Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    CRÍTICA | EL ÁRBOL DE LA VIDA

    El árbol de la vida - The Tree of Life
    LIGHT MY LIFE
    crítica de El árbol de la vida | The Tree of Life, Terrence Malick, 2011

    “Magnético tratado sobre la vida y la naturaleza centrado en el espíritu humano. Evocadora e inspiradora, El Árbol de la Vida no sólo toca la óptica también secuestra nuestra memoria proyectándola como un precioso álbum sobre la infancia."

         “…hay dos caminos que puedes seguir en la vida: el de la Naturaleza y el de lo Divino. Debes elegir cual vas a seguir. Lo Divino no busca agradarse a sí mismo, acepta ser desairado, olvidado, no agrada. Acepta los insultos y las heridas. La Naturaleza sólo busca agradarse a sí misma y conseguir que otros la agraden... Encuentra razones para ser infeliz cuando todo el mundo que la rodea resplandece y el amor sonríe a través de todas las cosas. Nos enseñaron que nadie que amara el camino de lo Divino acabaría mal. Yo te seré fiel, no importa lo que me suceda…”. Terrence Malick es una “rara avis”. En plena época donde la mercadotecnia es el único sentido cinematográfico el director tejano representa el alma, la vida y la originalidad en forma de celuloide. Malick elige el camino de la gracia y lo divino en su último filme, El árbol de la vida (The Tree of Life, 2011).

    Alejada de cualquier tipo de convencionalismo, la filmografía de Malick ha mantenido una estrecha relación con la naturaleza y el espíritu humano. Desde Malas tierras (Badlands, 1973) hasta El nuevo mundo (The New World, 2005), pasando por Días del cielo (Days of Heaven, 1978) y La delgada línea roja (The Thin Red Line, 1998) han tratado el estrecho vínculo entre alma y natura. Esta escueta carrera le ha valido la consideración de director de culto. Cada filme con su firma representa el lado pictórico del cine, ese que desnuda al hombre, su esencia inherente, la luz interna que delimita su camino. Una experiencia extra-cinematográfica reflejo de una personalidad arraigada en la sombra, fuera del foco mediático y donde cada sutil y elaborado trabajo está provisto de un halo místico y personal. Algo que en El árbol de la vida, ganadora de la Palma de Oro del pasado festival de Cannes, se eleva a la máxima potencia.

    Un proyecto cuya gestación alcanza tono autorreferencial. Ya desde su etapa universitaria, como estudiante de filosofía en Harvard, Terrence Malick se acercó a los conceptos del origen del mundo con autores como Soren Kierkegaard (1813-1855) y Martin Heidegger (1889-1976). Pensadores muy presentes en el mensaje de El árbol de la vida. Un mensaje moldeado con la propia experiencia personal de su director. Un emotivo retrato familiar que nos traslada a las cuestiones y dudas planteadas en la niñez y que en la etapa adulta tienen pragmática respuesta. Dejando a un lado la presunta religiosidad del filme, conjunción evidente (casi obligada) con cualquier trama sobre el nacimiento del espíritu, El árbol de la vida es una elegía, llena de bella retórica, sobre la existencia de la existencia.

    El árbol de la vida - The Tree of Life


        El comienzo del metraje nos remite al anterior filme de Malick, El nuevo mundo, una maravillosa fábula sobre el amor y la naturaleza que tuvo un silencioso paso por las carteleras del planeta. Desde el umbral de una cabaña se vislumbra una mirada a la vida, un vistazo a los recuerdos y la nostalgia, a todos los sentimientos bondadosos y etéreos que siempre acompañan. Un prólogo que da a lugar a un enorme torrente visual, pleno en imágenes evocadoras que trasladan al espectador al comienzo de los tiempos. Un virtuoso carrusel de instantáneas que golpean con vehemencia el iris y que atrapan con un aura de misticismo poco proclive en las artes contemporáneas. Una plasticidad inalcanzable gracias al talentoso trabajo del operador Emmanuel Lubezki y el compositor Alexandre Desplat (y todas las piezas clásicas que lo complementan). Magia hecha cine que, pese a su exultante pretenciosidad y complejidad, encuentra su verdadero valor cuanto mayor sea el nivel de atención.

