Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    EL LAGO DE LOS MUERTOS (KÅRE BERGSTRØM, 1958)

    De dødes tjern poster
    Probablemente si nos preguntaran así, de repente y sin poder mirar por internet, que si dijéramos el nombre de tres directores de cine noruegos ganaríamos cincuenta mil millones de euros, lo normal es que gruesas lágrimas de pena y frustración cayeran por nuestras mejillas y nuestra expresión fuera inundada por el dolor más lacerante. Porque no podríamos decir ni uno, y esa visión de tantos millones rebosando nuestros bolsillos se alejaría de nosotros tan rápido que cualquiera pensaría que se tratara de un pájaro, un avión o hasta puede que Supermán.

    Con suerte se nos iluminaría un poco la bombilla y acudiría a nuestros labios el nombre salvador de Liv Ullmann. Vale, actriz, pero como también escribió y dirigió alguna peliculilla podría valer. Aunque nos reconcomería por dentro la eterna pregunta: ¿pero es sueca o noruega? Vamos, al menos a mí esta pregunta me acude a la cabeza al menos un par de veces al día. Y después tendríamos al listo, aquel que ante tal pregunta nos diría de corrido lo que cualquiera podemos saber a un clic de ratón. Pero ojo, que nadie reste méritos, que no todos tenemos ese dichoso clic a mano. El problema sería entonces que a este seguro que no le preguntarían nada por la calle ni le ofrecerían esos ansiados millones. ¿Por qué? Pues porque así es la vida, amigas y amigos.

    El lago de los muertos (De dødes tjern) es una película dirigida en el año 1958 por el noruego Kåre Bergstrøm. ¡Ya conocemos a otro! Utilizo para el comentario la traducción literal del título que aparece en los subtítulos pues nunca llegó a estrenarse en España. Es esta una película de espectros que sorprende por su sencillez. Claro, esta misma carencia de pretensiones juega de igual manera en contra, pues cuando parece que la historia va a despegar al fin y dejarnos alelados en el sillón de nuestra mansión mientras al fondo arde la chimenea, todo se resuelve con una broma del escritor protagonista y la tensión se rebaja a niveles normales. Una pena, sí, pero cuidado: si la película genera expectativas según avanza el metraje es porque tiene momentos excelentes. A mi gusto, todas las secuencias nocturnas en el lago son de una belleza soberbia, rodadas de manera magnífica, con un gran sentido de lo fantástico y la maravilla. Resultan misteriosas y siempre hipnóticas. Lástima que la historia se empeñe en negarnos la visión de esos anhelados muertos vagando por las aguas, pero admito que ya esto es un desmedido gusto por lo fantasmal del que aquí os cuenta. Si las historias fantásticas no os gustan tanto y preferís lo criminal, os encantará esta película.

    De dødes tjern still
    Escena en El lago de los muertos (De dodes tjern, 1958)
    Porque bueno, vale, la trama deja en demasiados momentos lo espectral a un lado, pero está repleta de detalles propios del mejor cine fantástico y de terror: premoniciones inexplicables entre hermanos, comunicación telepática al estilo del clásico relato de fantasmas Los amigos de los amigos (1896) de Henry James, leyendas macabras de asesinatos y apariciones en el lago, posesiones espirituales… En fin, toda una colección de macabridades que se suceden con el consabido contrapunto de los momentos más amables entre los protagonistas para hacer el conjunto menos terrible.

    Porque también hay que reconocer que si no fuera por esto estaríamos hablando quizá de un clásico que utiliza como armas todos, pero todos los trucos, todos los recursos si preferís, que han sido de uso común en el género, todos muy cuidados y realizados con una elegancia que se agradece de continuo: sueños siniestros que desvelan algunas preguntas de la trama y que generan nuevas tensiones, la utilización del sonido distorsionado como motor de la inquietud, noches de tormenta con sus consabidos rayos y truenos (el sonido de nuevo como motor de la tensión y los fogonazos de luz para mostrar y ocultar lo que interesa en el momento que conviene), una bonita y excelente secuencia rodada en stop-motion, por desgracia muy breve, puertas que chirrían, picaportes que se mueven cuando no hay nadie al otro lado de la puerta (nadie vivo, se entiende)… En fin, el catálogo completo, si bien como he dicho utilizado de forma muy inteligente y con enorme efectividad.

    El lago de los muertos de Kare Bergstrom
    Una de las secuencias más celebradas de la cinematografía noruega
    Cada uno de los personajes representa una postura ante lo fantasmal: la psicológica (el psicólogo interpretado por Erling Lindahl), la científica (Georg Richter), la del hombre común (el escritor de novelas de crímenes y su valiente esposa interpretados por Henki Kolstad y Bjørg Engh respectivamente) y la del creyente absoluto en lo fantasmal (interpretado por el escritor real de la novela en la cual se basa la película, guionizada por el mismo Bergstrøm, André Bjerke, el cual se reserva, en un genial detalle de sano humor, el que sin duda es el personaje más antipático del grupo: un crítico literario). Como epicentros de toda la historia, los dos hermanos y su tan turbia como fascinante relación. La acosada hermana está interpretada por Henny Moan, que goza de la suerte de protagonizar una escena tan celebrada como clásica en la cinematografía noruega, a mi gusto una de las más bellas de la película: su paseo nocturno y espectral hacia el lago. Todos ellos encerrados en una casa junto al misterioso lago de marras, otro lugar común del género aquí también utilizado con buen gusto y con un sabio aprovechamiento de los espacios que ofrece tanto el interior como los exteriores.

    De dødes tjern scene
    Henny Moan & Georg Richter en El lago de los muertos (Kare Bergstrom, 1958)
    La falta de pretensiones y su planteamiento de película de género de principio a fin no deja de lado que la explicación final guarde sus sorpresas, así como tampoco obvie ofrecernos una generosa ración de citas cultas. Así, no han pasado ni once minutos de película y ya se nos ha citado a Henrik Ibsen, a Oscar Wilde, a August Strindberg y se ha hecho una broma a costa de Sherlock Holmes.

    Con una cita de Ibsen se abre la historia, sirviendo de fondo a otra de las secuencias más fascinantes de esta película, la cual en sus mejores momentos sabe recrear un paisaje de ensoñación espectral en verdad sobrecogedor: “Ten cuidado con las corrientes del lago. Soñar es peligroso. Quédate despierto. Las ninfas fingen estar dormidas. Sobre ellas se mecen las lilas.” Flores que flotan bajo la luz de la luna de un siniestro y hermoso lago, dedos que asoman entre las aguas clamando por la venganza y el perdón.

    Separador
    Imdb De dodes tjernPor José Luis Forte

    Escribe encerrado en una cueva, nunca entra el sol.
    Proyecta películas en la pared, ni que fuera Platón.
    Cuando sale se divierte, aunque solo piensa en volver.
    Cuando por las noches llueve, también le gusta leer.

    arthurmachen [@] hotmail.com
    La décima víctima

    Separador
    Gaza mon amour
    Las cosas que decimos Miss Marx La vida de los demás El teléfono del viento

    6 comentarios:

    1. Me ha gustado mucho la entrada, Emilio, voy a ver si encuentro (creo que si) la peli por ahí.

      Saludos
      Roy

      ResponderEliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      ResponderEliminar
    3. ¡Gracias Roy! No está difícil de encontrar. Esperamos que haya sido una buena recomendación...

      ResponderEliminar
    4. Muy grande, Llosef. Me encanta leer tus críticas porque te puedo imaginar perfectamente diciéndolo en persona tal y como lo escribes. ¡Otra para la lista de pendientes!

      ResponderEliminar
    5. Me parece otra crítica espectacular. Esta película la conocía porque estoy escribiendo, con mucha pausa, sobre el cine noruego, y El lago de los muertos es uno de sus filmes más relevantes. Siempre dentro de una industria poco fructífera. De hecho, la cinta de Bergstrom no tuvo demasiada repercusión salvo en Escandinavia.

      Un abrazo amigo.

      ResponderEliminar
    6. ¡Gracias Jon! En persona resulto mucho más pesado, jajaja.

      Emilio, ese artículo o libro o lo que sea que estés escribiendo sobre el cine noruego me encantaría poder leerlo pronto!!! Y gracias por los ánimos.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Streaming

    Inéditas