Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de San Sebastián.
    Cobertura completa de la 65ª edición.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Crítica: Queen Sugar (OWN)

    Queen Sugar

    Una familia unida ante la tragedia

    crítica del episodio piloto de Queen Sugar.

    OWN | EEUU, 2016. Directora y guionista: Ava DuVernay, basada en la novela de Natalie Baszile. Reparto: Rutina Wesley, Dawn-Lyen Gardner, Kofi Siriboe, Tina Lifford, Omar J. Dorsey, Dondre Whitfield, Timon Kyle Durrett, Bianca Lawson, Nicholas L. Ashe, Greg Vaughan, Ethan Hutchison, Glynn Turman. Fotografía: Antonio Calvache. Música: Meshell Ndegeocello.

    Nada de lo que cuentan estos 60 minutos de Queen Sugar es novedoso o rompedor. Hemos visto a personajes así en interacciones otras veces. Relaciones familiares, fraternales, sentimentales de similar temple. Lo que distingue a esta serie, o al menos lo que hace que a uno le apetezca quedarse para la siguiente entrega, es lo emotivo que se siente todo. Es difícil transmitir sentimientos en pantalla, una sensación real de emociones entre personajes que no parezcan directrices a un reparto entregado a la causa. Pero la nominada al Globo de Oro Ava DuVernay y su equipo lo consiguen en este notable episodio piloto. Hay una lograda autenticidad en Queen Sugar, ya sea porque la mayor parte del reparto no es conocido o porque están muy bien dirigidos. O ambas cosas. También por una puesta en escena pendiente a lo que pasa en el encuadre, y no al revés como suele pasar, y una inversión sin vergüenza en las emociones más duras y los sentimientos más complejos.

    Porque a mitad del episodio, el mundo de los Bordelon va a estallar en mil pedazos, y la temporada se va a dedicar a hacer la crónica de cómo tres hermanos lo recomponen. Pero lo mejor de la propuesta de DuVernay es que no parece que vaya a caer en el maniqueísmo a la hora de retratar posturas ni ideas. Por ejemplo, la escena en la que la madre del joven Blue se acerca a Ralph Angel en el aparcamiento del hospital, dejando claro que la mujer es una exyonqui que quiere recuperar a su hijo. No hay condena en la mirada hacia ninguno de los dos, sino comprensión en sus actitudes. Algo similar sucede en la revelación sobre el amante de Nova. Porque se puede notar que esta narración, que ya ha sido renovada por una segunda temporada de 16 entregas, se hace pensando más en ser cinematográfica que televisiva. Esto es, tomándose su tiempo para desarrollar la historia, sin la necesidad de concatenar giros y sorpresas para enganchar a la audiencia y no perderla. Cierto es que ahí hay carambolas de guion (es demasiada casualidad que se descubra la infidelidad a la vez que el patriarca cae enfermo), pero está todo tan enraizado en las emociones –ese abrazo entre hermanas en el hospital– que funciona. Queen Sugar engancha lo suficiente como para querer seguir su el sino de sus criaturas, y lo hace porque la creadora adapta con libertades una novela para hablar de la vida en Louisiana y la realidad de los afroamericanos. Y lo hace con sensibilidad y tacto, y centrándose en uno de los pilares del relato desde el principio de los tiempos: la familia. (75/100)


    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Extras

    Premios

    [12][Trailers][slider3top]