Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    HEADHUNTERS (HODEJEGERNE, 2011)

    Critica de Headhunters Headhunters review
    SANGRE FÁCIL
    Headhunters (Hodejegerne, Morten Tyldum, 2011)

    “Me llamo Roger Brown y mido 1’68, no hay que ser psicólogo para entender que esto hay que compensarlo. Mi casa, por ejemplo, vale treinta millones. No me gusta y no puedo permitírmela pero a ella… a ella le encanta.”

    La literatura nórdica de intriga se ha convertido en un subgénero en sí misma. Abrazada por el éxito de la saga ‘Millennium’ de Stieg Larsson, acapara todos los estantes de librerías y grandes almacenes gracias a la aceptación de un lector imantado a la siempre sugerente atmósfera escandinava y también, por qué no decirlo, a un concepto de prosa desabrida y liviana. Excelentes autores como el sueco Henning Mankell o la noruega Karin Fossum, dotados de un don especial para unir el horror con la crónica socio-política, han sido arrastrados por esta corriente que tuvo como despertar a las plumas del tándem Maj Sjöwall–Per Wahlöö, auténticos pioneros del género. Ahora es tiempo de Camilla Läckberg, Åsa Larsson, Kjell Eriksson o el nombrado y difunto Larsson. Un dominio que trasciende más allá de la novela y que a cuentagotas va calando en las artes audiovisuales.

    En un sendero intermedio entre los grupos citados camina Jo Nesbø, escritor oslense que halló el éxito con su sexta obra, ‘La estrella del diablo’ (Marekors, 2003) y que ha forjado una carrera no tan mediática pero igual de productiva que la de sus compañeros de generación. Nesbø, vuelve en este 2012 al primer plano con el motivo del estreno de Headhunters’ (Hodejegerne, Morten Tyldum, 2011), la célebre adaptación cinematográfica de su segundo libro. Con probabilidad, la obra más impersonal de un novelista cuyas letras siempre ha ido ligada al personaje principal de su bibliografía: ‘el inspector Harry Hole’. Un carácter ahora ausente para dejar paso a un thriller con tintes anticapitalistas que nos traslada a un tenso y rítmico juego del ‘cazador cazado’. Tras su estreno en Noruega, ‘Headhunters’ se ha transformado en una mecha portadora de éxito que ha provocado su salto al Atlántico. Ni que decir tiene que los estudios estadounidenses ya han adquirido los derechos pertinentes.

    Y gracias, en buena medida, a los valores enumerados en el primer párrafo, un efectismo tan simple como condescendiente que encaja de pleno en la mente de un espectador ávido de giros e intrigas. Su única pretensión es la de entretener pese a cierta moralina presente en el último tercio de metraje. Mérito de su director, Morten Tyldum, que imprime un ritmo endiablado a la narración y ofrece un trepidante carrusel visual y emocional – que no emocionante –. Un filme de personalidad coloquial que sacude el sistema nervioso sin llegar a almacenarse en la memoria. Un homenaje a esas cintas de suspense de los años ochenta donde la forma siempre se imponía al fondo. Todo articulado sin apenas música, sobre personajes fríos y la particular ambientación que poseen las creaciones del Norte de Europa.
     
    Aksel Hennie Headhunters
    Aksel Hennie es 'Roger Brown', el protagonista de 'Headhunters, de Morten Tyldum
    Desde el prólogo es inevitable la comparativa con el cine de los hermanos Coen, teniendo a ‘Sangre fácil’ (1984) o No es país para viejos’ (2007) como referencias más evidentes. Un miserable sin escrúpulos que ejerce de ladrón de guante blanco para mantener su estatus encuentra la horma de su zapato dentro de un universo cenagoso y frívolo. Todo envuelto en una paradoja, la de un hombre de baja estatura en un país de gigantes, incluida su bella pareja (Synnøve Macody Lund). ‘Roger Brown’, interpretado de manera notable por Aksel Hennie, salta, repta, es golpeado, acuchillado, mordido, inundado en heces y disparado como si de un castigo divino se tratara. Sentencia a un maniquí de complejos y egocentrismo desmedido ejecutada por un ser despiadado (un imponente Nikolaj Coster-Waldau), contratado como verdugo de un complejo – y por momentos incomprensible – movimiento empresarial. Tyldum logra que la difícil empatía con ‘Brown’ no sea un problema y consigue extrapolar el dolor de un arrepentido y machacado protagonista. Entre secuencia y secuencia el espectador se vuelve cómplice. Un simple razonamiento de éste arrojará por la borda del sentido de ‘Headhunters’. Su trama y sus giros, por momentos rozan el despropósito al carecer de plausibilidad. Unas taras narrativas que no debieran emborronar el resultado final. Eso si, si se mira siempre desde el ángulo que otorga su realizador. ‘Headhunters’ es hipérbole, es la pragmática llevada al cine moderno, es un divertimento de otro tiempo adaptado a los nuevos. Una atracción de feria en la gran pantalla.

    Puntuación: 7
    Por Emilio Luna

    Ficha técnica:

    Noruega, 2011. Título original: “Headhunters”. Director: Morten Tyldum. Guión: Lars Gudmestad, Ulf Ryberg (Novela: Jo Nesbø). Productora: Nordisk Film / ARD Degeto Film. Presupuesto: 30.300.000 coronas noruegas. Localizaciones principales: Nittedal, Noruega. Cámara: Arricam ST, Zeiss Master Prime Lenses. Fotografía: John Andreas Andersen. Montaje: Vidar Flataukan. Intérpretes: Aksel Hennie, Synnøve Macody Lund, Nikolaj Coster-Waldau, Joachim Rafaelsen, Gunnar Skramstad Johnsen, Lars Skramstad Johnsen, Signe Tynning, Baard Owe.

    Headhunters poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma