Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    TOMBSTONE (GEORGE PAN COSMATOS, 1993)

    Tombstone: la leyenda de Wyatt Earp - Tombstone
    VUELVE EL WESTERN DE ACCIÓN
    Tombstone: la leyenda de Wyatt Earp (Tombstone, George Pan Cosmatos, 1993)

    A principios de la década de los 90, dos nombres que han demostrado tener cosas más interesantes que contar como realizadores que como intérpretes, Kevin Costner y Clint Eastwood, insuflaron nueva vida a un género que parecía muerto y enterrado: el western. Los éxitos de taquilla de Bailando con lobos (1990) y Sin perdón (1992), avalados por los Óscar a mejor película y director en ambos casos, envalentonaron a los grandes estudios para producir una nueva oleada de filmes del oeste. En este período destacó un particular duelo entre dos filmes que contaban la historia del famoso tiroteo en OK Corral entre los hermanos Earp y la banda de los Clanton/McLaury. Dos obras con estilos, ambiciones y resultados bien distintos, ya puestos a compararlas. El Wyatt Earp de Lawrence Kasdan fue una superproducción de 63 millones de dólares, con un metraje de más de tres horas, a mayor gloria de Kevin Costner que pecaba de exceso de ambición a la hora de querer ser un meticuloso recorrido por la vida del personaje, distrayendo al espectador de la acción. Un filme muy interesante, por otra parte, que vio como la crítica lo masacraba sin piedad y el público le daba la espalda con una recaudación de 25 millones de dólares. Los mismos que costó el Tombstone: la leyenda de Wyatt Earp de George P. Cosmatos que hoy abre nuestra Sesión Doble de la semana. El propio Kevin Costner intentó por todos los medios evitar la distribución de un proyecto que Hollywood Pictures (Disney) producía bajo la dirección del director de títulos tan potentes como Rambo 2 (1985) y Cobra, el brazo fuerte de la ley (1986), al coincidir su estreno en fechas cercanas al de su película. Finalmente, Tombstone no sólo se estrenó, sino que fue mucho mejor recibida por la crítica y triplicó en taquilla la inversión realizada.

    El secreto del éxito de este filme reside en su honestidad, en no pretender trascender u ofrecer más de lo que se le puede exigir a un realizador como Cosmatos, mucho más acostumbrado a las escenas de acción que a profundizar en sentimientos o emociones de los personajes. Nada hay en su obra del espíritu desmitificador o crepuscular del nuevo western de los 90 y sí mucho del sentido lúdico y directo del spaghetti western de infalibles artesanos como Enzo G. Castellari o Sergio Corbucci. Aquí los personajes quedan retratados a grandes rasgos, sin ahondar en sus almas, a golpe de frases lapidarias. No se pierde el tiempo inútilmente en descripción de ambientes o desarrollar las múltiples tramas secundarias. Los personajes femeninos quedan relegados a meros acompañamientos de los hombres, especialmente las tres señoras de los hermanos Earp, rubias clónicas entre sí, sin la mayor entidad dramática. Aunque lo pueda parecer, no cito todas estas características con intención de arremeter contra el filme, sino dejando claro que la intención de Cosmatos es ofrecer una obra dinámica y ligera, un vehículo de acción destinado a ser devorado por un público ávido de sano y desprejuiciado entretenimiento.

    Nada más hay que echar un ojo al reparto para descubrir hacia dónde van a ir los tiros (nunca mejor dicho) en este filme: Kurt Russell y Val Kilmer en los míticos roles de Wyatt Earp y el tísico Doc Holliday. Russell, cuya carrera se había forjado entre la serie B de John Carpenter y cintas de acción del tipo de Conexión Tequila (1988) o Tango y Cash (1989), y Kilmer que aún no había demostrado grandes cualidades interpretativas más allá de Corazón Trueno (1992), pueden parecer un error de casting garrafal si se trata de versionar una historia que ha tenido en el cine antecedentes tan ilustres como Pasión de los fuertes (1946) de John Ford o Duelo de Titanes (1957) de John Sturges. No nos engañemos, se trata de toda una declaración de intenciones del director y finalmente, acertó. El rostro pétreo de Kurt Russell no queda muy lejos del de John Wayne y Val Kilmer, en la palidez de su caracterización, logró uno de los mejores trabajos de su carrera. El plantel de secundarios es, a su vez, sensacional: Bill Paxton, Sam Elliott, Michael Biehn, Powers Boothe, Dana Delany, Stephen Lang, Billy Bob Thornton, Billy Zane… y así hasta una veintena de caras conocidas. Jason Priestley (el archiconocido Brandon de Sensación de vivir), Frank Stallone (hermano de Sylvester) y el gran Charlton Heston en una breve y testimonial aparición, son algunas de las más sorprendentes. El mismísimo Robert Mitchum pone voz a la narración en la versión original y Harry Carey Jr., un veterano del género en su época dorada y presencia habitual de los westerns clásicos de John Ford, realiza un cameo como el mariscal Fred White. 

    Kurt Russell - Tombstone
    Kurt Russell en 'Tombstone: la leyenda de Wyatt Earp', de George Pan Cosmatos. Un clásico.

    La gestación de Tombstone no fue un camino de rosas. Kevin Jarre, autor del guión, era el encargado de dirigirla en un principio, hasta que los productores pensaron que su libreto era demasiado extenso. Además, la cinta se pensaba rodar con Kevin Costner como Wyatt Earp, pero éste, al ver cómo su personaje no llevaba el peso de la narración, en favor de un protagonismo coral, abandonó el proyecto. De ahí que levantara junto a Lawrence Kasdan aquella otra recreación de la historia titulada, como no podría ser de otra manera, Wyatt Earp. Jarre se negó a hacer recortes en su guión y fue sustituido por George P. Cosmatos, cuando el rodaje llevaba dos semanas de retraso.

    Uno de los aspectos más conseguidos de Tombstone es su perfecta ambientación. Los decorados están trabajadísimos hasta el más mínimo detalle. La épica partitura de Bruce Broughton subraya la acción constante del filme. El director demuestra sentirse muy cómodo en las escenas de tiroteos, mostrándose más titubeante a la hora de reflejar, por ejemplo, el romance entre Wyatt Earp y la artista ambulante a la que da vida Dana Delany. Los momentos más “románticos” de Tombstone están tratados con torpeza, especialmente esa escena de baile del final que debería haberse quedado en la sala de montaje. Tampoco sabe Cosmatos explotar otros personajes como el de la mujer fatal que va llevando a la perdición a Doc Holliday. Joanna Pacula es una actriz muy guapa, pero poco pudo hacer con un papel meramente decorativo y unidimensional. Pero como ya avisé antes, no conviene buscar gran rigor histórico ni esperar mucho más que una buena película de acción. Y en ese sentido, Tombstone cumple a la perfección. Ver a dos buenos intérpretes como Powers Boothe y Michael Biehn, tan poco aprovechados en el cine, dando vida a los malvados Curly Bill Brocius y Johnny Ringo, respectivamente, es todo un aliciente. La escena del famoso tiroteo de OK Corral está rodada con brío y contundencia, sin dilatar su metraje más de lo justo y necesario. Tras ella, el director nos ofrece un epílogo lleno de ritmo y acción, donde al fin puede dar rienda suelta a su constatada profesionalidad para el género. Cabalgadas a cámara lenta, espectaculares planos aéreos y música grandilocuente son algunos de los recursos, nada sutiles pero totalmente legítimos, empleados por Cosmatos para que cada momento parezca mítico y definitivo. 

    Tombstone
    Los noventa visita OK Corral junto a Kurt Russell y Val Kilmer en 'Tombstone'

    Puede que Tombstone no sea uno de los grandes westerns de la historia del cine, pero puede codearse con algunos excelentes últimos intentos de mantener con vida al género, como las infravaloradas Open Range (2003) de Kevin Costner y El tren de las 3:10 (2007) de James Mangold. También será recordada como la mejor obra de su realizador, un artesano de la acción que supo entender que el cine del oeste también puede ser moderno y, sobre todo, tremendamente entretenido.

    José Antonio Martín.

    Ficha técnica:

    Estados Unidos. 1993. Título original: Tombstone. Director: George P. Cosmatos. Guión: Kevin Jarre. Productor: Hollywood Pictures. Presupuesto: 25.000.000 dólares. Recaudación: 56.505.065 dólares. Localización: Arizona. Música: Bruce Broughton. Fotografía: William A. Fraker. Montaje: Frank J. Urioste, Harvey Rosenstock, Robert Silvi. Intérpretes: Kurt Russell, Val Kilmer, Sam Elliott, Bill Paxton, Dana Delany, Powers Boothe, Michael Biehn, Joanna Pacula, Charlton Heston, Billy Zane, Jason Priestley, Billy Bob Thornton, Jon Tenney, Stephen Lang, Frank Stallone, Thomas Haden Church, Paula Malcomson, Michael Rooker, Harry Carey Jr., Tomas Arana, John Corbett, Terry O´Quinn, Pedro Armendáriz Jr.

    Tombstone poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma