Introduce tu búsqueda

Condeduque
Condeduque Cineteca
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Perlimps

    || Críticas | FICX 2022 | ★★★★☆ |
    Perlimps
    Alê Abreu
    Obrar la magia


    Yago Paris
    Gijón |

    ficha técnica:
    Brasil, 2022. Título original: Perlimps. Director: Alê Abreu. Guion: Alê Abreu. Productores: Laís Bodanzky, Luiz Bolognesi, Ernesto Soto. Productoras: Buriti Filmes, Globo Filmes, Gloob, Sony Pictures Television. Fotografía: -. Música: -. Montaje: -. Reparto: Stênio Garcia, Giulia Benite, Lorenzo Tarantelli.

    En 2013, Alê Abreu alcanzó un importante nivel de reconocimiento a escala mundial gracias a su filme El niño y el mundo. La obra participó en varios festivales, ganó en Annecy y fue nominada al Oscar a la mejor película de animación. En buena medida, los motivos que auparon a la cinta a tales reconocimientos fueron sus dotes como creación artística. La película propone una aproximación a la animación que es poco habitual en el panorama contemporáneo, tan condicionado por la imposición, casi por decreto ley, del 3D realista como estética. Abreu se entrega a la animación más tradicional y sencilla, al lápiz y al papel, con trazos gruesos y visibles, sencillos, que recuerdan a los de un niño. Mediante una estética que juega al amateurismo, y con diseños minimalistas de personajes y escenarios —que en muchas ocasiones quedan en blanco—, el director es capaz de realizar un proceso de condensación simbólica de ideas, que combina temas como la familia y el medioambiente, para desarrollar finalmente un filme de denuncia sobre el destrozo que se está produciendo en su país, Brasil, en el Amazonas.

    Nueve años después llega al Festival Internacional de Cine de Gijón Perlimps (2022), la nueva obra de Abreu. El filme, que se encuadra dentro de la sección Enfants terribles, parece una especie de secuela espiritual de El niño y el mundo, habida cuenta de la temática de la misma. En esta ocasión también estamos ante un filme de denuncia, y, de igual manera, esta se construye a través de una propuesta formal experimental. En esta ocasión, el cineasta cambia la estética del dibujo a lápiz por un ejercicio que imita la pintura al óleo, pero que ha sido desarrollada por ordenador. En este sentido, para comprender mejor en qué consiste Perlimps, resulta más útil, no tanto pensar en la obra previa de Abreu, sino en la filmografía de Rémi Chayé, otro cineasta de animación que ha planteado su filmografía desde lugares alternativos al hegemónico. El autor francés es el responsable de El techo del mundo (2015) y Calamity (2020), dos obras donde el impresionismo es el eje estético que vertebra el relato, y por tanto el peso de la experimentación se coloca en el uso del color, más que en el movimiento o las formas. De esta manera, se desarrolla una propuesta narrativa que expone sus ideas mediante sensaciones, más que mediante acciones, de tal forma que son los colores, sus tonalidades y matices sensoriales, los que llevan la batuta, hasta el punto de que se aleja de representaciones realistas, no ya porque la propuesta estética sea impresionista, sino incluso a nivel de los colores escogidos para representar las formas y objetos.

    El resultado del cine de Rémi Chayé es impactante, y lo que acontece en Perlimps es similar. El autor, de hecho, parece haberse propuesto lograr esta impresión desde el primer momento. La narración abre con un carrusel de colores en sus títulos de crédito, a lo que le sigue la presentación de sus dos personajes protagonistas, Claé y Bruó, dos animales antropomórficos que se localizan en medio de un apabullante bosque de luces y colores. Si bien es cierto que el diseño de los personajes es un tanto limitado, y le pesa el hecho de haber sido desarrollados en 3D, el filme lo compensa con una atención a los fondos. Rodada empleando un extensivo uso de planos generales frontales, con escasa profundidad de campo, los escenarios se convierten, de manera extraoficial, en los verdaderos personajes del relato, que se construye más en torno a sensaciones que a escenas narrativas. A pesar de que el diálogo —o más bien la trifulca— entre los dos personajes es constante, da la impresión de que estos en realidad deambulan por el bosque, sin demasiado propósito, algo que se extiende al propio guion, que, de manera acertada, se desarrolla sin una construcción marcada y protagónica del concepto de escena. Los personajes, por tanto, se comportan como su director, quien prefiere explorar los alucinantes parajes de este universo —en algunos momentos, alucinantes en un sentido literal, como se da en una transición directamente psicodélica— que narrar una historia al uso. Otros aspectos, como la manera en que el paisaje se va transformando, sin que exista una construcción clara del espacio —otra decisión voluntaria e inteligente—, elevan el efecto impresionista.

    Sin embargo, si se tuviera que abordar la trama de Perlimps, lo cierto es que las intenciones están bastante claras: nuevamente se trata de una película de denuncia medioambiental, donde estos dos personajes deben localizar a los seres que dan título al filme para liberarlos de los antagonistas del relato, los gigantes. Estamos, pues, en un mundo mágico, por lo que esta propuesta debe entenderse de manera simbólica, pero la intención de Abreu, quien también escribe el guion, de hablar de los mismos temas que en El niño y el mundo se mantiene intacta. Sin embargo, se observa una gozosa mejoría en su propuesta animadora, donde los colores y las formas se funden —como ocurre en el cine de Chayé, una decisión fundamental para lograr su efecto estético consiste en no dibujarle la línea del contorno a las formas del paisaje— para lograr que lo mágico en realidad solo sea cuestión de belleza: a pesar de que existen elementos incuestionablemente mágicos en este universo, en realidad el bosque es solo un bosque, y es ahí donde el buen hacer del animador logra que la imagen haga el resto, para alucinar al espectador con abstracciones visuales y juegos pictóricos.


    Perlimps, Alê Abreu
    Enfants Terribles FICX 2022.

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Flixolé

    Estrenos

    Flixolé

    Inéditas

    Benediction

    Streaming

    Memoria