    Un primer segmento que jamás encontrará la unanimidad del público y que explica con clarividencia el alma de la obra de Terrence Malick. Una primera parte que parece un eco de la obra del nombrado Kierkegaard, “Etapas del camino de la vida” (Stadier paa Livets Vei), y sus tratados sobre el existencialismo, tendencia clave en el pensamiento filosófico del siglo XIX europeo. Como ocurre en numerosas ocasiones, la complejidad provoca confusión y, con ésta, la posible divergencia con el segundo tramo de El árbol de la vida. Un barroco lienzo sobre la infancia tratado con una elegancia y detalle nunca reflejado de este modo en treinta y cinco milímetros. Si la primera fracción del largometraje se gana a una maravillada retina, la segunda golpea directamente a la memoria y al corazón.

    El árbol de la vida - The Tree of Life


            La dualidad presentada en la cita del primer párrafo de este artículo toma forma corpórea. La gracia con el rostro de Jessica Chastain, como entregada y generosa figura materna; la naturaleza con los rígidos valores personalizados por Brad Pitt cómo silueta paterna. Todo en el seno de una familia donde sus pequeños integrantes van descubriendo cómo es la vida, cómo son los sentimientos, que supone crecer. Un retorno a la puericia, a ese recuerdo imborrable que jamás nos abandona, el mismo que anhelamos cuando todo se torna en oscuridad. Sin duda alguna, un hilo central que merece todos los elogios y que tiene una capacidad evocadora inigualable. Un justo premio para mentes avezadas que han sido atraídos por el potente magnetismo de la narrativa del cineasta nacido en Waco (Texas).

    El filme supone una semilla para nuestra mente, la misma que tocó la imaginación (allá por los años setenta con ese pequeño embrión llamado Q --primera aproximación a El árbol de la vida--) de este autor, impertérrito ante el alocado ritmo cinematográfico actual. Un director que desafía las leyes marcadas y nos invita a un viaje a nuestro interior a través del sendero de la nostalgia. El árbol de la vida concluye con una metáfora que recoge toda la esencia proyectada en estas cortas dos horas y media de metraje. La vida no es nada sin la muerte. Es el camino donde los recuerdos son un fiel acompañante. No somos nada sin ellos. Sea el camino de lo natural o de lo divino el elegido, nuestro espíritu es nuestra experiencia. Manténgase abiertos, sean fieles a sí mismos.

    ¿Cuándo tocaste mi corazón por primera vez?

    Emilio Luna.
    editorial.

    Lo mejor| Impresionante despliegue técnico. La dirección de Malick.

    Lo peor| Se pierde su mensaje por momentos. Pese a su originalidad pudiera ser considerada una obra menor del autor de Malas Tierras.

    Puntuación| 8.8/10

    El árbol de la vida - The Tree of Life poster
    Nuestras derrotas
    Valencia

    32 comentarios:

    1. Ya se estaba esperando tu critica jeje, y pues nada, excelente como siempre. Yo creo que el film nos ha brindado un verdadero festín de interpretciones y lecturas diferentes, cada uno lo concibe de la manera que más considera posible. El film es una exploración magistral sobre la vida y la creación, y nos habla a la vez de la muerte y la destrucción. Es un tema tan profundo y como señalas excelentemente dirigido.
      De las 3 peliculas que he visto de Malick es la mejor.
      Un abrazo Milo.

      ResponderEliminar
    2. La voy a ver, que seguí ya tu consejo con Malick y lo disfruté mucho. Espero que la experiencia sea igual de buena.
      Besotes!!!

      ResponderEliminar
    3. Excelente crítica. Una de las que más he esperado, creo habértelo dicho. Nos tenías bastante ansiosos. Y estoy muy de acuerdo en prácticamente todo lo que decís.
      Impactante.

      A diferencia de otros casos, en los que suelo guardarme alguna impresión inédita (aunque a nadie interese, siempre me la doy de divo y digo algo que nunca he dicho..), acá ya he dicho todo.

      El final, espectacular.

      Saludos.

      ResponderEliminar
    4. Por fin llegó!! Y claro, no tengo nada en contra de tu crítica porque estoy totalmente a favor de todo lo leído...
      Bueno sí, quizás eso de que sea considerada una obra menor de Malick... Creo que es la mas grande con creces (sí, se que tu favorita es el Nuevo Mundo).

      Y otra errata he visto en tu crítica (siento ser tan negativo, pero yo la considero una obra maestra absoluta) y es esa nota tan fea que rima con xoxo... 8.8...
      Ponle un 10 como Dios manda hombre!! jajaja.

      Si, reitero todo lo que has dicho. Tu punto de vista, la forma de ver esa gracia, esa naturaleza... opino igual, ya lo sabes.
      De las mejores críticas que he leído sobre esta majestuosidad.
      Se ha hecho de desear... Un abrazo brother!!!

      ResponderEliminar
    5. Bien. yo también voy cerrando el año con las películas de un 2011 realmente inspirado a nivel de actuación y dirección.

      ResponderEliminar
    6. Te hiciste esperar... No veía las horas de conocer tu punto de vista sobre el último trabajo de Malick. Que decir? has realizado una estupenda crítica, concuerdo contigo en casi todos los puntos. Lo sabes que para mí es una película sumamente importante, una de las mejores del maestro, se puede posicionar junto a "Badlands" y "The Thin Red Line", sus obras maestras.
      La semana pasada compré el blu-ray y aún estoy esperando el momento adecuado, por no decir perfecto, para poder revisionarla.

      Un abbraccio e tanti saluti Emilio!!!

      ResponderEliminar
    7. ¡Muy buenas!

      Pues por fin la crítica. Y he de decir que estoy de acuerdo con ella. Reconozco que "El Árbol de la Vida" es la primera película de Malick que he visto: y todo su segundo tramo me pareció, si me permites utilizar el mismo término que tú, 'magnético'; Malick manejaba tan bien la cercanía con los acontecimientos y los actores y conseguía unas escenas tan detallistas y tan irrelevantes en principio que, finalmente, tejía un impresionante tapiz que muestra la vida tal y como es. Nunca he visto en el cine un tratamiento de la vida tan realista, cercano y, sobre todo, natural: Malick parece que está filmando las cosas tal y como son, y extrae unas actuaciones portentosas de todo el reparto, que están tan cómodos en sus papeles que no parecen ni siquiera actuaciones. Aparte, las imágenes me parecieron sublimes, auténticas obras de arte.

      Pero el problema que le vi a la película es que sufre mucho en su cohesión. Es decir, tenemos tres segmentos en la historia: origen del universo, historia de Jack y desenlace. Y se supone que las tres están unidas; y yo me doy cuenta de que es así... pero Malick no termina de rematar la faena. Quiero decir que la parte del origen del Universo, aunque fuese una delicia para la vista y el oído (qué música, madre mía), no conecta con la parte siguiente: y sé que Malick quería contar algo como "el universo es una sucesión de pequeñas casualidades que acaban por permitir, como un milagro, que dos personas se conociesen y, de ellas, naciese Jack". Pero no termina de encajar.

      Lo mismo pasa con el desenlace, ya demasiado metafórico, y que a mi gusto rompe con toda la excepcional parte anterior. No veo una "catarsis", una conclusión a la historia que Malick ha contado: sabemos ya por qué Jack se siente vacío, las causas (una infancia dura y la muerte del hermano), pero cuando Malick debería culminar todo ese drama... viene con escenas imposibles que no llegué a comprender. Tal vez en un nuevo visionado tenga más suerte.

