Introduce tu búsqueda

Blondi
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    Cine Alemán Siglo XXI

    Crítica | La última llamada (911. Llamada mortal)

    911. Llamada mortal (The Call)

    NO CUELGUES EL TELÉFONO

    crítica de La última llamada (911. Llamada mortal) (The Call) | The Call, Brad Anderson, 2012

    Brad Anderson se ha labrado en la última década una más que interesante carrera como director de angustiosos thrillers psicológicos, rodados a espaldas de la industria de Hollywood, que se han ganado un lugar de honor entre los aficionados al cine fantástico “con sustancia”. Especialmente Session 9 (2002) y El maquinista (2004), aquella inclasificable pesadilla para la que Christian Bale tuvo que quedarse prácticamente en los huesos. Con 911. Llamada mortal (The Call), su nuevo trabajo, Anderson nos devuelve ese cine de asesinos en serie que pusiera de moda durante los 90 David Fincher con su triunfal Seven (1995) y que tendría una rentable continuación en títulos menores como El coleccionista de amantes (1997) o El coleccionista de huesos (1999). Con unos ajustados 13 millones de dólares, el realizador vuelve a demostrar un absoluto dominio en el manejo de los resortes del suspense y un excelente ritmo que hace que el que su obra sea infaliblemente dinámica durante sus 95 minutos de metraje. También supone una buena oportunidad para que la estupenda Halle Berry vuelva a lucirse interpretativamente tras una larga racha de proyectos mal elegidos –aún intento borrar de mi mente Marea letal (2012), de la que únicamente sacó bueno su relación sentimental con su compañero de reparto Olivier Martínez–.

    911. Llamada mortal (The Call) narra la historia de Jordan, una operadora de la línea de emergencias 911 que se ve obligada a retirarse de su trabajo tras una traumática experiencia con una de las llamadas que atendió, durante la cual fue asesinada una adolescente. Por caprichos del destino, varios meses más tarde se volverá a encontrar en la misma situación cuando recibe la angustiosa llamada de Casey, otra joven que ha sido secuestrada por un asesino en serie y va encerrada en el maletero de un coche rumbo a una muerte segura. Jordan, saltándose todas las normas sobre no involucrarse emocionalmente con las personas que están al otro lado del teléfono, comenzará una carrera a contrarreloj por salvar a la muchacha. El arranque del filme no puede ser más prometedor. Tras una rápida presentación del personaje de Jordan dentro de su entorno laboral, con todas esas incesantes llamadas que buscan ayuda policial o médica, el director entra inmediatamente en materia con la intensa escena del asesinato de la primera víctima del psicópata de turno. Halle Berry está espléndida como pocas veces en los últimos años –muy lejos quedó el Oscar por Monster´s Ball (2001)–, otorgándole al personaje de Jordan una lograda mezcla de fuerza y vulnerabilidad que hace que el espectador se identifique totalmente con su sufrimiento.

    911. Llamada mortal (The Call)

    Desde su silla en el locutorio, establece una considerable buena química con la otra protagonista de la historia, la Casey interpretada con acierto por Abigail Breslin, obligada a actuar durante la mayor parte del metraje en el reducido espacio del maletero del coche de su raptor, algo que recuerda a aquel tour de force interpretativo de Ryan Reynolds en el interior del ataúd de Buried (2010), salvando las distancias. Es precisamente en este (dilatado) tramo durante el que Jordan y Casey permanecen en comunicación vía telefónica donde el filme logra sus mejores momentos de tensión sostenida, sin prestarse a demasiados efectismos baratos ni secuencias de acción innecesarias. Por ello, resulta paradójico que la historia comience a perder fuelle desde el momento en que Jordan se despega de su silla al otro lado del auricular y decide entrar en acción lanzándose al rescate de la chica secuestrada. Desde ese momento, Anderson tira por tierra buena parte de las expectativas creadas con su primera (y muy hitchcockiana) hora de película para sumergirse en los terrenos del típico juego del gato y el ratón que tan buenos resultados le dio a la muy similar (y también estimulante) Cellular (2004), de David R. Ellis.

    No hay que criticar la elección de sus creadores de entregar finalmente un vehículo de suspense de serie B con claras aspiraciones a convertirse en un éxito de taquilla –cosa que ha logrado, con más de 50 millones recaudados solo en USA–, ya que es una muestra palpable de que se puede construir un cine comercial de impecable factura, que no insulte a la inteligencia del espectador, apoyándose más en los diálogos que en lo explícito y, por encima de todo, con un excelente trabajo de sus actores. Gracias a todos estos méritos se le puede perdonar su efectista y poco creíble desenlace, más propio de una entrega de Saw (2004) que del producto elegante y sutil que casi pudo llegar a ser. Lo que queda es, nada más y nada menos, una de las citas más atractivas con el cine de suspense en estado puro de la temporada, de esas que mantienen al público ávido de emociones fuertes con el corazón en un puño de principio a fin, algo que justifica por sí solo el precio de una entrada. ★★★★

    José Antonio Martín.
    crítico de cine.

    Estados Unidos. 2012. Título original: The Call. Director: Brad Anderson. Guión: Richard D´Ovidio. Productora: Graup Entertainment/ Troika Pictures. Localización principal: California. Presupuesto: 13.000.000 dólares. Recaudación en USA: 51.872.378 dólares. Fotografía: Tom Yatsko. Música: John Debney. Montaje: Avi Youabian. Intérpretes: Halle Berry, Abigail Breslin, Morris Chestnut, Michael Eklund, David Otunga, Michael Imperioli, Roma Maffia, José Zúñiga, Justina Machado, Denise Dowse, Ella Rae Peck. 

    911. Llamada mortal (The Call) póster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    La patria perdida
    Green Border
    German Film Fest
    Alternativa Pro
    Alternativa Oficiales
    Green border Alternativa Ofi

    Estrenos

    Alternativa Pro Descansa en paz

    Streaming

    Alternativa OficialesLa patria perdida
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas