Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Sitges 2014 | Día 3. Críticas: 'I Origins', 'Taller Capuchoc', 'Montana', 'Pos eso'

    I Origins

    Miradas metafísicas

    Crónica de la tercera jornada de la 47ª edición del Festival de Sitges

    Aparte del recibimiento matutino de la lluvia, una conocida muy familiar del festival, nuestro tercer día en Sitges despierta con I Origins, la romántica incursión en el fantástico de Mike Cahill, y nos despide con la contundente y muy divertida The Guest, de Adam Wingard, una nueva vuelta a los 80, bajo el prisma de la posmodernidad, que en su resolución parece condensar y transformar unos referentes que resucitan bajo un cementerio de cartón piedra [crítica en EAM]. Entremedias, el posthumor de Taller Capuchoc, lo nuevo de Carlos Paidal y Miguel Noguera frente a la cámara nos dibuja una sonrisa para acabar abandonándonos en la nada, mientras que Montana nos sume en el más profundo de los letargos. Un poco de todo. Así es Sitges.

     I Origins
    I Origins (Mike Cahill, 2014)

    En su acuñación del concepto de cine-ojo, Dziga Vertov argumentaba sobre la superioridad de la máquina frente a lo orgánico. O dicho de otro modo: la perfección de la lente de la cámara y su capacidad por capturar nuevos elementos de la realidad fuera del alcance del ojo humano. Casi como si ésta última fuese capaz de atrapar, en imágenes en movimiento, ese mundo espiritual imperceptible dentro de nuestro plano de realidad. I Origins, la nueva película de Mike Cahill, parece confrontar esta idea si damos una forma mental al contraplano invisible de los ojos en plano detalle con los que se abre la película. El contraplano, en este caso, correspondería a la propia lente de una cámara que establece esa suerte de diálogo entre lo orgánico y lo tecnológico.

    En la película de Cahill, el científico interpretado por Michael Pitt busca desmontar las más profundas creencias religiosas a partir de experimentos que desafían las leyes de la naturaleza. En realidad, no estamos muy lejos de aquello que decía Vertov cuando abrazaba la cámara como herramienta con la que mejorar nuestra capacidad perceptiva. Pero, y he ahí la contradicción, el desafío a Dios es también la puerta para acceder a ese otro plano de realidad que solo puede permitirse el cine. Que el campo de investigación del científico esté centrado en los ojos, no puede ser entonces una coincidencia. El ojo, la mirada y el cine forman un todo indisoluble, porque para existir como tal el cine precisa de la mirada del que mira, pero también del que capta la realidad a través de la lente de la cámara. Al final del camino, la llegada del fantástico es también propiciada a través de una mirada que posibilita la existencia del alma. Porque lo diga Cahill o no, consciente o inconscientemente, el cine termina siendo la herramienta perfecta para intentar rebatir a la propia ciencia. | |

    Estados Unidos, 2014, I Origins. Director: Mike Cahill. Guion: Mike Cahill. Productoras: Verisimilitude / WeWork Studio / Bersin Pictures. Presentación oficial: Festival de Sundance. Premiere europea: Festival de Karlovy Vary. Fotografía: Markus Förderer. Música: Will Bates, Phil Mossman. Reparto: Michael Pitt, Brit Marling, Astrid Bergès-Frisbey, Steven Yeun, Archie Panjabi, Kashish, Cara Seymour, William Mapother, Venida Evans, Ako, Dorien Makhloghi, Charles W. Gray, John Schiumo, Farasha Baylock, Christopher Santamaria, Sebastian Santamaria, Rhonda Ayers, Crystal Anne Dickinson, Venida Evans. Apartado Sitges 2014: SECCIÓN OFICIAL FANTÀSTIC SITGES 47.

    Taller Capuchoc (Carlo Paidal, 2014)
    Taller Capuchoc (Carlo Paidal, 2014)

    La anterior película de Carlo Paidal, Mi loco erasmus, ya parecía construirse sobre una interesante (y suicida) paradoja: valerse de la imposibilidad creativa como fuente de inspiración. En aquella era un realizador audiovisual con la pretensión de realizar un imposible documental sobre los estudiantes de Erasmus. En Taller Capuchoc, su nuevo trabajo, la figura de un escritor que ya no escribe ni quiere hacerse cargo de un taller literario, es la que vertebra una película que da vueltas sobre sí misma. Ese correteo en círculos hacía ninguna parte es, en realidad, la mejor manera de definir el tipo de humor, apegado por lo absurdo y el vaciado del gag, facturado por Los Pioneros del S.XXI. De ese grupo surgen nombres como el propio Paidal, Dídac Alcaraz o, sobretodo, un Miguel Noguera encargado aquí de canalizar el más profundo vacío.

    Perfectos ejemplos del reciente (y fructífero) cine low cost, en el fondo, tanto Mi loco erasmus como Taller Capuchoc, es un cine que también habla de la crisis. La ausencia de narrativa, la repetición y el progresivo vaciado de sus imágenes son, en definitiva, su destino último. Porque incluso la propia nada puede convertirse en la materia prima sobre la que levantar cualquier discurso fílmico que hable sobre el actual estado de las cosas. | ★★ |

    España, 2014, Taller Capuchoc. Director: Carlo Padial. Guion: Carlo Padial. Productora: Los Pioneros del S. XXI. Presentación oficial: Festival de Sitges. Música: Esteban Navarro. Fotografía: Nestor F. Reparto: Miguel Noguera, Xavi Daura, Raquel Salvador, Josep Seguí, Jonathan Kovacs, Clara Rigby Reed, Víctor Parkas, Carla Berrocal, Vince Canalla, Angie Om, Joan Moreno, Jaume Martí. Apartado Sitges 2014: NOVES VISIONS EMERGENTS.

    Montana (Mo Ali, 2014)

    Montana (Mo Ali, 2014)

    Montana parte de una interesante premisa: un adolescente es utilizado como arma vengativa en un mundo violento y despiadado. Este punto de partida podría acercar la segunda película de Mo Ali, a otros retratos de infancias rotas y violadas por el mundo adulto que, por el momento, se han podido ver en este Sitges 2014. Sin ir más lejos, podríamos tomar el ejemplo de ese niño salvaje que en Cub actúa como mano ejecutora de un psicópata nacido de las ruinas de la crisis económica. Sin embargo, nada de eso termina explotándose en un filme tan torpe como falto de personalidad, donde lo efectista prevalece sobre el fondo. Bien sea porque su máximo responsable no sepa (o no quiera) construir unos personajes con una cierta carga psicológica, reducidos a simples estereotipos, o porque prefiera aparcar esto en pos de construir un relato levantado sobre mil y una referencias apenas digeridas. Al final ni siquiera lo efectista termina maquillando un pobre inverosímil thriller de venganza, repleto de situaciones y personajes imposibles, que tiene el dudoso privilegio de estar entre lo peor de los visto hasta ahora en este Sitges 2014. | ★★★ |

    Reino Unido, 2014, Montana. Director: Mo Ali. Guion: Jeremy Sheldon, Peter Lowe. Productoras: Moli Films / Shooting Stars Uniforms. Presentación oficial: Festival de Sitges. Fotografía: Jean-Paul Seresin. Música: Pablo Clements, James Griffith. Reparto: McKell David, Lars Mikkelsen, Michelle Fairley, Ashley Walters, Adam Deacon, Zlatko Buric, Alexandra Weaver, Dominique Tipper, Ryan Oliva, Sarah Mac. Apartado Sitges 2014: SECCIÓN OFICIAL FANTÀSTIC ÒRBITA.

    Pos eso (Samuel Ortí Martí, 2014)

    Pos eso (Samuel Ortí Martí, 2014)

    Samuel Ortí Martí, ha presentado en Sitges Pos eso, su primera película tras del éxito de cortometrajes como Encarna, El ataque de los Kriters asesinos o Vicenta; este último nominado a los Goya. La técnica de Sam y su equipo es la conocida como claymation o plastimación, es decir, una animación stop-motion en la que se emplea plastilina, arcilla o materiales maleables. Producida por Basque Films y Conflictivos Productions, la película ha costado 4 años hacerla y cuenta con las voces de Josema Yuste, Anabel Alonso, Santiago Segura, Carlos Areces, Mariví Bilbao y Álex Angulo. Pos eso nos cuenta la historia de la gran bailaora La Trini quien después de la muerte de su marido, el mejor torero de todos los tiempos, cae en una depresión. Además, tiene que hacer frente al extraño comportamiento de su hijo Damián quien resulta estar poseído y necesitar de la presencia del cura Lenin para un exorcismo.

    La mejor virtud del filme es su carácter referencial hacia la cultura española de los últimos veinte años. Los guiños son descarados y evidentes, así como la crítica que se esconde tras la imagen y el guión. A medida que avanzan los minutos, la atmósfera de terror va aumentando su importancia, compartiendo escena junto a la comedia siempre presente; a modo de guiño a clásicos como Evil Dead o El exorcista. Teñida de humor negro, y en ocasiones grotesco, Pos eso remarca sus virtudes más de forma episódica que en su débil trama global. Aun así, es un agradable divertimento para nostálgicos del cine de terror de los 80. El largometraje, irreverente de principio a fin, también es una demostración que, técnicamente, la animación stop-motion española no tiene nada que envidiar a la internacional. Por Ginebra Bricollé Nadal. | |

    España, 2014, Pos eso. Director: Samuel Ortí Martí. Guion: Samuel Ortí Martí (AKA Sam), Rubén Ontiveros. Productoras: Basque Films / Conflictivos Productions. Presentación oficial: Festival de Sitges. Musica: Aritz Villodas. Fotografía: Nestor De Les. Voces originales: Josema Yuste, Anabel Alonso, Santiago Segura, Carlos Areces, Mariví Bilbao y Álex Angulo. Apartado Sitges 2014: SECCIÓN OFICIAL FANTÀSTIC SITGES 47.

    Daniel Jiménez Pulido
    Enviado especial a la 47ª edición del Festival de Sitges



    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]