Introduce tu búsqueda

El deshielo
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica en Serie | Web Therapy (Temporada 3)

    Web Therapy (Temporada 3)

    ESPONTÁNEA HOJA DE RUTA

    crítica de Web Therapy (2011-) | Temporada 3

    Showtime / 3ª temporada: 10 capítulos. | EEUU, 2013. Creadores: Lisa Kudrow & Don Roos & Dan Bucatinsky. Director: Don Roos. Argumentistas: Lisa Kudrow & Don Roos & Dan Bucatinsky. Reparto: Lisa Kudrow, Dan Bucatinsky, Victor Garber, Jennifer Elise Cox, Michael McDonald, Alan Cumming, Lily Tomlin, Julie Claire, Tim Bagley, Steve Carell, Chelsea Handler, Megan Mullally, Darren Criss, Mae Whitman, Matt LeBlanc, Meg Ryan, Sara Gilbert, Billy Crystal. Fotografía: Julio Macat, Michael Goi. Música: John Swihart.

    Web Therapy nació como web-serie en 2008, cuando L Studio se puso en contacto con la productora de Lisa Kudrow y Dan Bucatinsky, Is or Isn´t Entertainment, para comentarles su disposición a producir alguna idea que tuvieran, interesados como estaban en lanzar alguna web-serie. A Kudrow y Don Roos –marido de Bucatinsky y director fetiche de la actriz- se les ocurrió hacer una serie sobre el mundo web, sobre la inutilidad y las mentiras que afloran en el ciberespacio. Aunque parece que el punto de partida de la serie sea funcionar como reverso cómico de la magnífica En terapia (2008-2010), en realidad es así como nació Fiona Wallice. Magnífico personaje, esta lamentable mujer decide montar un servicio de terapia on-line porque no aguanta oír hablar al resto de personas de sus problemas durante 50 minutos. Por ello, establece una modalidad de terapia de sesiones de 3 minutos con webcam, cuando ni siquiera es una psiquiatra certificada. La serie sigue el modelo de Larry David (2000-) o la española La pecera de Eva (2010-2011) en cuanto que sus escenas surgen de la improvisación de los actores en base a una historia desarrollada con profundidad. Pero Web therapy va más allá de lo que las series ya nombradas proponen, y es que aquí sólo vamos a observar a dos o tres actores hablando. La acción de la serie la mueven los desopilantes encuentros que Fiona mantiene con un amplio abanico de personajes, siempre con un tema común: ella quiere algo y está tratando de conseguirlo.

    Es casi una osadía hacer una serie cuyo único punto de vista es la webcam del ordenador de Fiona. Sin un solo movimiento de cámara. Que consiste en dos personas hablando. Pero es la explosiva combinación de los actores convocados contra la inmensa Lisa Kudrow y la libertad otorgada para bromear sobre cualquier tema lo que mantiene el interés en todo momento. Como comedia es impecable y como experimento sobresaliente. El paso del tiempo hizo que los webisodios fueran cada vez más largos y empezara a nacer una estructura narrativa, con arcos argumentales y personajes periódicos. Era inevitable que los creadores dejaran de inventarse historias autoconclusivas y quisieran dar un poco de contexto a las acciones de Fiona, sin dejar en ningún momento de contar con nuevos y disparatados personajes. En esa tesitura y tras una gloriosa tercera temporada en la web, Showtime les ofreció la posibilidad de adaptar el formato a una televisiva comedia de media hora. Una nueva serie y sin muchos costes para la cadena. Y con el maravilloso regalo de mezclar tomas falsas con los créditos finales. Eso fue en 2011, y desde entonces ambas versiones de Web Therapy se han emitido de manera simultánea, combinando personajes nuevos pero anteriores en la línea temporal (Gina, Putsy).

    Web Therapy (Temporada 3)

    Como en las dos primeras temporadas, sigue teniendo una condición híbrida, combinando escenas rodadas para la serie con los webisodios –excepto los tres que contaban con Jesse Tyler Ferguson, cortados de la serie por problemas de metraje-. Esta tercera tanda es el resultado de casi todos los webisodios de la quinta temporada en Hulu y un cameo de Billy Crystal usado en el desenlace. Nos encontramos con Fiona, divorciada de su marido tras hacerse pública su homosexualidad y perder la posibilidad de aspirar a un puesto en el Congreso. A lo largo de 10 episodios –o 32 webisodios- Fiona interactuará con personajes recurrentes y nuevas adquisiciones, en un primoroso desfile de humor e incorrección que se pasa como un suspiro. El único pero que se puede poner a todo esto es que, dentro de la dinámica imprevisible de la que Web Therapy se alimenta, es muy evidente que en cada historia hay una meta. No sólo que Fiona siempre salga victoriosa, que también, sino que los constantes giros de los que se vale la serie para tener una gran historia general son previsibles. Al menos como ideas, nunca en su desarrollo porque los actores aportan siempre cosas sorprendentes.

    En apenas cinco años la serie se las ha ingeniado para reunir un llamativo grupo de intérpretes dispuestos a entrar en el juego. Y es entendible. Ruedan todas sus escenas en un día, se divierten mucho y pueden hacer y decir lo que quieran siempre y cuando sigan la descripción del personaje. Esta temporada cuenta, por ejemplo, con una recuperada Meg Ryan interpretando a una mujer con Síndrome de Diógenes y obsesión por Kip, el ex-marido de Fiona; con Matt LeBlanc (tercer cameo de un actor de Friends (1994-2004) tras Courteney Cox y David Schwimmer) como un adicto al juego; con Megan Mullally como una compositora de éxito de Broadway; con Chelsea Handler como alguien del pasado de Fiona que viene con sorpresa o con Darren Criss y Mae Whitman como una pareja a distancia on-line. Y unos cuantos nombres más. Todos impecables, hilarantes y ante todo sorprendentes. Y qué decir de los jugadores recurrentes. Dan Bucatinsky, Lily Tomlin como la pasmosa madre de Fiona, Michael McDonald o Jennifer Elise Cox, entre otros, vuelen a ponerse en la piel de miembros importantes en mayor o menor medida de la vida de nuestra egocéntrica protagonista. La mayoría son molestias en su camino a la felicidad. Porque la serie es, al fin y al cabo, su viaje hacia esa esquiva felicidad. Y concluye como acostumbra, con un cliffhanger que pone contra las cuerdas a Fiona. Será un placer verla adaptarse a estas nuevas circunstancias pasando por encima de quien haga falta. ★★★★

    Adrián González Viña
    redacción Sevilla

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania
    Alemania

    Estrenos

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    En nombre de la tierra

    Inéditas

    Rizoma