Introduce tu búsqueda

Rosalie
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    La chica que sanaba
    Cine Alemán Siglo XXI

    REBELLE (KIM NGUYEN, 2012)

    Crítica de Rebelle (War Witch)
    UNA LUZ EN LA OSCURIDAD TOTAL
    Crítica de Rebelle (War Witch) | Kim Nguyen, 2012

         Las guerrillas y los conflictos armados llevan asolando el continente africano desde hace décadas. Todos estamos familiarizados, sobretodo a través de los medios de comunicación pero también gracias al cine, con los horrores que tienen lugar al sur de nuestro país, por mucho que parezcan de otro mundo. Horrores que arrastran a niños y niñas, que abandonan su pueblo y su familia para luchar en una selva de anarquía e incomprensión. Estos atributos caracterizan por un lado la mentalidad y el comportamiento de los líderes del secuestro, que buscan rebelarse contra el poder establecido, no para instaurar un proyecto alternativo sino simplemente para contrarrestar sus penurias con una violencia liberadora. Pero son sobretodo aquellos huérfanos los que no entienden lo que les ocurre. Deben limitarse a sobrevivir, obedeciendo las órdenes de sus comandantes y quitándole la vida a cualquiera que se interponga, pues no hay lugar para la distinción entre amigos y enemigos. En tal situación no les queda más remedio que encarar esa realidad extrema de dos maneras: sucumbiendo a su inmoralidad, probablemente perdiendo la cordura en el camino, o transformándola en una realidad alternativa, que permita cierta vía de escape.

         La niña en cuestión que protagoniza Rebelle (Canadá, 2012) opta por la segunda opción. Es imposible cerrar los ojos por completo ante la brutalidad que la rodea, incluyendo episodios auténticamente aterradores como cuando, al inicio de la película, la obligan a disparar a sus padres. Pero sí logra hacerle frente, imaginando primero que los muertos cobran vida, y ligándose más tarde a un compañero del grupo que la incita a escapar y a casarse con él. En esta parte del metraje, ambos parecen prácticamente olvidar o superar las miserias que han sufrido, y transcurren así varios episodios que nos resultan aliviadores, tanto para nosotros como para ellos, por su ligereza y su intimidad. Aunque un tercer acto de la película nos devuelve al infierno, su último acto aúna la esperanza y la desesperanza que acertadamente definen una guerra contemplada desde el punto de vista de una niña inocente. Para ello, Kim Nguyen nos mete de lleno en este panorama bélico, íntegramente emplazado en un lugar perdido del África subsahariana, con un estilo ni frívolo ni hiperrealista. La imaginación de la niña da lugar a ciertos paréntesis fantásticos sobre lo que ocurre, y hábiles elipsis o movimientos de cámara permiten sortear una percepción directa de las acciones más chocantes. La banda sonora es marcadamente amena, no excesivamente dramática, y la fotografía es a menudo cálida, algo que se corresponde con la localización de la historia pero que podría haber sido revertido al recaer sobre un tema tan desolador.
     
    Rebelle, de Kim Nguyen
    ADOLESCENCIA EN LA ÁFRICA SUBSAHARIANA | 'Rebelle', de Kim Nguyen

         Sin embargo, como no puede ser de otra forma teniendo en cuenta lo anteriormente señalado, la aventura de esta niña no es precisamente un camino de rosas. El director, también guionista, introduce oportunas escenas altamente conflictivas, como la ya indicada de los padres, para evitar que la película caiga en la ingenuidad o incluso en la inverosimilitud. Los horrores están ahí, por mucho que se adopte otro tipo de perspectiva sobre los mismos, y por mucho que la narración se centre en una relación afectiva y en la forzada maternidad de dicha niña, antes que en ese entorno de caos social y político. Por tanto, hay dos niveles desde los que se puede analizar este filme, que podemos reducir a un enfoque externo, relativo a ese conflicto y cómo se percibe por la protagonista; y a uno interno, fijándose más bien en su desarrollo y sus sensaciones, a menudo independientes o aisladas de aquel contexto. Esto último queda más claro si atendemos a la voz en off de la niña, que ocasionalmente y desde el futuro trata de explicar lo que le ocurre. Aunque a este respecto hay que decir que la narración habría sido más ingeniosa y sutil si hubiese prescindido de este recurso, éste clarifica algunos aspectos centrales del guion, como la importancia que desde el principio cobra la maternidad.

       Esta división tentativa en dos niveles encuentra su correlato en una estructura simétrica, donde la comparación entre las primeras secuencias y las últimas nos ayudan igualmente a entender mejor lo que se nos cuenta. De esta forma, destaca en la secuencia introductoria una sucesión de planos fijos, generales, encuadrando a personas escondidas o medio ocultas entre chabolas y trastos. Esta composición puede interpretarse de distintas maneras, deduciendo que estas personas están muy unidas a su hábitat, o que su vida tiene el mismo valor que las cosas, naturales o artificiales, que las rodean. Teniendo en cuenta lo que ocurre después, ambas interpretaciones pueden ser acertadas. Pese a ello, cuando la protagonista regresa a esta localización, hacia el final del relato, con el propósito de enterrar a sus padres y poner punto y final a uno de los conflictos principales de la trama, el lugar está vacío, no cargado como antes, pero tiene un aire familiar, casi acogedor. Esto de nuevo nos deja entrever la posibilidad de encontrar o de construir algo esperanzador en un marco a priori inhóspito, y más tras haber sufrido una serie de experiencias inhumanas.

    Rebelle, de Kim Nguyen
    REPRESENTANTE DE CANADÁ EN LOS OSCAR 2013 | 'Rebelle', de Kim Nguyen, nominada como mejor filme de habla no inglesa

         En el mismo sentido, si el relato comienza con el desagradable proyecto de dar a luz a un hijo no querido, en un mundo en el que es imposible que tenga un futuro digno, finaliza con la culminación de ese proyecto bajo un prisma mucho más positivo… Conviene con todo no ahondar más en esta comparativa para no revelar por completo la historia y dejar con ganas, antes que fastidiar, a quién tenga pensado ver esta película. Porque en verdad merece la pena. No sin razón ha obtenido un reconocimiento meritorio en el pasado festival de Berlín y ha sido nominada este año para los Oscar en su categoría de mejor película extranjera. Ambos son indicadores manifiestos de la calidad de Rebelle, que podemos atribuir en resumidas cuentas a su capacidad para transmitirnos una visión tan original como coherente de la madurez que exige sobrevivir a la violencia más descarnada.

    Ignacio Navarro.
    director & crítico cinematográfico.

    Canadá, 2012. Título original: “Rebelle (War Witch)”. Director: Kim Nguyen. Guión: Kim Nguyen. Productora: Item 7 / Shen Studio. Presentada en la sección oficial de la Berlinale 2012 (Oso de Plata a la mejor actriz para Rachel Mwanza) Fotografía: Nicolas Bolduc. Intérpretes: Rachel Mwanza, Alain Lino Mic Eli Bastien, Serge Kanyinda, Mizinga Mwinga, Ralph Prosper, Jean Kabuya, Jupiter Bokondji, Starlette Mathata, Alex Herabo, Dole Malalou, Karim Bamaraki, Sephora Françoise, Jonathan Kombe, Marie Dilou, Gauna Gau.

    Rebelle poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Hate songs
    La chica que sanaba

    Estrenos

    Hate songs

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas

    Sangre en los labios