Introduce tu búsqueda

El último verano
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    Cine Alemán Siglo XXI

    CARRIE (BRIAN DE PALMA, 1976)

    Carrie 1976
    'Carrie' (1976), de Brian De Palma.
    EL BAUTISMO DE SANGRE DE STEPHEN KING
    Carrie (Brian De Palma, Estados Unidos, 1976)

    1974, un joven novelista de veintisiete años llamado Stephen King, publica su primera obra, “Carrie”, la escalofriante historia de una adolescente con poderes telequinéticos, acosada por sus compañeros de instituto y sobreprotegida por su fanática madre. Hollywood detectó rápidamente a la gallina de los huevos de oro por lo que en 1976 ya tenían su versión cinematográfica, dirigida por Brian De Palma (New Jersey, 1940). La película, producida por United Artists, costó la modesta cifra de 1,8 millones de dólares. Recaudó casi 39 millones de la misma moneda en Estados Unidos, iniciándose así una rentabilísima y muy prolífica relación entre el autor y el mundo del cine, con la gran mayoría de sus obras adaptadas en las últimas tres décadas. Títulos como “El resplandor” (1980), “Cujo” (1983), “El cementerio viviente” (1989), “Misery” (1990) o “La niebla” (2007) han sido estupendas cintas de terror surgidas de sendas novelas de King.

    Pero vayamos a la película que nos ocupa, “Carrie”, que comienza como un drama en el que la protagonista, una chica tímida y con fama de “rarita” es víctima del bullying en el instituto. Sus compañeras, disfrutan atormentándola y dejándola en ridículo siempre que pueden. Para más inri, vive junto a una madre fanática religiosa, para la que cualquier manifestación de despertar sexual en su hija, implica la más grande de las vergüenzas y una tentación del Diablo.

    El primer gran momento del filme es sin duda, la escena en que Carrie tiene su primera menstruación en las duchas del gimnasio. Su reacción ante un hecho tan natural es de pánico, siendo objeto de burla por parte de sus compañeras, que le lanzan tampones entre risas. Una escena muy impactante, que resume a la perfección cuál es la situación de la joven y su relación con los demás. Brian De Palma es un realizador que siempre se manejado el erotismo y los desnudos femeninos en sus obras con la máxima elegancia. Recordemos “Vestida para matar” (1980), que también se abría con un provocativo plano desnudo de Angie Dickinson (con doble de cuerpo) duchándose. En “Carrie”, estas primeras imágenes sensuales de las muchachas desnudas en las duchas son preciosamente plasmadas por el director de fotografía Mario Tossi y acompañadas por una evocadora partitura de Pino Donaggiono, pero no son más que la calma que precede al estallido de violencia.

    El espectador se solidariza rápidamente con el personaje de Carrie White. Comprende que se trata de una buena chica, poco sociable y atemorizada por las advertencias de su madre sobre los chicos, una víctima de la incomprensión y la crueldad por parte de quienes le rodean. La interpretación de una magnífica Sissy Spacek, que con casi veintisiete años daba vida a una Carrie de dieciseis, es primordial para lograr esta empatía del público con el personaje. Obtuvo una nominación al Óscar a la mejor actriz, mientras la veterana Piper Laurie (recordada por ser la compañera de Paul Newman en “El buscavidas”) lo hacía como actríz secundaria por encarnar el monstruoso papel de la madre, Margaret White. Amy Irving, William Katt, Nancy Allen y John Travolta son algunos de los rostros que dan vida a los acosadores de Carrie, mientras que la única persona que parece entender a la muchacha, conmovida por sus circunstancias, es la Sra. Collins, su profesora de educación física. Este rol es interpretado por Betty Buckley.

    Es en el despacho del director donde se aparecen los primeros síntomas de poder telequinético de Carrie, volcando un cenicero con la mente, enojada porque éste no deja de llamarla Casey en lugar de por su nombre. En la escena siguiente, un niño corre en bicicleta alrededor de unos árboles, y al cruzarse con nuestra protagonista, le grita: ”Carrie la loca, Carrie la loca”. Ella, con una mirada de ira, hace que acabe con sus huesos en el suelo. Estas pequeñas manifestaciones irán en aumento a lo largo del filme, a medida que van complicándose los acontecimientos. Al llegar a casa, el espectador es testigo de la terrible situación familiar de Carrie, al mostrarnos a una madre autoritaria, fanática religiosa y temible, que castiga a su hija por algo tan normal como es haber tenido su primer período. Es magnífico el trabajo de Brandt Gordon en la dirección artística. El ambiente que se respira en ese hogar es claustrofóbico y malsano, con un mobiliario antiguo, proliferación de motivos religiosos y velas purificadoras.

    Carrie Sissi Spacek 1976
    Sissi Spacek es 'Carrie White' en 'Carrie', la primera adaptación de una obra de Stephen King
    Sue (Amy Irving) es el papel antagonista al de Carrie, una muchacha que comienza martirizando a la protagonista, al igual que las demás compañeras. A medida que avanza la historia, su rol va evolucionando hasta compadecerse de Carrie y, en un intento de enmendar errores del pasado, planea una cita perfecta entre su novio Tommy Ross (William Katt) y la joven. La ocasión elegida, el baile de graduación. Pero lo que empieza siendo una noche romántica y novedosa para Carrie, se torna en pesadilla cuando un grupo de chicos maquina una cruel y humillante broma contra ella en pleno apogeo de la ceremonia. Lo que ocurre a partir de ahí pertenece a la antología de los mejores momentos del cine fantástico y de terror de todos los tiempos. Un último acto donde la violencia estalla, la fotografía se tiñe de rojo, la pantalla se parte en dos y Carrie, cubierta de sangre (imagen mítica del género) lleva a cabo su venganza. Las puertas del gimnasio donde se desarrolló el baile se cierran de golpe, dejándoles a todos encerrados con la joven. Mangueras, micrófonos, mobiliario, cualquier objeto se convierte en arma letal contra el personal, controlado por el poder de la mente de Carrie. Toda la secuencia está rodada con un virtuosismo técnico fuera de lo común. Los efectos especiales, la música y el montaje se combinan a la perfección para que el golpe de efecto de esta catarsis sea espectacular. Hasta entonces, “Carrie” había sido un juego de niños. Desde este momento, la película entra de lleno en la pesadilla que Stephen King querría ver plasmada. Y Brian de Palma dilata su clímax, como es muy habitual en su filmografía, concatenando hasta tres momentos espectaculares más:

    SPOILERS

    - Carrie saldando cuentas con Chris y Billy (Nancy Allen y John Travolta, que repetirían con el director en “Impacto”, cinco años después), sus máximos enemigos.

    - Margaret White, atravesada por cuchillos y clavada a la pared en una posición que remite al martirio de San Sebastián. La escena es de una gran intensidad dramática, ya que es la propia Carrie quien acaba con la vida de su progenitora en defensa propia. El momento culmina con una última y devastadora demostración de poder, un suicidio bajo los escombros del que había sido su hogar y cárcel.

    - Como es habitual en el cine de Brian de Palma, la sorpresa final: Sue, que fue la única superviviente de la tragedia, acude a poner unas flores al lugar donde Carrie terminó sus días. De nuevo la música de Pino Damaggio suena relajada y esperanzadora. La fotografía de Tosi es más luminosa que nunca. Parece que Sue ha saldado sus cuentas con la fallecida tras su sincero arrepentimiento. De repente, la mano de Carrie White emerge del suelo y la agarra del brazo. La joven despierta entre gritos y sollozos de una pesadilla. La culpa la perseguirá por siempre…

    FIN DE SPOILERS

    Decididamente, 1976 fue un buen año para el horror y lo sobrenatural, ya que junto a “Carrie” se estrenó otro título de culto, “La profecía” de Richard Donner.

    En 1999, Katt Shea dirigió una tardía secuela titulada “The Rage: Carrie 2”, con la participación de Amy Irving, único nexo de unión con la clásica de 1976. En 2002, Ángela Bettis dio vida a Carrie White en un remake para televisión. Y no será el único, ya que en 2013, Chloë Grace Moretz (la Hit-Girl de “Kick-Ass”) promete ponernos el vello de punta una vez más como la chica telequinética en una nueva versión dirigida por Kimberly Peirce, realizadora de “Boys Don´t Cry” (1999).

    Brian De Palma obtuvo uno de sus mayores éxitos artísticos y comerciales con este filme, aunque después tuvo una carrera más que interesante, con títulos como “La Furia” (1978), intento de prolongar este triunfo con otra historia similar; “Vestida para matar” (1980) y “Doble Cuerpo” (1983), homenajes al cine de Hitchcock; o “Los intocables de Elliot Ness” (1987) y “Mission Impossible” (1996), sus mayores éxitos de taquilla. Mientras tanto, Sissy Spacek se convirtió en una de las mejores actrices de su generación, ganando el Óscar en 1980 por “Quiero ser libre”. También tiene tres Globos de Oro por esa misma película, “Crímenes del corazón” (1986) y “En la habitación” (2001). Dilatada carrera para una intérprete que a ojos del cinéfilo y el amante del terror siempre será Carrie White, una de las imperecederas criaturas del género.

    José Antonio Martín.

    Ficha técnica:

    Estados Unidos, 1976. Título original: “Carrie”. Director: Brian De Palma. Guión: Lawrence D. Cohen (novela: Stephen King). Productora: Redbank Films/United Artists. Presupuesto: 1.800.000 dólares. Recaudación en USA: 33.800.000 dólares. Localización principal: California. Música: Pino Donaggio. Fotografía: Mario Tosi. Montaje: Paul Hirsch. Intérpretes: Sissy Spacek, Piper Laurie, Amy Irving, William Katt, Nancy Allen, John Travolta, Becky Buckley, P. J. Soles.

    Carrie poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Montessori
    Hate songs
    Rosalie
    La chica que sanaba

    Estrenos

    AmourMontessorias neves
    Rosalie

    Streaming

    Amour fou La chica que sanaba Hammarskjold
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas

    Ama gloria Bulle Ogier