Introduce tu búsqueda

  • Cenotafio faraónico.
    «Blade Runner 2049», de Denis Villeneuve.

    Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Cannes 2015 | La islandesa Rams (Hrútar), mejor película de Un Certain Regard

    Rams (Hrútar)

    Islandia también existe

    Palmarés de Un Certain Regard 2015

    Algo que gritan con cada vez más fuerza, refiriéndonos al título de este artículo, autores como Rúnar Rúnarsson, Hafsteinn Gunnar Sigurðsson, Baltasar Kormákur o Benedikt Erlingsson en festivales del último lustro. En un apartado con cineastas como Apichatpong Weerasethakul, Corneliu Porumboiu, Radu Muntean, Roberto Minervini o Naomi Kawase, tiene mucho mérito el triunfo del filme de Grímur Hákonarson. Con el añadido de que la segunda película del cineasta nórdico había pasado bastante desapercibida entre la crítica, reuniendo opiniones no demasiado entusiastas sobre esta historia de amistad con carneros de por medio. Si el año pasado la victoria tuvo a perros como protagonistas gracias a la magiar White God, este año es el macho de la oveja el leitmotiv de una fábula dramática muy en la línea de la laureada De caballos y hombres (2013), del nombrado Benedikt Erlingsson. A destacar las victorias de Kiyoshi Kurosawa (Mejor dirección) y Corneliu Porumboiu (Premio al talento); este último sorprendió al público esta semana con la estupenda The Treasure, una versión contemporánea de Robin Hood que rompe con los habituales axiomas del cine rumano. La filmografía del realizador de Vaslui es toda una oda a la ruptura de patrones. Un cineasta a reivindicar. La cinta de Porumboiu, junto a la de Weerasethakul, Cemetery of Splendour, ha sido, para la mayoría de acreditados, el mejor largometraje de Un Certain Regard. Para finalizar el repaso al palmarés, citar que la croata Zvizdan, historia de amor dividida en tres décadas, se llevó el Premio del Jurado para celebrar su distribución en Francia gracias a Bac Films. Ojalá también tenga hueco en España.

    PREMIO UN CERTAIN REGARD

    Rams (Hrútar) de Grímur Hákonarson (Islandia).

    PREMIO DEL JURADO

    Zvizdan de Dalibor Matanić (Croacia).

    MEJOR DIRECCIÓN

    Kiyoshi Kurosawa por Journey to the Shore (Japón).

    PREMIO UN CERTAIN TALENT

    Comoara (The Treasure) de Corneliu Porumboiu (Rumanía).

    PREMIO ESPECIAL PARA FUTURAS PROMESAS

    Nahid de Ida Panahandeh (Irán) y Masaan de Neeraj Ghaywan (India).


    El jardín

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]