Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Oscars 2018: «1898. Los últimos de Filipinas», «Abracadabra» y «Verano 1993» lucharán por representar a España


    1898. Los últimos de Filipinas, Abracadabra y Verano 1993 son los finalistas en la lucha por representar a España.

    La suerte está echada. La Academia de Cine ha dado a conocer, a través de su presidenta, Yvonne Blake, los títulos de las tres cintas que competirán por convertirse en la candidata que represente a España en la categoría de mejor película de habla no inglesa en los Oscar de 2018. Tres notables productos, completamente distintos entre sí, que han sido los escogidos entre la cosecha de 42 filmes que se han estrenado en nuestro país entre el 1 de octubre y el 30 de septiembre de 2017. 1898. Los últimos de Filipinas, debut en el largometraje del televisivo Salvador Calvo, parte como la apuesta más ambiciosa. Toda una epopeya histórica, generosa en medios y con rostros en su reparto de la calidad de Luis Tosar, Karra Elejalde, Eduard Fernández o Javier Gutiérrez. Su recepción en taquilla fue buena y la cinta logró 9 nominaciones a los Premios Goya, si bien es cierto que solo se materializó el de mejor vestuario. Aun así, es un tipo de producto vistoso, cuidado hasta el más mínimo detalle y con ese aire de superproducción que puede satisfacer las exigencias de los académicos de Hollywood. Por su parte, la comedia negra Abracadabra podría poner por segunda vez a su director, el confirmadísimo Pablo Berger, dentro de la carrera por el Oscar, después de que su particular versión cañí, muda y en blanco y negro de Blancanieves fuese escogida por la Academia para representar a España en la edición de 2013. Berger vuelve a contar con la magnífica Maribel Verdú como protagonista de una historia que mezcla su habitual costumbrismo con elementos mágicos tales como la hipnosis y las posesiones por espíritus gamberros, en la que también se lucen Antonio de la Torre, José Mota y Josep Maria Pou. El tercer filme que podría dar la campanada el próximo 7 de septiembre (día en el que se hará pública la obra que nos representará) es Verano 1993, la ópera prima de Carla Simón que no ha dejado de acumular maravillosas críticas y galardones tan distinguidos como la Biznaga de Oro a la mejor película en el Festival de Málaga (donde también se alzó con el Premio Feroz de la crítica), Mejor ópera prima y Gran Premio del Jurado Internacional (Sección Generation Kplus) en el Festival de Berlín, o el Premio Écrans Juniors de Cannes. Sin duda, la cinta revelación del cine español de 2017, un pequeño drama intimista sobre cómo afronta una pequeña niña de seis años su primer verano junto a la familia que la adopta tras la muerte de su madre. El cine de autor, sensible y emotivo, encuentra en este título la mejor alternativa para tocar la fibra sensible de los votantes. Sea cual sea la película finalmente escogida, esperemos que el próximo año (que coincidirá con la 90ª edición de los Oscar) sea ese en que España rompa con una maldición que ha hecho que no tengamos representación española entre las cinco nominadas en la categoría desde que Alejandro Amenábar conquistase su dorada estatuilla en 2004 con Mar adentro.
    En cuerpo y alma

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]