      Aparte, salí del cine con una confusión enorme, y ya no sé si es que Malick no quería contar una historia, o sí quería pero de un modo radicalmente nuevo. Aparte, todo el mensaje religioso de la película (nada implícito, por mucho que haya quien diga que es así) me sobró muchísimo: pero porque no estoy yo ahora mismo para ello, la verdad.

      En resumen: inclasificable. No sé si Malick es un genio sensible o un prepotente. No sé si esto es una narración coherente o una sucesión de imágenes inconexas. Pero sí aseguro que "El Árbol de la Vida" me ha impactado mucho.

      ¡Un saludo, y gracias por la crítica! ;-)

      ResponderEliminar
    8. Hola Emilio, yo me he visto toda la filmografía de Malick y para ser sincero sólo me ha gustado "La Delgada Línea Roja" (obra maestra total). Me temo que en "El Árbol de la Vida" Malick vuelva a pasarse con los pasajes contemplativos y las machaconas voces en off que tanto me saturaron en "Malas Tierras", "Días de Cielo" y "El Nuevo Mundo". Aún así ya tengo decidido verla desde hace un tiempo, esperaré a que salga en dvd.

      Un abrazo

      ResponderEliminar
    9. Tu crítica me dice que es una peli que hay que ver sí o sí.

      Y si, la vida no es nada sin la muerte, algo así como lo de vivir de muerte, morir de vida.

      Saludotes, primo.Muchos.

      (Dónde es que uno puede quedarse aquí??)

      ResponderEliminar
    10. También me gustó mucho, me hizo reconciderar a Malick hasta admirarlo actualmente ya que antes no le tenía mucha curiosidad, una película reflexiva y trasgresora para los tiempos en que se opta por ser agnóstico, en que como bien has dicho medita sobre la vida, la muerte, sobre la creación y la trascendencia. Estupendo filme pleno de estética, filosofía, misticismo y humanidad. Muy merecido el premio en Cannes. Un abrazo.

      Mario.

      ResponderEliminar
    11. Me ha hecho gracia lo de obra menor. Si esta es menor, cuando haga la mayor nos cagamos, ja,ja. Yo reitero que la película me interesa, me parece de aplaudir en el panorama cinematográfico actual, pero me satura, pese a sus buenos momentos. Y no puedo evitar pensar que a Malick se le escapa de las manos debido a su tremendo ego y a su querer abarcarlo todo que termina por desordenar sus ideas, incluso hasta su extraño montaje. Merec la pena, pero no me apasiona. Por cierto, no entiendo donde hacerme seguidor de tu blog. Dímelo, porfa. Un abrazo.

      ResponderEliminar
    12. La pelicula por algun motivo, no llego a gustarme. Aunque visto lo que leo por aqui y en otros sitios. Habra que volver a verla, quizas no era el momento adecuado cuando la vi. Saludos y muy buena entrada, que me hara revisionarla

      ResponderEliminar
    13. Sólo se encuentran buenas o malas opiniones sobre esta película, no hay opiniones intermedias, por decirlo así.
      Por lo que he leído y visto, pienso que no me gustará.
      Un saludo.

      ResponderEliminar
    14. Una gamba le dice a otra:
      -¿Que te pasa te veo preocupada?
      y la otra le dice:
      -Es que ayer mi madre fue a un coctel y todavia no a vuelto.

      jejeje siento el off-topic
      puedes encontrarme en el post de Aquellos maravillosos años :)

      ResponderEliminar
    15. Tu crítica y tu forma de expresarte de forma escrita es tan bella como la obra de TM que acabas de reseñar. :) Saludos!

      ResponderEliminar
    16. Muchas gracias DANI, como a muchos que nos gustó esta película nos dejó algo atontados con muchas ideas pero de complicado paso al papel. Al menos sin caer en lo tópico.

      The Tree of Life va ganar con el paso del tiempo y se convertirá en un 2001 sin lugar a dudas. La parte central es maravillosa. No creo que exista una descripción familiar como esta.

      Pues para mí, y fíjate del nivel que hablamos, es la "que menos me ha gustado" junto a Dias del Cielo. Considero a Malas Tierras una obra maestra.

      Un abrazo amigo!

      ResponderEliminar
    17. Aquí te aviso Margari, aunque tiene algún paralelismo, la temática natural por ejemplo, poco tiene que ver con El Nuevo Mundo. El árbol de la vida puede ser lo más alejado a una película convencional que hayas visto en tu vida. Pero si a alguien le puede gustar...esa eres tu.

      Un beso!

      ResponderEliminar
    18. Muchas gracias RODRIGO, me he hecho esperar y no se si ha valido la pena pero al menos me he quitado ese peso de encima en forma de ideas. No es fácil hablar de Malick.

      Significa mucho esta opinión amigo. Muchas gracias.

      ResponderEliminar
    19. Es que esa última frase en "LO PEOR", me va a pasar factura (;)DANI. Es una reflexión a nivel general. Algo que surgió no tras verla si no hablarlo con una persona que considero experta en el tema. A mi me encanta El Nuevo Mundo, que si es una obra menor de Malick, pero creo que en comparación con La Delgada Línea Roja y, sobre todo, Malas Tierras (obra maestra) pudiera ser tildada así.

      Si lees cosillas no sólo en la crítica más tradicional y en sectores literarios y culturales. Le tienen una gran consideración, pero también se piensa que es un experimento. Quitarse esa calificación no le será fácil, por ello mi frase final. El tiempo dirá.

      Sobre la nota, ya me conoces, pero te aviso es la segunda mejor nota dada este año. La primera es Blue Valentine con un 9. Durante estos dos meses desde su estreno ha cambiado ha pasado del 9 al 8. Al final quedó esa. Probablemente si la hubiera escrito dos meses más tarde hubiera sido de más de un nueve. Aunque no es nada importante.

      Muchas gracias amigo, en parte, esta crítica está dedicada a tí y todas esas personas con esa enorme sensibilidad para saber apreciar lo bueno.

      Un abrazo.

      ResponderEliminar
    20. Espero que te haya gustado la película, DAVID C. Un abrazo!!

      ResponderEliminar
    21. GIANCARLO, ya sabes lo que pienso de tu visión sobre El Árbol de la Vida. A mi me gustó muchísimo aunque pienso que está un poquito por debajo que las películas que nombras. Malas Tierras es una maravilla.

      En el lado personal me encanta El nuevo mundo, de hecho todos los filmes de Malick me parecen notables.

      Ha costado pero llegó, me apetecía escribir algo desde dentro e intentar abstraerme del estreno. No lo he conseguido del todo pero siento algo más ligero despues de soltar mi opinión.

      Muchísimas gracias. Tanti Saluti. Un abrazo friend!

      ResponderEliminar
    22. Gracias REVEN, por tu excelente comentario.

      Yo he visto toda su filmografía, ningún mérito ya que sólo son cinco, y la manera de desgranar lo cotidiano por Malick es muy difícil de ver en otro autor. Es lo más parecido a un artista que tenemos en el cine actual. El segundo tramo es maravilloso, si tuviera que darle una calificación sería de 11. Jamás nos han ofrecido un retrato familiar de esa manera. Va directo a nuestra memoria.

      Estoy de acuerdo con tu segundo párrafo. Tras su visionado puedes quedar muy satisfecho de todo lo visto pero puede que tu primer pensamiento sea "un poco frívola la parte inicial" Más que falta de cohesión es que en comparación con el segmento central el resto decae un pelín. Eso sí la retórica y la belleza poética que desprende son innegables.

      Yo la he visto dos veces Reven y te digo que tu interpretación puede ser muy variable. Realmente es muy abierto el epílogo. No es fácil y lo fácil es caer en la temática místico-religioso, algo de lo que por otra parte es inseparable.

      Es su historia, creo tiene un tono autorreferencial. Si ves Malas Tierras algo tiene de El árbol de la vida. Creo que es un germen que tenía este hombre en su mente durante décadas y que ahora nos lo ha trasladado a nosotros.

      Me quedo con "genio sensible" y te recomiendo el resto de obras de su carrera. Creo que te van a gustar mucho.

      Muchas gracias cacereño!Un abrazo!

      ResponderEliminar
    23. EL BUENO DE CUTTLAS, pues si te saturó Malas Tierras creo que El árbol de la vida te puede llegar a desesperar. La parte central del filme es de lo mejor que he visto en muchos años.

      Eso sí, pienso que tanto Malas Tierras como La Delgada Línea Roja son películas superiores.

      Un abrazo Mr. Cuttlas gracias por pasarte!

      ResponderEliminar
    24. Luna, muchas gracias, puede que te guste el filme por temática y poesía aunque te aviso que es realmente denso...cómo mi crítica (;).

      Para quedarse por aquí, mire en las entradas individuales para otra visita. Muchas gracias de verdad, que bueno es tener familia jaja.

      Besos!

      ResponderEliminar
    25. Mario, debes echar un vistazo a toda su filmografía. El árbol de la vida es sólo la punta del iceberg del estilo y las ideas de un hombre que lucha contra el tiempo y las modas.

      Además de su premio en Cannes, me gustaría verlo en los Óscars nominado a mejor película. No lo tendrá fácil.

      Un abrazo!

      ResponderEliminar
    26. Tienes que ver las otras películas DAVID. Cómo añadía en el comentario a DANTE, es más el halo que está dejando el filme. De tono experimental. Personalmente prefiero Malas Tierras o La Delgada Línea Roja. Considerada menor es El nuevo mundo que es un filme que me vuelve loco.

      El tiempo dirá que categoría tiene esta cinta. Para mí, una gran película, pero inferior a otras. La pondría a la altura de Días del Cielo.

      Es abrumadora te guste, te disguste o te deje frío. A mi lo que me enamora es el tema familiar. De difícil tratamiento y resultado magistral. Cómo un todo tiene elementos cuestionables aunque eso va en gustos, en sensaciones.

      Un abrazo David.

      Pd: ya te lo expliqué en los facebook comments.

      ResponderEliminar
    27. Dale una oportunidad Manderly, aunque hay que avisar que su visionado no es del todo fácil. Prueba de ello es la enorme polémica a su paso por los cines de este país!

      Un abrazo!Muchas gracias por pasarte!

      ResponderEliminar
    28. PLARED, muchas gracias. Pues, el ánimo es importante, más que nunca en este caso, para verla. Es una película compleja que en su parte central debe ser evocadora. Si ésto falla poco se puede hacer entonces.

      Un abrazo amigo!

      ResponderEliminar
    29. Jaja!Javi, tu y tus ocurrencias. Me gustaría ver tu cara al ver El árbol de la vida. Ojo, que lo mismo te gusta. La parte inicial sobre todo. Ya te leí en Aquellos Maravillosos Años. Que buenos tiempos.

      Un abrazo men!Espero que todo bien por la capital!

      ResponderEliminar
    30. Muchísimas gracias HALBERT. Viniendo de vos que más puedo decir que dar las gracias. Un placer tenerlo también como lector.

      Es la gran película de la temporada. Sin duda alguna.

      Un abrazo grande!

      ResponderEliminar
    31. Emilio, realmente muy buena la película y como tú dices, en la parte central se encuentra lo mejor.

      ResponderEliminar
    32. Es una maravillosa, y, sobre todo, algo original. Estoy seguro que con todo el cine que has visto tanto clásico como actual nunca habías visto algo así. Es lo más cercano al arte que ha estado el cine.

      Un abrazo David. Gracias de nuevo.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    Cineclub