Introduce tu búsqueda

La traición de Huda
La fractura Delante de ti
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Declaration (Ariyippu) | #Locarno2022

    || Críticas | Locarno 2022 | ★★★☆☆
    Declaration (Ariyippu)
    Mahesh Narayan​ 🇮🇳
    Mascarillas, guantes y pérdida de identidad


    Ignacio Navarro Mejía
    Locarno (Suiza) |

    ficha técnica:
    India, 2022. Título original: «Ariyippu». Director: Mahesh Narayan. Guion: Mahesh Narayan. Producción: Shebin Backer Productions, Moving Narratives, Udaya Studios. Fotografía: Sanu John Varughese. Música: Sushin Shyam. Reparto: Kunchako Boban, Divya Prabha, Loveleen Mishra, Danish Husain, Kannan Arunachalam, Faisal Malik, Sidharth Bhardwaj, Dimpy Mishra, Kiran Peethambaran, Faizal Malik, Saifudheen E. Duración: 107 minutos.

    Ea primera película presentada a competición en esta edición del festival de Locarno no se puede interpretar como una declaración de intenciones, pese a su propio título, ya que no destacará en un certamen caracterizado por el riesgo en su selección, con propuestas que se anticipan llamativas y chocantes. Sin embargo, sí puede destacar como filme competente, bien interpretado y montado, sin ningún tipo de alarde que pueda distraer de la historia que pretende narrar con el mayor oficio posible. Y es que sospechamos que la mayor parte de la selección jugará en otra liga, para bien o para mal. De hecho, como detalle más significativo, el director artístico del festival, Giona A. Nazzaro, mencionó antes de su premiere que estamos ante la cuarta de este apartado del certamen, en toda su historia, hablada (al menos principalmente) en malabar, uno de los idiomas dominantes en el sur de la India. En otras palabras, para poner de relieve su obligado exotismo, de cara a un público en su mayoría occidental y con ganas de ver cosas nuevas, ha debido recurrir a la lengua, lo cual es algo paradójico porque su falta de comprensión por nuestra parte quedará sorteada con la mera lectura de los subtítulos. Es, en realidad, en el convulso retrato de un matrimonio migrante a Nueva Delhi, desde el estado de Kerala, donde se halla lo más distintivo de Ariyippu. Pero, como decíamos, ese retrato está llevado a la pantalla con un lenguaje, este, muy ortodoxo, común para cualquier tipo de espectador, por lo que la idiosincrasia de la narración no tiene su reflejo en una singularidad de la puesta en escena.

    Universal es también su afectación por el COVID-19, patente no solo en el uso constante de mascarillas por todos los personajes, sino en elementos narrativos, como las bajas por contagio de algunos trabajadores, o incluso en el propio contexto socioeconómico condicionado por la pandemia. La pareja protagonista ha sido contratada en una fábrica de guantes de látex, que son suministrados entre otros clientes a los hospitales. Por ello, los defectos de fabricación que se descubren y que obligan a suspenderla temporalmente tendrán repercusiones directas en su uso médico. Una de las secuencias iniciales de la película nos muestra paso a paso la cadena de montaje de estos guantes, con una edición a su vez precisa, hasta la última fase de comprobación por los empleados. Pero el plano correspondiente, al estar colocada la cámara tras una barra integrante de la maquinaria, no nos deja ver sus caras, sino solo sus manos manipulando estos productos. Este detalle visual es muy acertado porque, por un lado, anticipa el referido uso de mascarillas, que ocultan los rostros, pero, por otro, viene a ilustrar también la consabida deshumanización que históricamente se ha asociado al trabajo en cadena, donde los obreros invisibles están a merced de las imparables necesidades de la máquina. Su director y guionista Mahesh Narayanan quiere recuperar pronto este símbolo, culminante de una secuencia donde el protagonismo no ha recaído en los actores, sino en la fábrica. Es esta visión la que quiere por tanto que marque desde un inicio su historia.

    En cualquier caso, la misma se desarrolla luego como un drama personal, al surgir un conflicto entre el hombre y la mujer como consecuencia de un malentendido resultante de un vídeo comprometedor, grabado en estas instalaciones. En él se ve a una empleada (a la que cuesta identificar por llevar mascarilla) revisando los guantes, y a continuación practicándole una felación a un hombre fuera de campo, al ser el autor del video. Por una filtración de origen sospechoso, todos asumen que la mentada pareja es la que aparece en las imágenes, y sobre esta falsedad se construye todo el dilema de la cinta. Lo forzado de la premisa provoca que ciertas partes del metraje rocen la inverosimilitud, lo cual contrasta con un estilo, como decíamos, muy seco y eficaz, limitado a mostrarnos la sucesión de acontecimientos. Pero el equilibrio perseguido entre estas dos vertientes de la estructura narrativa, la de la intimidad matrimonial resquebrajada y la de su ambiente laboral o, más ampliamente, socioeconómico, no se logra hilar todo lo fino que podría. Hay momentos en que el conjunto recuerda al cine de Asghar Farhadi, por lo intrincado del problema que se plantea, sus varias repercusiones y la atención puesta en los diálogos y las acciones, entre espontáneas y cotidianas, de los personajes. Este referente, con todo, nos exige reconocer que Ariyippu queda un escalón por debajo, precisamente porque se advierte esa voluntad de minuciosa construcción narrativa que, pese a su oficio, no alcanza las cuotas deseadas, por cierta confusión o inmadurez, en suma, por falta de contundencia. ⁜


    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Flixolé
    Benediction

    Estrenos

    Flixolé

    Inéditas

    Benediction

    Streaming

    Memoria