Introduce tu búsqueda

El caso Villa Caprice
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    MARY POPPINS (ROBERT STEVENSON, 1964)

    Mary Poppins
    LA NIÑERA MÁGICA DE DISNEY
    Mary Poppins (Robert Stevenson, 1964)

    En una sección donde tratamos de recuperar las películas de entretenimiento de nuestra vida era obligado hacer una parada, tarde o temprano, en la fábrica de sueños más famosa de la Historia del Cine: Disney. Y si hay un título que ha divertido y fascinado durante casi cinco décadas con la misma fuerza del primer día, ese es Mary Poppins (Robert Stevenson, 1964). Prepárense para entrar en un mundo de magia y color en el que todo es posible.

    Un año después de su genial Merlín el Encantador (1963), la productora de Walt Disney llevó a la gran pantalla la adaptación de una serie de libros de la escritora P.L. Travers. La película cuenta cómo en el Londres de 1910, dos hermanos crecen infelices en una familia donde el padre banquero no les demuestra su cariño y la madre pasa los días más preocupada de sus andanzas como defensora de los derechos de la mujer que en pasar tiempo con sus retoños. La rebeldía de los niños hace que las institutrices salgan huyendo una tras otra, hasta que la llegada de una niñera con poderes extraordinarios trae la felicidad y la magia a la vida de todos.

    En la dirección, Robert Stevenson, todo un especialista en cine familiar de la casa, con títulos en su filmografía como Un sabio en las nubes (1961), Mi amigo el fantasma (1968) o La bruja novata (1971). Para el personaje de Mary Poppins se barajaron nombres tan prestigiosos como los de Bette Davis o Ángela Lansbury, pero finalmente recayó en manos de una actriz prácticamente desconocida, Julie Andrews. El mismo Walt Disney la propuso al verla en Broadway protagonizando la obra Camelot. Tuvo buen olfato, ya que Julie estuvo maravillosa como la niñera mágica, logrando un Óscar a la mejor actriz. De esta manera se quitó el mal sabor de boca tras haber sido rechazada para el papel de Eliza Doolittle en la versión cinematográfica de My Fair Lady, que ella misma había interpretado en el teatro. En su lugar, el papel fue a parar a Audrey Hepburn , que tuvo que ser doblada en las escenas de canto. Mary Poppins fue el inicio de una carrera de éxito para Julie Andrews que se confirmó al año siguiente con su papel de monja cantarina en Sonrisas y lágrimas (1965). También brilla con luz propia el inolvidable Dick Van Dyke en el personaje de Bert, un divertido artista callejero que lo mismo actúa como hombre-orquesta, pinta cuadros de tiza en el suelo del parque, vende cometas o se dedica a deshollinar las chimeneas de la ciudad. Van Dyke logra ser el complemento perfecto a Julie Andrews, gracias a sus excelentes aptitudes cómicas y musicales, protagonizando algunos espectaculares números de baile. Este actor protagonizó en 1968 la película Chitty Chitty Bang Bang, que repetía la misma fórmula de cine musical, comedia y fantasía que hizo de Mary Poppins un éxito. David Tomlinson (el profesor Emelius Brown de La bruja novata) y Glynis Johns están formidables como el Sr. y la Sra. Banks, mientras los actores infantiles Karen Dotrice y Matthew Garber resultan los perfectos Jane y Michael a los que tiene que cuidar Mary Poppins. Fue tal la compenetración entre ambos niños, que Robert Stevenson volvió a contar con ellos en otro vehículo familiar de la productora, El abuelo está loco (1967).

    Mary Poppins still

    La enorme repercusión que tuvo esta obra en su momento reside en la perfecta combinación de todos sus ingredientes. En esencia, se trata de un brillantísimo musical, para el que los hermanos Robert y Richard Sherman escribieron unas maravillosas e inolvidables canciones. Temas como Chim Chim Che-ree (ganador del Óscar a la mejor canción), que precede al número de baile más espectacular del filme, el de los deshollinadores en las azoteas repletas de chimeneas, o el Supercalifragilísticoespialidoso que se marca Julie Andrews, siguen siendo inolvidables. A Spoonful of Sugar, la canción con la que Mary Poppins enseña a los niños a recoger su habitación y la mucho más melancólica Feed the Birds, que cuenta la historia de la anciana que vende migas de pan para las palomas en la puerta del Banco donde trabaja el sr. Banks, son otros clásicos del género que no puedo dejar en el tintero. Junto a la ya comentada coreografía de los deshollinadores, destaca otro momento en el que Dick Van Dyke luce sus cualidades danzarinas en compañía de unos pingüinos animados.

    Julie Andrews and Dick Van Dyke, Mary Poppins

    El apartado técnico de Mary Poppins desborda calidad en cada fotograma. Junto a unos decorados majestuosos, capaces de recrear en los estudios Disney de California el Londres de 1910 con todo lujo de detalles, destacan unos efectos especiales primorosos. La interacción de personas de carne y hueso con personajes de dibujos animados en la escena donde los protagonistas se meten en un cuadro dibujado por Bert, es perfecta. La escritora P.L. Travers no estuvo conforme con estos momentos animados pero finalmente, Disney se salió con la suya y acabaron siendo de los más memorables de la cinta. El baile de Bert con los pingüinos camareros, la carrera sobre los caballos de un tiovivo y una improvisada caza del zorro que acaba con el archiconocido tema Supercalifragilísticoespialidoso supusieron una auténtica delicia para el público infantil durante generaciones. El vuelo de Mary Poppins con su paraguas, la habitación de los niños recogiéndose sola al ritmo de A Spoonful of Sugar, el bolso sin fondo de la niñera, capaz de albergar en él percheros, espejos y todo tipo de cosas increibles… la imaginación en este filme no tiene límites. Personajes extravagantes y entrañables como el tío Albert, que permanece flotando en el aire cada vez que le da un ataque de risa o el almirante Boom, que vive en una mansión en forma de barco de guerra y se dedica a dar cañonazos cada hora, contribuyen a enriquecer más la historia con sus divertidas subtramas. Como todo no podía ser de color rosa, la parte “oscura” de la narración pertenece al Banco donde trabaja el sr. Banks. Los jefes y demás trabajadores del edificio se presentan como seres sin escrúpulos, de aspecto huraño y vestidos completamente de negro. El personaje del padre de los niños pasará de ser uno de ellos a redescubrir los placeres de la vida en familia gracias a Mary Poppins. La moraleja que se pretende sacar de este episodio es que se sobrevalora el dinero y demás bienes materiales, cuando lo realmente importante es el amor y la familia. Tratándose de Disney es inevitable que haya quien pueda achacarle un exceso de moralismo y ñoñería, pero es un mal menor dentro de una obra casi perfecta.

    Mary Poppins, Robert Stevenson

    Mary Poppins lleva recaudados hasta día de hoy 102 millones de dólares. Su éxito dio lugar a una serie de filmes que mezclaron personajes reales con animación, tales como La bruja novata, Pedro y el dragón Elliot (1977) o ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988) . En 1964, la escritora Christianna Marca comenzó a escribir una serie de relatos infantiles sobre Nurse Matilda, claramente influenciada por Mary Poppins, ya que su protagonista era igualmente una niñera con poderes mágicos que se dedica a ayudar a familias en problemas. Emma Thompson ha dado vida a este personaje en dos entregas cinematográficas, La niñera mágica (2006) y La niñera mágica y el Big Bang (2010), con resultados aceptables pero lejos del encanto del filme de Disney.

    13 nominaciones a los Óscar (incluyendo mejores película y director) y 5 premios ganados (actriz, banda sonora original, canción, efectos visuales y montaje), son testimonio claro de que la película fue muy apreciada en su momento. Había nacido un clásico instantáneo, una obra imperecedera que seguirá conquistando nuevas audiencias a lo largo de los años. En tiempos de crisis, nada mejor que dejarse envolver por la magia y la música de Mary Poppins para escapar de la dura realidad durante 133 minutos. Y es que, como dice la canción, “con un poco de azúcar, la píldora que os dan…”, pasará mejor.

    José Antonio Martín.

    Mary Poppins flight



    Ficha técnica:

    Estados Unidos. 1964. Título original: Mary Poppins. Director: Robert Stevenson. Guión: Bill Walsh y Don DaGradi (historia: P.L. Travers). Productora: Walt Disney. Presupuesto: 6.000.000 dólares. Localizaciones: California. Música: Richard M. Sherman y Robert B. Sherman. Fotografía: Edward Colman. Montaje: Cotton Warburton. Intérpretes: Julie Andrews, Dick Van Dyke, David Tomlinson, Glynis Johns, Karen Dotrice, Matthew Garber, Hermione Baddeley, Reta Shaw, Elsa Lanchester, Ed Wynn, Reginald Owen, Jane Darwell.

    Mary Poppins fan made poster

    Mary Poppins fan made poster

    Mary Poppins The Musical
    Francisca
    Qué vemos
    Pearl Metamorfosis

    4 comentarios:

    1. Una cosa curiosa es que la autora del libro no estaba muy contenta con la adaptaci. Su personaje, por lo visto, no era tan cariñoso...
      Esta peli estuve viendola un tiempo día sí y día no... El día que no era porque veía El mago de Oz... Las dos unicas pelis que antes quería ver mi hija...
      Y por la anterior entrada, no me atrevo con los fantasmas, que es un poquito miedica. Y prefiero descansar por las noches!
      Besotes!!!

      ResponderEliminar
    2. ¿Día sí, día no? Acabarías del Supercalifragilísticoespialidoso hasta el moño jajaja... siento habértela recordado otra vez. Ya en serio, siempre es un placer verla y es de los musicales clásicos que tienen las canciones menos insufribles. Además, una apuesta segura para que guste a los niños. Un besote!

      ResponderEliminar
    3. La ví de pequeña en el cine Narváez, hoy Renoir y me fascinó.

      ResponderEliminar
    4. Y yo, Anónimo. La vi de muy niño y me enamoré para siempre de esta película. Aunque cumpla 50 años pronto, sigue teniendo esa capacidad de maravillar del primer día. Un saludo.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Francisca

    Streaming

    Qué vemos

    Inéditas