Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    CRAZY STUPID LOVE (G. FICARRA & J. REQUA, 2011)

    Crazy Stupid Love Poster Ryan Gosling Emma StoneSOULMATES

    “Agridulce comedia romántica, plena en momentos hilarantes representados por un excelente elenco de intérpretes encabezado por un elegante y sorprendente Ryan Gosling.”

    “Si nada nos salva de la muerte, al menos que el amor nos salve de la vida”. (Pablo Neruda). El concepto de alma gemela es un anhelo universal adherido al ser humano desde su infancia. Esa otra mitad que complementa y hace la estancia vital un camino lleno de complicidad. Un término acuñado por la ola new age que tuvo sus orígenes en la mitología griega. Orfeo descendió al inframundo en busca de su amada, la vida terrenal no tenía sentido sin Eurídice. El motor de nuestra existencia es la búsqueda de este tesoro. Un Santo Grial legítimo que llena nuestro corazón y alma. Son pocos lo que lo consiguen. Precisamente sobre esta cuestión, el amor intergeneracional y el curso de los sentimientos habla el filme que hoy nos ocupa, Crazy Stupid Love, dirigido por Glen Ficarra/John Requa y con el aclamado guión de Dan Fogelman.

    Existían altas expectativas impuestas en Crazy Stupid Love tras la elección de su libreto como uno de los mejores guiones creados en 2009. Dan Fogelman, actual niño mimado de la industria cinematográfica americana con tan sólo experiencia en líneas creadas y adaptadas para la animación, sorprendió a los especialistas con un relato sobre la crisis e inminente divorcio de una pareja de mediana edad que abría un abanico de relaciones a diversas edades y niveles. Una trama, en apariencia tópica, pero que despertó la curiosidad de la crítica y, también, de los estudios que cifraron dicho guión en la alta cifra de tres millones de dólares. Este sinfín de datos unido a un reparto de lujo invitaba a que Crazy Stupid Love fuera considerada el sleeper del año. Tras su estreno, buenas críticas pero también la sensación de ser un producto desaprovechado. Sea como fuere, es un filme disfrutable lleno de alma y sensibilidad.

    Ryan Gosling Steve Carell Crazy Stupid LoveGlen Ficarra y John Requa, creadores de la atractiva y ácida Phillip Morris ¡Te quiero! (I Love You, Phillip Morris, 2009) --curioso biopic sobre la vida del estafador Steven Russell-- tenían con Crazy Stupid Love una nueva posibilidad de salto en su estrambótica carrera. Una filmografía marcada por su trabajo como guionistas, donde la sátira y el humor políticamente incorrecto eran su santo y seña. Algo que falta en esta comedia donde la dirección se oculta en un tercer plano y deja el guión en manos de unos excelentes actores y actrices que convierten lo anodino en notable. Un brillante ejercicio interpretativo lleno de diferentes registros y en el que sobresalen Ryan Gosling y Marisa Tomei. Todo dentro de una montaña rusa que, como el amor, ofrece instantes agridulces.

    Gosling es el eje de la narración y con su presencia se suceden los momentos cómicos más inspirados de la película. El actor canadiense interpreta a Jacob Palmer, un “Don Juan” de primera categoría que por avatares de la vida decide ayudar a un desamparado Cal Weaver (Steve Carell), varón en plena madurez que ha visto como la monotonía ha dilapidado su matrimonio (Julianne Moore). Ambos protagonizan numerosas e hilarantes ocurrencias ganándose la sonrisa constante del público. Aquí no termina el secundario protagonismo de Palmer (Gosling) ya que una subtrama le unirá a una joven (Emma Stone) inmune a sus adictivos encantos. Este dueto, además de comedia, aportara un toque de ternura y romanticismo a Crazy Stupid Love. Esta conjunción de géneros, de sensaciones, son las claves de la empatía que este largometraje despierta.

    Ryan Gosling in Crazy Stupid LoveUn guión complejo, hilado en numerosas historias entrelazadas (con lugar, incluso para el amor juvenil), que como era de esperar se convierte en una fábula llena de líos y enredos. En estos momentos de locura es donde el personaje que interpreta una desatada Marisa Tomei cobra una atinada importancia. Un sugerente contrapunto, que como ocurre con Gosling, aporta brillo a una novela mil veces contada. La diferencia la marcan el carisma de unos personajes sutilmente perfilados. Destacar el valor de la actuación del actor de Ontario, habituado a papeles complejos y atormentados. Gosling demuestra, como Jacob Palmer, que no hay género que se le resista. Una gran noticia para el séptimo arte en un año muy importante en su filmografía con los estrenos añadidos de Drive (Nicolas Winding Refn, 2011) y Los Idus de Marzo (The Ides of March, George Clooney, 2011).

    En este carrusel sentimental lleno de instantes mágicos como el representado en el domicilio de Palmer, con confesiones y Dirty Dancing como fondo, llega el momento de la resolución. Y ahí es donde Crazy Stupid Love se aleja de las máximas loas. Los estereotipos y la previsibilidad saltan a escena dejando una impresión de oportunidad perdida. El epílogo con reminiscencias de About a Boy (Chris & Paul Weitz, 2002), confirman el poco valeroso giro final pero que no desentona con el simpático cuento narrado. Es la mejor manera de que el anhelo comentado en el primer párrafo siga cobrando fuerza. El amor siempre triunfa, sea o no correspondido, búsquenlo en cada mirada o contacto, es suyo, viven para ello, como los protagonistas del filme.

    "....And it's you and me and all of the people, And I don’t know why I can’t keep my eyes off of you...”
    Letras extraídas del tema de Lifehouse “You & Me”.

    Lo Mejor: Un excelente y sólido reparto donde destaca una divertida Marisa Tomei y la química entre Emma Stone y Ryan Gosling.

    Lo Peor: El tramo final.

    Puntuación: 7,5/10 CINE USA 2011/COMEDIA ROMÁNTICA.
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma