Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Festival de Cannes 2016 | El conocido del lago

    Money Monster

    Primer acto

    Editorial sobre la segunda jornada del 69º Festival de Cannes.

    Para comenzar, una advertencia a propósito de la levedad de los comentarios que brotan tras cada pase en Cannes. Son únicamente una guía, el primer paso en el camino. En el certamen galo hay más de 5.000 opiniones acreditadas, con sus respectivos criterios, que desenfundan tweets con celeridad, sin lugar para la maduración. La inmediatez domina los juicios, es por ello que todo este torrente informativo, acompañado por un halo catedrático y divulgativo, se diluirá con el paso de los meses y finalizará cuando arribe a las salas comerciales. No olviden que son ustedes los que deciden. Infórmense, pero después fórmense, no den nada por hecho. Cannes es un auténtico devorador de nombres, de propuestas, donde la unanimidad es el Santo Grial, donde la heteredoxia es una fugitiva aplacada sin piedad. Así pues, filmes como Rester Vertical están destinados a dividir y a ser abrazados por la cinefilia maldita. El anterior largometraje de Alain Guiraudie, El desconocido del lago, sufrió su primer tropezón en la Riviera francesa para después ser aclamado en otros eventos. Guiradie, uno de los nuevos estandartes del queer cinema, se maneja como nadie en los márgenes. Capaz de virar del romántico al terror en tan sólo unos minutos, la capacidad magnética de su cine lo sitúa en la primera línea de combate. Así lo ha visto Thierry Frémaux y su equipo: «Es la hora de jugar con los mayores». Guiraudie luchará por primera vez por la Palma de Oro con una historia sobre la búsqueda, acelerada para más señas, de uno mismo, de alguien anclado en el futuro, y de una inspiración esquiva. Laure Calamy, Damien Bonnard, India Hair, Christian Bouillette y Raphaël Thierry son sus intérpretes protagonistas. No esperen un mar de loas.

    En otra liga participa la cita estadounidense del día, que será proyectada fuera de concurso. La cuarta película de Jodie Foster, Money Monster, se adentra en terrenos recurrentes del thriller contemporáneo: el primetime como serial killer. Un planteamiento con héroes y villanos de roles invertidos: Lee Gates (George Clooney) es un famoso presentador de televisión, conocido por ser uno de los gurús de Wall Street, o un telepredicador encubierto que encontrará la horma de su zapato cuando el joven Kyle Budwell (Jack O'Connell) decida secuestrarlo en pleno programa con la excusa del estrépito económico de su familia tras una inversión fallida. Un punto de partida muy interesante que también augura un camino narrativo bastante lógico. Money Monster es la justificación de Cannes para que gigantes mediáticos como Julia Roberts o el mencionado Clooney paseen palmito por la Croisette. Una nube de flashes cegará al gran público durante unas horas. En esos momentos, otros anónimos buscan su momento de gloria parapetados en otras secciones del festival. A la sombra del apartado oficial, hoy abren fuego Un certain regard, la Semana de la Crítica y la Quincena de Realizadores con fuerte presencia de la cinematografía de Oriente Próximo. A la tarde, en la sala Debussy, primer pase del renacimiento de un grande: Ken Loach, que vuelve, una vez más, para despedirse con I, Daniel Blake, el enésimo tributo del cineasta al trabajador británico; en esta ocasión, centrado en un carpintero con problemas cardíacos que debe solicitar la baja. Un hecho que, por supuesto, provocará (como a cualquier miembro del vulgo) un terremoto burocrático y emocional con pocas salidas. I, Daniel Blake es una producción de BBC que cuenta con el guion de Paul Laverty y la participación de Hayley Squires, Natalie Ann Jamieson, Dave Johns, Micky McGregor y Colin Coombs en su reparto. El filme definitivo de Loach (a priori) es su décimo novena participación en Cannes, casi nada.


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]