Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Escenas de Cine | Drive

    Drive

    “Si conduzco para ti tendrás tu dinero, tú me dices de dónde salimos, a dónde vamos y a dónde vamos después, yo te doy cinco minutos cuando lleguemos. Durante esos cinco minutos soy tuyo pase lo que pase, un minuto antes o después no cuentes conmigo. No miro nada de lo que estás haciendo, nunca llevo pistola, sólo conduzco… Cuando tengas tu pasta estaréis en paz, él quedará libre y no volverás ha acercarte a su familia… ¿Entendido?”


    Poco más se puede decir de una de las grandes películas del año pasado. Drive (Nicolas Winding Refn, Estados Unidos, 2011) se convirtió, tras su exitosa presentación en Cannes ‘11, en un clásico de culto. Ese tipo de filmes que apasionan o decepcionan pero nunca generan indiferencia. El cineasta danés Nicolas Winding Refn, un habitual de circuito independiente continental con cintas como Bronson o Valhalla Rising, tuvo el perfecto bautismo americano con esta adaptación libre de la novela homónima de James Sallis. Amparada en una exquisita estética, una banda sonora de primer nivel y un excepcional Ryan Gosling, Drive fue una de las obras mimadas por la crítica americana y europea. Algo que no le valió (ante la sorpresa de la industria y el público) para entrar en el cuadro de honor de los premios de la academia americana: los Óscar. Como citábamos en la crítica de esta película poco importaba ese hecho, Drive se había ganado ya su hueco eterno en la memoria del espectador. Romanticismo y violencia cogidas de la mano en un cóctel lleno de estilo. Todo representado en la figura de su lacónico protagonista, Driver, un hombre sin pasado que por amor desciende al mismo infierno. Una historia trágica que llega a nuestra retina de un modo inesperado. Numerosos momentos inolvidables conforman el metraje de Drive, desde su espectacular prólogo hasta el catártico final, pasando por los pasillos con un niño en brazos de un héroe o la escena en el ascensor que hoy nos ocupa.

    Drive, de Nicolas Winding Refn

    Proemio desencadenante de una espiral violenta y conclusiva, esta escena marca el contraste de un personaje lleno de magnetismo. Un carácter que con una simple mirada o gesto mantiene expectante a la platea, deseando conocer su pasado – del que con probabilidad es reo – y pendiente de su futuro – de camino angosto y limitado –. La ternura y delicadeza conviven junto a la brutalidad en la personalidad de un icónico escorpión que marcha inexorable hacia los altares del séptimo arte. A continuación, en Escenas de cine: Drive.

    Primer encuentro|



    'Under your Spell'|



    Escena ascensor|



    Drive Alternative Poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma