Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    THE PELAYOS (EDUARD CORTÉS, 2012)

    Daniel Brühl protagoniza The Pelayos, basada en hechos reales
    Rodeada de una enorme expectación hace dos semanas se estrenó The Pelayos, una de las producciones estrella de este año para la maltrecha industria cinematográfica española. Primero, por su carácter comercial y lúdico que intenta competir con la poderosa mercadotecnia foránea. Segundo, por su temática. La picaresca como “modus vivendi” en favor del éxito tradicionalmente siempre ha tenido cabida en la filmografía castellana en las últimas cuatro décadas. Enardecer al héroe hecho a si mismo, sin importar la moralidad de sus actos, es una de las improntas del espíritu mediterráneo. Desde Berlanga hasta De la Iglesia, este clásico adalid del pueblo ha sido dibujado o caricaturizado de manera frecuente en nuestro cine.

    El modelo se adapta a las necesidades contemporáneas y del timo o el trapicheo se ha pasado a operaciones a gran escala. Esa es la historia de los Pelayo, una familia que logró la gloria gracias a su pericia en los juegos de azar. Algo que les valió ser repudiados y perseguidos por los grandes casinos del planeta. Una historia real que además converge de lleno con la actualidad del mercado de apuestas y el mundo del casino online.

    Oriol Vila es Marco en The Pelayos, la nueva película de Eduard Cortés
    Apertura en el pasado festival de Málaga – acompañado por una acogida mixta por parte de la crítica asistente – The Pelayos se ampara en una dinámica puesta en escena y un interesante reparto donde destacan los nombres de Daniel Brühl, Lluis Homar, Eduard Fernández, Blanca Suárez y el mediático Miguel Ángel Silvestre. La apuesta – valga la paradoja – parece ganadora en apariencia, sin embargo se queda una fallida conjunción de estereotipos que logra entretener pero se encuentra carente de sustancia alguna.

    Cercana a la mediocridad de películas como 21 Blackjack (Robert Luketic, 2008) y deudora de La cuadrilla de los once de Danny Ocean (Ocean’s Eleven, Lewis Milestone, 1960) y su posterior y glamoroso remake (Steven Soderbergh, 2001), The Pelayos naufraga en su parte dramática ante todo por el desangelado retrato de sus personajes. Sin ningún tipo de carisma y empatía poco importa la evolución de estos y su accidentado caminar por la geografía lúdica mundial. Ese atractivo universo de dados, ruletas, blackjack o tapetes es el único sostén de un filme que puede que tenga los números de su lado (con más de un millón de euros de recaudación en dos semanas) pero no aporta nada más que alimento insustancial a mentes ávidas de desconexión.

    SeparadorPuntuación: 4/10 CINE ESPAÑOL/THRILLER

    Separador
    Publicidad

    4 comentarios:

    1. Amo a Daniel Brühl solo por eso le daria una chance pero 4/10 me hace temer !!
      Besos amigo y que tengas un hermoso finde !

      ResponderEliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      ResponderEliminar
    3. Muchas gracias Marisa por pasarte!A mi me cae muy Brühl, desde Salvador y Goodbye Lenin. No creo que The Pelayos sea un filme para su lucimiento. La historia es muy limitada y poco se puede hacer salvo pasar un buen rato.

      Idem!

      Besitos!

      ResponderEliminar
    4. A nobody's life que he podido leer su comentario en el correo. Hombre es solo mi opinión, bastante subjetiva como la tuya. Me alegro de que a tí te gustara. Esto no es una ciencia exacta.

      Un saludo.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    Panorama

    Clásicos