Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    CINE ESPAÑOL 2011 | MIENTRAS DUERMES

    Crítica de Mientras duermes, de Jaume Balagueró
    ALGUIEN VIGILA TUS SUEÑOS…
    Mientras duermes (Jaume Balagueró, 2011)

    Uno de los nombres propios que más ha hecho por el cine fantástico patrio en los últimos años, Jaume Balagueró puede presumir de poseer una de las filmografías más interesantes y coherentes dentro del panorama actual. Tras su triunfal debut allá por 1999 con la multipremiada Los sin nombre, este realizador catalán ha encadenado un éxito tras otro: Darkness (2002), Frágiles (2005), REC (2007) y su continuación REC 2 (2009), llegando su obra de madurez con la película que hoy ocupa nuestra Sesión doble: Mientras duermes (2011).

    Los thrillers psicológicos que tienen como protagonistas a seres tristes e introvertidos que desarrollan un sentimiento de amor obsesivo hacia otra persona que no les corresponden, no son algo nuevo bajo el sol. El coleccionista (1965) de William Wyler, Misery (1990) de Rob Reiner o Átame (1989) son buenos ejemplos de esta tendencia dentro del género. Lo novedoso del filme de Balagueró es que su protagonista no busca conquistar por todos los medios a la chica de sus sueños. Se trata de un tipo que como él mismo reconoce, no conoce la felicidad, por lo que su única motivación para seguir viviendo es hacer infelices a las personas que le rodean. Luis Tosar, uno de nuestros mejores actores y ganador de tres Goya por Los lunes al sol (2002), Te doy mis ojos (2003) y Celda 211 (2009) encarna a la perfección a César, el portero de un edificio que se dedica a observar con envidia, cada día, la vida de sus inquilinos y elige como víctima de sus maldades a la dulce Clara, una muchacha positiva y alegre contra la que se propone el reto de borrar esa estúpida sonrisa de su cara. Marta Etura es la encargada de dar vida a la infortunada chica. La actriz es un contrapunto luminoso perfecto al tormentoso personaje de Tosar, gracias a su frescura y naturalidad, demostrada en títulos como La vida de nadie (2002) o AzulOscuroCasiNegro (2006). Alberto San Juan cumple con corrección como el novio de Clara, mientras que la veterana Petra Martínez y la niña Iris Almeida dan unas intensas réplicas al mezquino César. Martínez está estupenda en el rol de Verónica, una señora mayor de buen corazón que se convierte en el otro gran objetivo del psicópata, que hará todo lo necesario para minar su buen humor y ganas de vivir. Resulta memorable la cruel parrafada que le suelta a la pobre mujer y que acaba con los ojos de ella llenos de lágrimas. Almeida, por su parte, supone una auténtica revelación como Úrsula, una pequeña vecina de Clara que se dedica a extorsionar a César cuando es testigo de las “visitas” nocturnas de éste a la casa de la joven. Sorprende la madurez de tan precoz actriz, que sale más que airosa de sus difíciles escenas con Tosar. Ciertamente, el apartado interpretativo de Mientras duermes está superado con máxima nota. 

    Marta Etura y Alberto San Juan en Mientras duermes

    El guión de Alberto Marini presenta muchas similitudes con una cinta británica del mismo año, La víctima perfecta, protagonizada por Hilary Swank y Jeffrey Dean Morgan, algo que fue bastante cuestionado en su momento. Hay escenas casi idénticas en ambos filmes, pero es verdad que el de Balagueró le otorga un mayor protagonismo al personaje del villano, haciendo partícipe al espectador de sus maquinaciones y logrando momentos de absoluta incomodidad ante lo que presenciamos en la pantalla. La realización es brillante, con un empaque que en nada tiene que envidiar al cine llegado de Hollywood, gracias a una elegante fotografía de Pablo Rosso. El suspense está perfectamente dosificado, con un ritmo pausado pero que desarrolla una tensión siempre creciente, muy a lo Roman Polanski en La muerte y la doncella, por poner un ejemplo. Pero si la película funciona con la precisión de un reloj es, repito, gracias a la monumental creación del gran Luis Tosar. Las escenas en que se muestra a César escondido bajo la cama de Clara, esperando a que ella se quede dormida para tomar su cuerpo, son sencillamente inquietantes. Por no hablar de las retorcidas visitas que realiza a su madre, postrada en la cama de un hospital, posiblemente los momentos psicológicamente más duros del filme. Se trata de una composición perfecta del mal en estado puro, donde el público jamás podrá sentir la más mínima compasión o empatía por su personaje. De no ser porque el actor ya tenía tres estatuillas, se habría llevado un merecidísimo Goya, por lo que el premio fue a parar a José Coronado por la sobrevaloradísima No habrá paz para los malvados. La de mejor actor fue la única candidatura de esta magnífica película, algo totalmente injusto que se vio parcialmente compensado con sus seis premios Gaudí, incluyendo los de mejor película de habla no catalana, director y actor.

    En definitiva, Mientras duermes puede considerarse la mejor obra de su realizador hasta la fecha, una intriga sutil y aterradora a partes iguales, que busca inquietar y provocar con pequeños detalles, sin recurrir a efectismos innecesarios ni a escenas de violencia explícita (salvo una). Esperamos que tras su cuarta entrega de la sangrienta saga REC, Balagueró vuelva a sorprendernos con un nuevo título que le confirme como el maestro del suspense que sabemos que puede llegar a ser.

    José Antonio Martín.

    España. 2011. Título original: Mientras duermes. Director: Jaume Balagueró. Guión: Alberto Marini. Productora: Filmax. Presupuesto: 5.000.000 euros. Localizaciones: Barcelona. Fotografía: Pablo Rosso. Música: Lucas Vidal. Montaje: Guillermo de la Cal. Intérpretes: Luis Tosar, Marta Etura, Alberto San Juan, Petra Martínez, Iris Almeida, Carlos Lasarte, Amparo Fernández, Roger Morilla.

    Póster de Mientras duermes
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma