Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    Cineclub | Las aventuras del príncipe Achmed (1926)

    Die Abenteuer des Prinzen Achmed

    Magia y cartulinas recortadas

    Las aventuras del príncipe Achmed (Die Abenteuer des Prinzen Achmed, Lotte Reiniger, 1926).

    Considerado el primer largometraje de animación de la historia del cine, Die Abenteuer des Prinzen Achmed, dirigida por la alemana Lotte Reiniger en 1926, es una película de una belleza subyugante, primitiva e inmortal. Realizada en su totalidad con la técnica de siluetas, figuras de cartulina recortadas colocadas sobre diversos fondos y fotografiadas paso a paso para generar movimiento, es una obra maestra rebosante de delicadeza y sentido de la maravilla. Una obra artesanal, una forma de hacer cine de la cual Reiniger fue una pionera. Fascinada por los cuentos de hadas populares, casi todas sus historias las desarrolló en formato de cortometraje: revisiones de cuentos clásicos, recreaciones de fragmentos de óperas o incursiones en el mundo de la fantasía más tradicional. Todo ello atravesado por un emocionante aliento poético, el cual se ve multiplicado por la técnica empleada, un ejemplo magistral de cómo fondo y forma se aúnan para crear una obra única.

    Las aventuras del príncipe Achmed se inspira en los relatos de Las mil y una noches, en ese Oriente de fábula que tantas veces el cine nos ha devuelto de una manera tan sencilla en su narración como aparatosa en su formulación. Puro terreno ficticio en el cual dar rienda suelta a la fantasía en su acepción más escapista, buscando siempre lo maravilloso, lo increíble, fascinar al espectador con historias que beben de lo mítico y la ensoñación antes que de la realidad, por muy imaginada que sea. De esta forma nuestro Príncipe Achmed se verá envuelto en mil aventuras: cabalgará un caballo volador que le llevará a una isla en los dominios de Waq Waq, donde se enamorará de una bella Princesa, Peri Banu, que será raptada por el malvado Hechicero que desea tomar a la hermana de Achmed como esposa; llegará a la lejana China; se enfrentará a los espíritus que mantienen a Peri Banu retenida en Waq Waq; y recibirá la ayuda de Aladino y su Lámpara Maravillosa y una Bruja para luchar contra los malvados espíritus y el aún más malvado Hechicero. Todo envuelto en el brillo deslumbrante de las fascinantes imágenes que Lotte Reiniger consigue crear con su técnica manual, casi de juguete, y como un juguete precioso y mágico veremos esta película con momentos de una belleza casi sobrenatural. Sorprende comprobar cómo en el mundo de fantasía de Reiniger la Bruja fea y contrahecha es un personaje positivo, detentadora de todos los valores del bien y los poderes de la luz, enfrentándose al malvado Hechicero, un hombre violento y ambicioso que solo concibe conseguir el corazón de su amada utilizando la fuerza y el engaño.

    Trabajando prácticamente en solitario, con la ayuda fundamental de su marido Carl Koch (Koch fue colaborador ocasional de Jean Renoir, y fue Renoir quien, antes de trabajar con él, hizo posible el estreno de Las aventuras del príncipe Achmed en París en 1926) en todas las tareas de rodaje (guion, dirección, fotografía, animación de las figuras de cartulina), totalmente ajena a gustos y modas, siguiendo y marcando su camino con una filmografía que se mide por una obra maestra seguida de otra, sumergirse hoy en su mundo es una experiencia arrebatadora y catártica. Es sencillo localizar en la red su cortometraje de 1922 Aschenputtel (Cenicienta), el cual, de entre su majestuoso legado, os recomendamos con fervor: ¡qué forma tan inteligente, original y maravillosa de contar una historia que todos conocemos! Por esto las obras maestras no mueren.


    José Luis Forte
    © Revista EAM / Cáceres


    Ficha técnica
    Alemania, 1926. Título original: Die Abenteuer des Prinzen Achmed. Directora: Lotte Reiniger. Guion: Lotte Reiniger. Productora: Comenius-Film GmbH. Estreno: 2 de julio de 1926. Fotografía: Carl Koch. Música: Wolfgang Zeller. Animadores: Lotte Reiniger y Carl Koch.

    Die Abenteuer des Prinzen Achmed
    Publicidad

    6 comentarios:

    1. Felicitaciones a Forte por su primer post. Muy interesante. No tenía idea de éste film que tan atractivo resultado siendo de los años 20. Muchas gracias por ésta seccion!!

      Saludos!

      ResponderEliminar
    2. Magnífico José Luis, me hablaron por primera vez de esta película el año pasado, en una clase de Ciencias para el mundo contemporáneo y me llamó la atención desde el primer minuto, me profesora hablaba de ella con gran pasión. Hoy he vuelvo a recordar todo aquello gracias a este artículo, fantásticamente escrito. Veré el cortometraje que has dejado en unos minutos, cuando termine de cargar y sn duda tengo una cita pendiente con "Las aventuras del príncipe Achmed".

      ¡Un saludo!

      ResponderEliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      ResponderEliminar
    4. ¡Gracias Criticón! ¡Gracias Bea!

      Estoy muy ilusionado con esta idea del amigo Emilio de traer a "El Antepenúltimo Mohicano" películas antiguas y vuestros comentarios se agradecen infinito. El objetivo de esta sección es recordar películas que tal vez estén un poco olvidadas. Habrá clásicos y rarezas, pero también películas de esas que quizá ni tan siquiera podemos considerar "buenas", pero siempre con la seguridad de que a todos los que aman el cine les llamarán la atención. Seguro que alguna vez, al descubrir una película o al seguir la recomendación de alguien, os habéis llevado una sorpresa y una alegría al encontrar una película que o bien desconocíais o bien no os había interesado hasta ese momento. A mí me ha pasado muchas veces, y nada me gustaría más que conseguir lo mismo con esta serie de comentarios. ¡Espero acertar siempre! Y cuando no, espero también que sepáis disculparme...

      ResponderEliminar
    5. Dani y Bea: gracias por pasaros y comentar. A José Luis lo veréis por aquí todos los miércoles que se puedan hablando de filmes diferentes, clásicos no demasiado conocidos.

      Ya has podido leerlo, a mi me encanta su forma de expresarse. Además en lo personal es un tipo excelente. Voy aprender mucho.

      Conocía a Lotte Reiniger, de leer libros de cine. Jamás habría profundizado en su obra. Es pura magia.

      Las capturas que veis en la publicación son de una película de 1926. Increíble. Merece la pena bucear un poco por la filmografía de esta autora.

      Muchas gracias!Un abrazo fuerte para todos.

      ResponderEliminar
    6. Muy buen artículo, al film lo vi hace poco y realmente es una joyita:
      Me tomaré el atrevimiento de hacer una observación: "Las aventuras del príncipe Achmed" no es el primer largometraje animado sino el tercero luego de "El apóstol" y "Sin dejar rastros", trabajos del realizador ítalo-argentino Quirino Cristiani, de los cuales lamentablemente no quedaron registros.
      Saludos y felicitaciones por el sitio.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    HomeCinema

    BenQ

    Estrenos

    Inéditas

    Festivales

    Ensayos

    Call me by your name