Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Frances Ha

    Frances Ha
    crítica de Frances Ha | Noah Baumbach, 2012.
    sección Direccions | Festival Internacional de Cinema D'Autor de Barcelona 2013.

    Frances (Greta Gerwig) vaga por las calles de París. Está desorientada intentando, sin saberlo, buscarse a sí misma. Sueña con dirigir algún día su propia academia de baile, pero la realidad empieza a frustrar unas expectativas hasta hace poco tiempo intactas. Tras un tiempo vagando sin rumbo fijo, su pequeña estancia en la capital francesa propuesta por un amigo no parece surgir demasiado efecto en la difícil tarea de llenar el enorme hueco que ha dejado en su vida la marcha de su amiga Sophie (Mickey Sumner), con quien compartía un piso en Nueva York; y los sueños que ha perseguido a lo largo de su vida cada vez parecen más cuesta arriba. Para Frances, Sophie es mucho más que una compañera de piso. El vacío existencial tras su marcha es la rotura definitiva del cordón umbilical que aun la ataba a una idea de la adolescencia a la que Frances se aferra desesperadamente. Este momento, ubicado más allá de la mitad del metraje y planteado como un punto de fuga que poco tiene de liberador para su personaje central, sin embargo, tiene en su marco espacial algo que parece salirse de los límites de la pantalla. Algo que sumerge sus fotogramas en los románticos terrenos del homenaje y la celebración cinéfila hacia unos referentes que la nueva película de Noah Baumbach parece tener bien claros. Porque si bien es cierto que existe una funcionalidad narrativa en la decisión de ubicar a Frances en un lugar tan evocador y cinematográfico como París (a su vez tan alejado, ajeno y extraño para un personaje sumido en la más profunda melancolía), no lo es menos lo patente que resulta como colofón y culminación al homenaje cinéfilo que Baumbach realiza a una Nouvelle Vague presente en todas y cada una de las imágenes de Frances Ha. Marcadamente referencial, con un blanco y negro tan melancólico como evocador, Baumbach tampoco esconde a otro de los grandes referentes que asoman en el esqueleto fílmico de su última creación y en su puesta en escena dominada por el plano medio y en las ingeniosas y veloces líneas de diálogo que puntean la película no resulta muy difícil reconocer al Woody Allen de los enormes años de Manhattan (1979) o Annie Hall (1977). E incluso a autores tan contemporáneos (y tan en deuda con la propia Novelle Vague) como Léos Carax y su Mala sangre (Mauvais Sang, 1986) a quien se le rinde homenaje explícito (y un tanto caprichoso) en una de las secuencias del filme mientras suena el Modern Love de David Bowie.

    Frances Ha

    Pero más allá del evidente homenaje y el culto a unos cineastas de cabecera para el autor de Una historia de Brooklyn (The Squid and the Whale, 2005), Frances Ha parece concentrar su discurso sobre una recurrente idea presente en algunos diálogos que, nunca de manera casual, se repiten a lo largo del metraje: el miedo a crecer. No es extraño que en más de una ocasión, al ser preguntada por su edad, Frances responda con cierto temor, defendiendo su juventud, a pesar de la clara evidencia (como bien se encargan de remarcarle los que la rodean) de lo que suponen realmente unos 27 años que la sitúan más cerca de los 30 que de los 20. Aceptar lo que conlleva hacerse mayor es aceptar unas responsabilidades de las que el personaje huye desesperadamente (la incapacidad para mantener una relación de pareja mínimamente estable, por ejemplo). Es aceptar el fin de una tardía adolescencia a la que Frances se aferra y resiste desprenderse tras la brecha producida por el nuevo rumbo vital de Sophie. Es aceptar que los sueños de juventud al inicio del camino, empiezan a pasar de largo y las oportunidades se estrechan. Es, en definitiva, el encontronazo con la dura realidad tras el trauma del reconocimiento al fin de los años de plenitud, la llegada repentina de la madurez y la apertura de una nueva etapa de la vida en la que seguir abriendo un camino propio. El amor, la amistad, la pérdida o el miedo al fracaso transitan por un trabajo tan vitalista como desmitificador en el que Baumbach y la propia Greta Gerwig (quien, detrás también de un libreto escrito a dúo junto al propio Baumbach, parece adquirir tanta o igual responsabilidad en el resultado final de uno de esos ejemplos en los que los límites de la autoría aparecen difusos) arrojan una mirada tan libre de tópicos, sensible y desprejuiciada sobre una juventud que parece despertar tarde ante la realidad del mundo adulto, a la deriva, aunque todavía soñadora.

    A eso se aferra Frances. Y por eso Baumbach le ofrece su correspondiente recompensa. Esa condescendencia es quizás el peaje más engorroso por el que atravesar ante una obra que derrocha amor y ternura en el mimoso trazo de sus principales personajes. No en vano es en Frances (y en una estratosférica Greta Gerwig capaz de sugerir de manera tan natural las complejidades de un personaje en tierra de nadie, tan divertida como temerosa y humanamente frágil) sobre quien recae el peso discursivo de un filme tan fresco y visceral como sensible. Tan espontáneo como lúcido. Mientras la ciudad, Nueva York y sus calles como personaje capital (cuyos nombres dividen los capítulos en los que se estructura la película), adquiere una entidad propia que sirve sus barrios y sus edificios, sus lofts y sus parques como marco irrenunciable para que una generación tardíamente destetada, fielmente reflejada, deambule en busca de su lugar en el mundo con la esperanza todavía de esperar lo positivo, siempre que uno salga a buscarlo. ★★★★

    Daniel Jiménez Pulido.
    crítico de cine.

    Estados Unidos, 2012, Frances Ha. Director: Noah Baumbach. Guión: Noah Baumach, Greta Gerwig. Productora: Scott Rudin Productions / RT Features / Pine District Pictures. Presentación: Berlinale 2013 (Panorama). Fotografía: Sam Levy. Intérpretes: Greta Gerwig, Adam Driver, Grace Gummer.

    Frances Ha poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma