Introduce tu búsqueda

Rosalie
FICX Imatge Permanent
  • LPA Film Festival
    [8][Portada][slider3top]
    La chica que sanaba
    Cine Alemán Siglo XXI

    POSTERFILIA: CIUDADANO KANE (CITIZEN KANE, 1941)

    La mejor película de la historia o simplemente un clásico sobrevalorado. Son las cuestiones que genera la ópera prima de Orson Wells. Con toda probabilidad y como en el resto de manifestaciones y situaciones vitales el equilibrio es virtud. Ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941), es una habitual en los listados de mejores filmes que, sin embargo, diverge de las opiniones del público medio. Pese a ello, son innegables sus grandes virtudes: precursora de la narración no lineal, uso innovador de la cámara, claras referencias expresionistas y sobre todo la plasmación del sello personal de su autor, un Orson Wells responsable de las letras oro de la evolución del celuloide. Ciudadano Kane supuso toda una revolución cinematográfica que consolidaron nueve nominaciones al Óscar. Se tuvo conformar con el galardón de mejor guión adaptado algo que poco importó porque el filme de Wells se había convertido en un clásico atemporal, un referente para autores posteriores y cuya esencia permanece así como el eterno debate sobre su valía.

    Discusiones a un lado, Ciudadano Kane es la base esencial del cine moderno gracias a un excelente guión, la soberbia dirección de Wells y unos intérpretes sobresalientes: el propio Wells, Joseph Cotten y Everett Sloane. Todo un tratado sobre el periodismo que introdujo en el diccionario cinéfilo una misteriosa palabra: Rosebud. Cómo muchas películas dotadas de gran profundidad fue una incomprendida en su tiempo y su estreno provocó una conmoción donde se unieron detractores y seguidores. Tras setenta años provoca las mismas sensaciones. Representa lo grande que es el cine.

    Un largometraje de esta envergadura tuvo una cartelería de similar tamaño. Numerosos pósters de diferentes nacionalidades y estilos se publicaron a lo largo de la década de los cuarenta. Cómo siempre, en Posterfilia, recopilamos los más destacados. El primer póster que encabeza la publicación, ESTILO ITALIANO. A continuación, el principal emitido para Norteamérica.

    Charles Foster Kane, el magnate de las comunicaciones que da vida Orson Wells está basado en William Randolph Hearst, principal promotor de la prensa amarilla en Estados Unidos. A continuación, póster ESTILO POLACO.

    Pese al enigma Rosebud que mostraba el lado íntimo y personal de Foster Kane, éste no es más que un simple McGuffin. Rosebud representa una mirada a las personalidades de las grandes figuras de los medios del momento cómo el propio Randolph, Howard Hughes o Samuel Insull.

    El plano técnico de Ciudadano Kane reunió a los mejores especialistas en su campo. Walter Herrman (partitura), Robert Wise (montaje) y Greg Toland (fotografía).

    Altivo y prepotente, Wells nunca obtuvo el apoyo de algunos sectores de la prensa. Sobre todo de los medios controlados por un Randolph Hearst al que no gustó el perfil mostrado de su relación con la actriz Marion Davies que en Ciudadano Kane dio nombre Susan Alexander.

    "Si no hubiera sido tan rico, habría sido un buen hombre".
    Orson Wells cómo Charles Foster Kane.
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Hate songs
    La chica que sanaba

    Estrenos

    Hate songs

    Streaming

    Hammarskjold
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas

    Ama gloria