Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Oscar Race 2016 | Predicciones en la categoría de mejor película de habla no inglesa

    El hijo de Saúl

    ¿Quién ganará el Óscar a Mejor película de habla no inglesa?


    En las próximas horas conoceremos la primera y única shortlist de una categoría, la de mejor película de habla no inglesa, que suele ser de los pocos atractivos, hasta este confuso año, de cada ceremonia al Óscar. Un apartado propenso a la sorpresa ya desde su punto de partida: las elecciones de cada nación. La segunda criba, que deja a las contendientes en nueve (las cinco elegidas más cuatro repescas), nos ha brindado caídas del quinteto final de frontrunners como La escafandra y la mariposa, Persépolis o 4 meses, 3 semanas y 2 días antes de la llegada de la Navidad. El Óscar foráneo, a diferencia de su homólogo en lengua inglesa, no entiende de grandes nombres y no duda en derrocar al venerado autor de turno. Una corriente que, en su resultado final al menos, ha cambiado en los últimos cuatro años con las victorias de Ida (2015), La gran belleza (2014), Amour (2013) y Nader y Simin (2012), todas favoritas sin oposición alguna. Todo hace indicar que la edición número 88 de los premios de la Academia hablarán húngaro y que seguirá la tónica del segundo lustro del nuevo milenio. Pero no está todo el pescado vendido, y, si hay posibilidad de sobresalto, esta es la sección estrella. A continuación, vamos a repasar las opciones de las principales propuestas de este curso, con un gran maestro expectante en la primera fila de la platea: Béla Tarr.

    ¿Favoritas?

    Porque el pupilo del gran cineasta magiar (retirado en 2012), Lázsló Nemes, lidera, en cuanto a las preferencias de la crítica, el listado de 81 participantes de este apartado. El hijo de Saúl ha conseguido el beneplácito de la prensa allá donde se ha proyectado: Cannes (Gran Premio del Jurado), Sarajevo (Gran Premio del Jurado) y San Sebastián. Además, es también la gran favorita al Globo de Oro y rival a batir, si el minutero no se opone, en la próxima entrega, la vigésimo novena, de los Premios del Cine Europeo. Sin embargo, crónicas y críticas a un lado, la obra de Nemes no ha casado demasiado con el público. Un hecho remarcado por su no estreno comercial (sí limitado) en su país natal aún. Pese a ello, las publicaciones americanas se han volcado con el poderío técnico y narrativo del joven realizador de Budapest. Tanto, que no se descarta, ante la caótica Óscar Race, que aparezca en el cuadro de Mejor Película. Lo merece, sin duda. Tras ella, en un segundo escalón, aparece un listado de creaciones de marcado sabor hispanoamericano: El abrazo de la serpiente (Colombia), El Club (Chile), Ixcanul (Guatemala), Rams, el valle de los carneros (Islandia), Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia (Suecia), Mustang (Francia), A war (Dinamarca), Una segunda madre (Brasil), El clan (Argentina) y, nuestra representante, Loreak. De estas 10 cintas deberían salir las 8 acompañantes de El hijo de Saúl en la shortlist de diciembre. Parecen fijas las magníficas El Club, Gran Premio Especial del Jurado de la Berlinale, y El abrazo de la serpiente, ganadora de la Quincena de Realizadores de Cannes. Los estandartes francés, la turca Mustang, una de las gratas sorpresas del año, e islandés, Rams, han ido ganando fuerza con el paso de los meses. Esta última, a la que su propio director, Grímur Hákonarson, no daba demasiadas opciones tras su paso por la cartelera peninsular, es el largometraje más laureado en el circuito de festivales y el típico producto silencioso que acaba dando juego en descafeinadas competiciones. En todo este intrincado, ¿qué opciones tiene España? Loreak, la primera película en euskera que luchará por la estatuilla dorada, ha gustado en líneas generales en los pases para los académicos del mes de noviembre. La crítica norteamericana ha valorado su envoltorio visual y la originalidad de su guion, unos calificativos que, por otro lado, comparte con sus rivales. No entra en las quinielas pero no hay que descartar su presencia. El filme de Jose Mari Goenaga y Jon Garaño bien lo merece.

    The Summer of Sangaile

    ¿Posibles sorpresas?

    Como hemos citado al inicio, el axioma principal en el que se cimenta históricamente esta categoría. A priori, filmes como El nuevo nuevo testamento (Bélgica), Aferim! (Rumanía), 11 minutos (Polonia), The wave (Noruega), The summer of Sangaile (Lituania), Babai (Kosovo), Theeb (Jordania), Heavenly Nomadic (Kirguistán), Baba Joon (Israel), The high sun (Croacia) y La conspiración del silencio (Alemania), por trayectoria, temática y nivel tienen chances de colarse entre las elegidas. Atendiendo a la crítica norteamericana, las producciones belga, germana y jordana parten con relativa ventaja en este subgrupo. La primera, dirigida por el inefable Jaco Van Dormael, es la alternativa jovial y excéntrica a las grandes favoritas. Su nominación al Globo de Oro lo subraya, sin embargo es el tipo de largometraje que no casa del todo con el académico tipo. Algo que sí consigue la simplemente correcta La conspiración del silencio, uno de los sleepers de esta competición. Theeb, en cambio, tiene un poco de ambas, una historia emocionante y el espíritu aventurero de clásicos como Lawrence de Arabia. Su exótica nacionalidad es un plus más para esta tapada en la carrera. Pero si hay que apostar (con mucho riesgo) por desconocidas, estas podrían ser la kosovar Babai –que nos acerca un tema de actualidad como los flujos migratorios en la propia Europa—, la noruega The wave –el gran blockbuster noruego— y la entrañable cinta de Kirguistán Heavenly Nomadic, uno de los muchos retratos del arraigo que pueblan la relación de 81 candidatas.

    Las dudas de la carrera

    Y aquí llega el meollo de la predicción. ¿Por qué filmes excelentes como The Assassin o Las mil y una noches no figuran en el primer listado? En el caso de la segunda, un volumen dos (el más notable) de una trilogía, genera demasiadas dudas por su formato. Y es que la experiencia que propone el proyecto de Miguel Gomes debe ser vivida como un todo más que por la suma de sus partes. Aun así, O desolado tiene la suficiente enjundia como formar en la terna final. Algo con lo que tampoco hay duda con The Assassin, probablemente la mejor película estrenada en España este año. La obra de Hou Hsiao-Hsien tiene a la crítica de su parte pero su críptica narrativa, así como una temática demasiado lejana para occidente, la aleja de ese segundo escalafón que, por calidad, le pertenece en esta contienda. Precisamente, por lo agreste de su argumento, estas dudas se trasladan a largometrajes como la austríaca Goodnight mommy, la mexicana 600 millas o la turca Sivas. Trabajos que conviene no olvidar pero sin apenas opciones.

    Predicción

    1. El hijo de Saúl, de Lázsló Nemes (Hungría).
    2. Rams, el valle de los carneros, de Grímur Hákonarson (Islandia).
    3. El Club, de Pablo Larraín (Chile).
    4. El abrazo de la serpiente, de Ciro Guerra (Colombia).
    5. Mustang, de Denis Gamze Ergüven (Francia).
    6. Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia, de Roy Andersson (Suecia).
    7. Una segunda madre, de Anna Muylaert (Brasil).
    8. The wave, de Roar Uthaug (Noruega).
    9. El nuevo nuevo testamento, de Jaco Van Dormael (Bélgica).


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]