Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Nominaciones a los premios del Sindicato de Directores (DGA Awards 2016)

    The big short

    Directors Guild Awards (DGA, premios desde 1948, 68ª edición).

    Este año el gremio de directores, probablemente el precursor más importante de cara a los Óscar, por encima incluso del sindicato de actores o productores, ha introducido una nueva categoría, dedicada a las óperas primas. En la misma aparecen nuevos talentos como László Nemes, antiguo ayudante de dirección de Béla Tarr que ha causado sensación con El hijo de Saúl (Saul fia); o Alex Garland, a cargo del sleeper Ex Machina, que el jueves podría ser protagonista en las nominaciones a la estatuilla dorada. Los otros tres nominados son Fernando Coimbra por El lobo detrás de la puerta (O Lobo atrás da Porta), Marielle Heller por The Diary of a Teenage Girl y Joel Edgerton por El regalo (The Gift).

    Pero centrándonos en la categoría principal y tradicional, lo cierto es que se confirman los pronósticos que venían dibujándose estos días, en particular tras los BAFTA, y así coinciden con nuestras predicciones de los cinco directores que también deberían ser nominados al Óscar. Hablamos de Alejandro González Iñárritu con su adaptación de la historia de venganza de Hugh Glass en El renacido (The Revenant), mostrando su gran momento de forma tras Birdman; Tom McCarthy por su retrato de los abusos eclesiásticos en Boston gracias a Spotlight, revelando en ella una sorprendente madurez; Adam McKay por su denuncia sarcástica de la crisis inmobiliaria en La gran apuesta (The Big Short), adaptando su talento cómico a un escenario más trágico; George Miller en su nueva aventura en el desierto con Mad Max: Furia en la carretera (Mad Max: Fury Road), el favorito de la crítica contra todo pronóstico; y finalmente Ridley Scott gracias al blockbuster de ciencia ficción Marte (The Martian), donde se recupera a lo grande de varios fracasos pasados. Lo cierto es que cualquiera de ellos podría ganar, pero tendremos que esperar al 6 de febrero cuando se entreguen estos premios para salir de dudas.

    MEJOR DIRECCIÓN

    Alejandro González Iñárritu por El renacido.
    Tom McCarthy por Spotlight.
    Adam McKay por La gran apuesta.
    George Miller por Mad Max: Furia en la carretera.
    Ridley Scott por Marte.

    MEJOR DIRECCIÓN NOVEL

    Fernando Coimbra por El lobo detrás de la puerta.
    Joel Edgerton por El regalo.
    Alex Garland por Ex Machina.
    Marielle Heller por The Diary of a Teenage Girl.
    László Nemes por El hijo de Saúl.
    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]