Introduce tu búsqueda

Rosalie
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    La chica que sanaba
    Cine Alemán Siglo XXI

    Crítica en Serie | Hannibal (1x03)

    Hannibal 1x03

    EXTRAÑO REMIENDO

    crítica del tercer capítulo de Hannibal, ‘Potage’ (1x03)

    NBC | EEUU, 2013. Director: David Slade. Guión: David Fury & Chris Brancato & Bryan Fuller, en base a una historia de David Fury. Creador: Bryan Fuller. Reparto: Hugh Dancy, Mads Mikkelsen, Laurence Fishburne, Caroline Dhavernas, Scott Thompson, Aaron Abrams, Kacey Rohl, Lara Jean Chorostecki, Vladimir Cubrt, Mark Rendall, Torianna Lee, Holly Deveaux, Severn Thompson. Fotografía: Karim Hussain. Música: Brian Reitzell.

    Abigail Hobbs ha despertado del coma y Jack sospecha que ayudaba a su padre en sus crímenes. Freddie Lounds trata de conseguir la exclusiva mientras Will, Alana y Hannibal observan a la joven mientras se recupera y reintegra en su vida. Las amenazas exteriores no se lo podrán fácil, y menos cuando un nuevo cuerpo aparece.

    Viendo Potage, uno tiene la impresión constante de que no estamos viendo el tercer capítulo sino el segundo. Un poco como si los eventos del capítulo anterior no hubieran sucedido, Abigail despierta del coma exigiendo respuestas. Freddie Lounds, nuestra periodista de tres el cuarto favorita, está ahí para dárselas y conseguir la exclusiva. Jack no se fía de la inocencia de la joven aunque Will defiende su honor, probablemente porque la culpa le corroe y las pesadillas persisten. Para evitar mala praxis, la doctora Alana Bloom es asignada a ayudar a Abigail en su reinserción social. La vuelta una casa llena de recuerdos sangrientos será traumática, mientras aprendemos que Garret Jacob Hobbs daba de comer a su familia la carne de sus víctimas y aprovechaba huesos y demás partes del cuerpo para hacer muebles.

    La primera mitad del capítulo fluye bien, sin trompicones de ritmo ni momentos de desinterés. Pero llega un momento en que los guionistas Fuller, Chris Brancato y David Fury pisan el acelerador en frío. ¿El resultado? Una segunda mitad torpe, deslavazada, donde se presentan dos personajes de manera atropellada -Marissa, mejor amiga de Abigail y Nicholas Boyle, hermano de la joven ensartada en una cornamenta- que serán carne de cañón antes del minuto 40. Y ese es el gran problema de Potage: la prisa por acentuar la maldad de Lecter y su posible complicidad por la familia Hobbs. Abigail pasa bruscamente de la inocencia a la inquietud, y a pesar del buen trabajo de Kacey Rohl y la hermosa paleta de colores que Fuller, Slade dirigiendo, Hussain en la fotografía y el vestuario de Christopher Hargadon componen, los cambios no son creíbles. La inquietud debe ser tratada de mejor forma para que las costuras de un guión a seis manos no se vean. Lo contrario da como resultado un espectador escéptico y un capítulo desnortado. Más pruebas de ello cuando Marissa aparece muerta en la cabaña del bosque de los Hobbs -¿habrá sido Hannibal desviando la atención o la niña de papá practicando en solitario?-, lo que desencadena una demasiado veloz serie de hechos que nos lleva al mediocre último tercio en la casa de la familia Hobbs, con la inutilidad policial funcionando a pleno rendimiento mientras la bloguera Lounds y Nicholas Boyle campan a sus anchas por la escena de un crimen. Abigail mata sin querer a Nicholas y Hannibal interviene al dejar sin conocimiento a Alana para ayudar a Abigail a deshacerse del cuerpo del joven. Hacen un pacto retorcido, donde se revela -inexplicablemente, otra torpeza de guión- que el doctor Lecter hizo la llamada que advirtió al padre caníbal de que la policía iba a por él. Así Abigail sabe algo de él que puede usar como ventaja.

    El asesinato de Marissa es colgado al pobre Nicholas Boyle tras manipular las pruebas de ADN y la joven Abigail es enviada al hospital para recuperarse del shock de ser atacada en su propia casa. Will sufre el ciberacoso de Freddie (la mejor frase del capítulo viene de la pelirroja periodista cuando aclara a Abigail sobre Will: “Cuando dice agente especial quiere decir que no es un agente de verdad”) y la amenaza con enseñarla cuán inestable puede ser. El episodio se cierra con deliberado cripticismo. Abigail escapa en off del hospital (“Se acabó el escalar muros, Abigail”, le dice Lecter) y acaba en la consulta del doctor, donde mantienen una ambigua conversación sobre sus secretos en común. ¿Colaboraba Hannibal con Garret Jacob Hobbs? ¿Ayudaba Abigail a su padre a honrar a sus víctimas aprovechando todo lo que tienen? Las respuestas están en el aire. ★★★★

    Adrián González Viña.
    crítico de cine y series de televisión.

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Hate songs
    La chica que sanaba

    Estrenos

    Hate songs

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas

    Sangre en los labios