Introduce tu búsqueda

El barco del amor
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    Cine Alemán Siglo XXI

    CENTURION

    LA NOVENA LEGIÓN

    "Entretenida película de aventuras que no marca un hito en el género, pero funciona como película estival gracias a buenas escenas de acción y un carismático protagonista."

    Resulta interesante la carrera que lleva a cuestas el realizador británico, Neil Marshall. Siempre al límite de la serie B, sorprendió a todos con Dog Soldiers en 2002, una original revisión del mito licántropo que se convirtió en cinta de culto. Al igual, que su obra más conocida y relevante, The Descent (2005). Una de las mejores películas del género de terror de la década con una atmósfera angustiante, que le valió a Marshall la fama y grandes expectativas. Expectativas que no cumplió en su tercer largometraje, Doomsday: El Día del Juicio (2008), apocalíptica cinta de aventuras que tuvo muy poca difusión y su mercado se acotó al doméstico y televisivo. Con estas tres películas Marshall se confirmó como uno de los realizadores de género más importante en Europa. Terror, tensión y toques de casquería son las señas de identidad de un director cuya virtud principal es el manejo de ambientes.

    Un aspecto relevante en la filmografía de Marshall, es el papel femenino. Aunque trazada por estereotipos, la mujer es la protagonista de las cintas de Marshall. Si en Dog Soldiers o Doomsday tienen una participación crucial, en The Descent son cuatro mujeres las que se adentran en esa recóndita caverna, donde descubren una tenebrosa realidad. Esta tendencia continúa en su último film, donde la antagonista es la guerrera picta Etain (Olga Kurylenko). Una mujer con sed de venganza que pondrá en jaque a Quintus Días, un valiente soldado romano. Con Etain y Días, Marshall cambia de género en Centurion, un largometraje alejado del peplum habitual y más cercano a la aventura de El Rey Arturo de Antoine Fuqua (2005) o la televisivas Spartacus: Sangre y Arena (2010) y Conor, El Rugido (Roar, 1999).

    Centurion, sitúa la historia sobre la novena legión romana, de la que se eliminó cualquier registro histórico y cuya leyenda habla que fue masacrada por los pictos en Bretaña en el año 117 DC. Este atractivo episodio, sin embargo no tiene demasiada significancia en la trama, que se centra en los sucesos posteriores con la persecución de los supervivientes por la tribu local. Nada más comenzar la proyección, con la llamativo tema central de Ilan Eshkeri, apreciamos que clase de película nos espera. En el inicio de este tipo de producciones, el guión adquiere una regia importancia para que al público le resulte verosímil y se adentre en la aventura. En Centurion, la presentación esta desarrollada de manera azarosa y embarullada, al igual que sus escenas de acción, acercando la trama al aburrimiento y existiendo la posibilidad que el espectador desconecte, insatisfecho ante un guión paupérrimo y bacheado.

    Por suerte, el héroe de Centurion, Quintus Días no lo permite y nos atrapa con un tópico pero adictivo papel. Michael Fassbender, un actor en alza tras Malditos Bastardos, Hunger o Fish Tank, aporta el carisma necesario para liderar a un variopinto grupo de fugitivos que intenta esquivar a la muerte. Una parca que tiene por nombre Etain y que interpreta de manera hierática Olga Kurylenko. Centurion no se separa de lo trivial en todo momento, y tampoco lo pretende, como el resto de la filmografía de Marshall. Tan sólo la interrupción de esta persecución por el encuentro entre Días y Arian (Imogen Poots), logra un acertado respiro que le da un nuevo objetivo al relato. Esta breve relación, es lo más notable un film que lleva el sello grabado de cine evasivo.

    Además de Fassbender, Kurylenko y Poots, por Centurion desfilan Dominic West, Noel Clarke, Liam Cunningham y Ulrich Thomsen que dan cierto empaque a esta producción británica (una de las últimas producciones de UK Film Council). La partitura creada por Eshkeri y la fotografía de Sam McCurdy nos trasladan a la épica y violenta Bretaña, en otro de los aspectos positivos del film. Centurion es un ameno e irregular ejercicio de aventuras, con todo el estilo y defectos de Marshall, que deja un buen sabor de boca gracias a escenas de gran potencia visual y una historia clásica siempre sugerente. Ahora el público es el que decide, al igual que Roma, si mantener en el recuerdo a la novena legión romana.

    Lo Mejor: Michael Fassbender y la etérea aparición de Arian.

    Lo Peor: Falta de presupuesto en las escenas de batalla y un guión sin demasiada profundidad.

    Puntuación: 6/10
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Fuera de temporada
    Descansa en paz
    La patria perdida
    Green Border
    Alternativa Pro
    Alternativa Oficiales
    Fuera de temporada Blondi

    Estrenos

    Green border

    Streaming

    La patria perdida
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas