansia por ser brillante y revolucionario. Y te quedas fuera, te da lo mismo que los personajes mueran o se salven." Carlos Boyero (El País).

    “Es extraordinariamente disfrutable, una thriller con grandes interpretaciones y un toque pesimista”. Peter Bradshaw (The Guardian).

    “Todos los enfoques que emplea Dominik para retratar la violencia capitalista de Killing Them Softly son válidos pero en estos tiempos se necesitan mensajes más rápidos y directos”. Todd McCarthy (The Hollywood Reporter).

    THE ANGELS’ SHARE (Ken Loach, Reino Unido, 2012)

    Menos sugerente aunque más liviana se presentaba la nueva película de Ken Loach. Se ha cuestionado su presencia en la sección oficial – dejando a un lado el prestigio de su autor – y está envuelta en un halo de telefilme. Aún así, y pese a la división de la prensa y sus respectivos abucheos ha dejado un amable sabor de boca. Loach se pasa a la comedia y viaja a Escocia en el típico relato de los nuevos comienzos. Un director británico más desenfadado y jovial que articula una historia increíble (en el más amplio sentido de la palabra) y que se defiende con simpatía y buenas interpretaciones.

    Pese alejarse de su vena dramática-social, Loach declaraba que “El criterio es saber si es real, no si va a hacer reír”. The Angels’ Share es una historia de perdedores de la clase trabajadora que pone un punto florido y fresco ante tanta fatalidad en la proyecciones presentes.

    The Angels' Share, Ken Loach
    Ken Loach cambia de registro en The Angels' Share
    “Suena convencional y, en efecto, lo es. Loach opta por el camino más fácil, pero lo hace, eso sí, por la vía más inverosímil. El guión, de nuevo de Paul Laverty, se empeña en convertir al protagonista en un experto catador de whisky (han leído bien) en lo que otros tardan en beberse una botella entera de DYC. Un poco disparatado, ya lo sabemos.” Luis Martínez (El Mundo).

    "Es probable que la escuálida camarilla de cretinos vanguardistas acusen a Loach de buenismo, de edulcorar la realidad, de sentimentalismo al gusto del gran público. No le causará el menor daño a una película que siente cariño por sus personajes, que no engaña sobre la naturaleza de su protagonista, capaz de lo mejor y de lo peor, con una cálida dosis de humor y de ternura aunque lo que describe sea dramático, que logra que no pierdas el interés nunca por lo que te están contando, con un punto conmovedor y risueño." Carlos Boyero (El País).

    “Es la comedia británica más agradable y disfrutable del último año. Perfectamente interpretada”. Robbie Collin (Daily Telegraph).

    “Allí esta el amor, las risas y el whisky en esta inhabitual comedia que dirige perfectamente Ken Loach”. Stephen Dalton (The Hollywood Reporter).

    “Divertida y sincera, dejará resaca”. Total Film.

    “Pese a que tiene algunos tendones de la historia algo débiles, Loach y Laverty le dan un punto amable y necesario”. Peter Bradshaw (The Guardian).

    UN CERTAIN REGARD (Una cierta mirada)

    LE GRAND SOIR (Benoît Delépine & Gustav Kervern, Francia, 2012)

    Quinto largometraje de esta dupla que siempre se ha distinguido por tratar la anarquía y la libertad en sus creaciones. No iba a ser menos el caso de Le Grand Soir que dibuja a tres personajes (o caricaturas) dotados de humor negro y en ocasiones socarrón para situarlos como demandantes de la grave situación social que atraviesa Francia (y Europa). La cinta ha recibido aplausos y obtenido buenas opiniones destacando el refinado estilo de los dos cineastas galos. "¡El camino más corto a la libertad es caminar todo recto!"

    Le Grand Soir
    Un "interesante" trío amigos en Le Grand Soir, cinta francesa sobre la anarquía y la inconformidad
    “Delépine y Kervern agitan la bandera de la anarquía sin tomar realmente en serio las normas. Ambos directores dominan cada vez más su técnica cinematográfica y se muestran partidarios de la diversión y de hacernos disfrutar con ellos.” Fabien Lemercier (Cine Europa).

    AIMER À PERDRE LA RAISON (Joachim Lafosse, Bélgica, 2012)

    Los excelentes Niels Arestrup, Tahar Rahim y Emilie Dequenne encabezan este drama belga que nos sitúa en la previa de una tragedia familiar donde una madre acabará con la vida de sus cinco hijos. Our children (título en inglés) es un excelente ejercicio de interpretación por parte del trío protagonista que estructuran con solidez el paso de lo dulce a lo siniestro de manera brillante. También, se ha destacado la fotografía de Jean-François Hensgens. Un filme muy interesante.

    Our Children
    Our Children, cinta belga interpretada por Tahar Rahim y Emilie Dequenne, presente en Una cierta mirada
    “Drama psicológico sombrío y penetrante aupado por una sobresaliente Emilie Dequenne”. Jordan Mintzer (The Hollywood Reporter).

    Con la película de Lafosse ponemos punto y final al repaso de la séptima jornada. Mañana, otro plato fuerte con la esperada On the Road de Walter Salles. Junto a ella, en la competición oficial, Holy Motors de Leos Carax. En Una cierta mirada aparecerán a escena La playa de Juan Andrés Arango y 7 días en la Habana. Fuera de concurso arribará un grande: Bernardo Bertolucci con Io e te (Me and You). Toda la información de la octava jornada en El antepenúltimo mohicano.
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma