Introduce tu búsqueda

  • Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Loyal to the nightmare of my choice.
    «Dunkerque», de Christopher Nolan.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino (Próximamente).

    Palmarés del D'A 2016

    Baden Baden

    Una semana repleta de cine tan bueno como necesario, apostillaba nuestra compañera Elisenda N. Frisach en la despedida de la cobertura de la sexta edición del Festival Cinema D’Autor de Barcelona. Ya lo anunciábamos en la presentación de esta entrega, el D’A se ha convertido en una obligación; así lo ha decidido el público, que ha otorgado grandes números a la organización. El D’A ha crecido, y con la suficiente fuerza como para pensar que su reinado en el mes de abril puede llevarles a un escalón mayor. Ya no se trata de nombres, que los tiene, también de la calidad de las propuestas más modestas, esas primeras y segundas obras que en Barcelona han cogido un impulso definitivo. Quizá no para su distribución pero si para dar a conocer a autores en una plaza como la ciudad condal. En unos tiempos donde se habla de reeducación cinematográfica, eventos como el D’A reafirman la necesidad de educar a secas, y no a los espectadores presentes, sino a los futuros. Festivales de este nivel son básicos en la cultura española, máquinas dispensadoras de sensibilidad que invitan a recorrer caminos no mapeados. El D’A ha vuelto a dar una lección y el espectador la ha disfrutado. Esperamos con ilusión el próximo episodio.

    Y, a propósito de talento, no hay certamen que se precie sin cuadro de honor. La cinta de Andrés Duque Oleg y las raras artes se ha alzado como la gran triunfadora de esta edición. El jurado de la Sección Talents, conformado por el director Matías Piñeiro, la estupenda actriz Natalia de Molina y la directora de Capricci Films España, Diana Santamaría, justificó así su elección: “Por la intimidad conseguida en el viaje y la defensa de un personaje indomable que espera la muerte de lo clásico con optimismo. También por la música, las camisas, las disonancias y consonancias de un director que hace del arte algo rudo y sensible.” Es el segundo gran premio para el documental sobre el histriónico Oleg Nikolaevich Karavaichuk, tras el logrado en el Festival Punto de Vista. El mismo jurado concedió una mención especial a la lusa John From, de João Nicolau, de una de las pequeñas sorpresas de este año. El Premio de la Crítica, entregado por nuestro compañero Víctor Blanes Picó, Estanis Bañuelos y Marla Jacarilla, fue a parar a Baden Baden (una las apariciones más interesantes de la Berlinale) de Rachel Lang: “Desde su sinceridad y su vínculo con la realidad contemporánea, es capaz de conseguir la sonrisa cómplice del espectador mientras trata temas cruciales en la formación del individuo.” Por otro lado, el galardón otorgado por el público lo obtuvo el largometraje de cinco horas Happy Hour, del nipón Ryusuke Hamaguchi.


    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Esto no es una crítica. Convenimos en llamarlo cuaderno de viaje por darle algún nombre a un texto que, en los esquemas que habitualmente manejamos al escribir sobre cine/TV, no encaja en ninguna categoría definida. Evitaremos cualquier sentencia evaluativa escudándonos en que estamos hablando de una obra que no hemos visto en su totalidad, si bien esta excusa oculta también un acto de pura comodidad...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos...».

    Classics

    Trailers

    [12][Trailers][slider3top]