Introduce tu búsqueda

  • In sanguis veritas.
    The neon demon, de Nicolas Winding Refn.

    ¿Cuántos poetas se necesitan para elogiar a una ciudad?
    Paterson, de Jim Jarmusch.

    El castigo de Hedoné.
    La doncella, de Park Chan-wook.

    Especial Oscar Race 2017.

    Epicedio appassionato.
    Solo el fin del mundo, de Xavier Dolan.

    Entrevista | Bas Devos, director de 'Violet'

    Bas Devos

    «El Violeta es el color del duelo y, algo que me intriga, es el color que está al filo del espectro visual humano. Un color que puede que nunca veas y que drástica y verdaderamente marca la frontera entre lo visible y lo invisible. Algo que tiene mucha significancia en el filme».


    Probablemente no llenó ninguna sala. Tampoco copó portada alguna en revistas especializadas. Sin embargo Violet, ganadora del Premio Generation Plus de la Berlinale 2014, sin demasiado ruido, dejó huella en el espectador en su dilatado recorrido por festivales que concluyó con su paso por el Atlántida Film Fest de Filmin. Un filme de estética preciosista que nos acerca la bajada a los infiernos de Jesse, un joven ciclista de BMX que ha presenciado la muerte de su mejor amigo en un asalto. Un ejercicio técnico de gran nivel que constata el talento del camarógrafo Nicolas Karakatsanis y nos presenta a un director al que debemos seguir la pista. Hablamos del belga Bas Devos, otra muesca más del potencial cinematográfico del país centroeuropeo.

    No existe mejor recompensa para un cineasta que un festival se fije en él. ¿Cómo reaccionó cuando la organización de la Berlinale seleccionó Violet para su sección Generation? De su dilatado recorrido por festivales, ¿cuál es el certamen que recuerda con más cariño?

    Estoy muy agradecido, sé lo complicado y duro que es obtener atención para tu película, más viniendo de la pequeña Bélgica. La verdad que Berlín, por ser el primero y el más importante, fue el que generó más interés y logró que otros certámenes se fijaran en Violet. El recorrido del filme fue larguísimo pero si tuviera que quedarme con un festival en concreto, aparte de la Berlinale que fue estupendo, serían Hong Kong, Sarajevo y el Festival Du Nouveau Cinema de Montreal.

    ¿Qué opina sobre la importancia de los festivales en el cine actual? ¿Qué relevancia tienen en su país?

    Los festivales son una apertura a nuevos públicos y, a menudo, vibrantes lugares que dan respuesta al cine de hoy en día. Para mí, estas razones son vitales. El impacto de las programaciones de los festivales en Bélgica es mínimo. La gente no va al cine porque hayan tenido un gran recorrido en el extranjero. Aunque la prensa sí que se centra en este aspecto, supongo.

    Más allá de los hermanos Dardenne, ¿qué opina sobre la salud actual del cine de autor en Bélgica?

    Soy un gran admirador del trabajo de Fien Troch y Caroline Strubbe. Ellos son autores en el verdadero sentido de la palabra para mí. Realmente, ellos tienen una voz clara y consistente. Aparte de ellos, en Belgica hay bastantes directores talentosos, la gran mayoría aúnan el sabor del cine americano con influencias del cine de autor europeo. Como Michaël Roskam, Jonas Govaerts o Robin Pront. Y, aunque ellos van en dirección diferente, los admiro mucho a todos.

    Violet, de Bas Devos

    Centrándonos en el filme, el título de la película, por lo abstracto, imaginamos que albergará una amplia gama de significados para cada persona. Para nosotros es la representación poética de lo casi violento; la película comienza con un acto de violencia cruel y aleatoria pero, a continuación, esa violencia cesa casi por completo para convertirse en un ejercicio poético y reflexivo; de ahí la similitud entre “Violent” y “Violet”. ¿Qué otras interpretaciones podríamos obtener de su título?

    Obviamente para mí estas son algunas de las razones. Violeta (Violet) es también el color del duelo y, algo que me intriga, es el color que está al filo del espectro visual humano. Un color que puede que nunca veas y que drástica y verdaderamente marca la frontera entre lo visible y lo invisible. Algo que tiene mucha significancia en el filme. 

    Toda la película se desarrolla como una introspección en la mente del adolescente enfrentándose a un trauma reciente. El realismo con el que está tratada hace que nos sorprendamos al ver el semi-onírico final, ¿Qué podría decirnos sobre ese humo que aparece al final? ¿Representa la incertidumbre y la confusión de esta etapa o hay algún otro componente más pesimista (u optimista) implícito en la niebla?

    ¡La gente no para de hacerme esa pregunta! [Risas] Y, como tú, ellos tienen una idea similar. Yo, en cambio, no tengo ninguna. Para mí, el final es solo bello. Todos esas interpretaciones son buenas para mí. Yo solo busco ver esa niebla, y perderme en ella.

    ¿Es la violencia un factor inevitable en la etapa adolescente?

    Supongo que la violencia es inevitable en el mundo, y punto.

    ¿Cómo han influido las nuevas tecnologías en el aumento de esta violencia? ¿Han sido los smart phones o las redes sociales una de las principales causas de ese incremento del odio o, por el contrario, la violencia siempre estuvo ahí, pero era más difícil acceder a ella por la falta de dispositivos de grabación?

    No creo que la tecnología genere más violencia en ese sentido. Esto es mucho más complicado. Yo no estoy interesado en la razón de la violencia. La violencia está ahí, sin sentido pero inevitable. Y eso es lo que más asusta. Que no haya razón, que no haya significado. Sólo sucede. Ahora la gente puede filmarlo. Estos momentos dolorosos y privados pueden llegar a ser un asunto público.

    ¿Qué pasa con los adultos en Violet? Sólo observamos alguna fugaz aparición de los padres de Jesse, y éstos parecen incapaces de ayudar a su hijo. ¿Es ésta una visión estandarizada del papel del adulto en la vida del adolescente incomprendido?

    Nunca he hecho una verdadera distinción entre adultos y adolescentes. Yo creo que todos reaccionan de forma humana ante algo horrible. Los adultos pueden hallar soluciones más acertadas que los jóvenes, pero eso es todo. No intento fijar un papel específico de los adultos. Ellos están tan impresionados por los sucesos acaecidos en Violet como los niños.

    Violet, de Bas Devos

    ¿Es Violet, por lo tanto, una visión pluralizada, o está inspirada biográficamente en la figura de alguien en particular?

    En Bélgica hemos tenido algún evento parecido a este. Sale un instante en las noticias, chicos que apuñalan a otros chicos, inútil y triste. Otra vez, todo demasiado público, demasiado abierto. Yo he buscado hacer un filme sobre la privacidad de estas cosas, sobre la imposibilidad de compartir algo tan real.

    ¿Qué tal se le dan las BMX?

    Cuando era un adolescente, yo tenía una BMX pero era muy malo. Siempre me ha fascinado el aspecto visual de esta modalidad, la fluidez, la armonía.

    ¿Cuál es el reto más difícil al que se ha enfrentado en la creación de su primera película, el guion, el casting, la dirección, el montaje…?

    Para mí, el montaje es algo totalmente nuevo. Había creado cortometrajes antes, pero estos tenían como máximo diez planos. Montarlas nos llevaba medio día de trabajo. Para Violet tuvimos en cuenta el balance, fuimos muy cuidadosos con el lugar y orden de las escenas. Fue muy duro. Es muy delicado.

    El trabajo de fotografía de Nicolas Karakatsanis es ejemplar. Uno de los mejores del 2014. ¿Cómo fue trabajar con el cámara belga?

    Nicolas es uno de mis mejores amigos. Nosotros compartimos un lenguaje, me gusta en lo que cree y nos permite trabajar sin un guion gráfico. De verdad nos encanta estar en el set, viendo todo lo que nos ofrece. Todo es libre y abierto en el rodaje.

    Hablando de Jesse, ¿cómo fue el proceso de selección de actor principal?

    Su nombre es Cesar De Sutter y lo conozco desde que el tenía siete u ocho años. Fien Troch trabajó con él con anterioridad y me lo recomendó para un cortometraje. Él estuvo increíble. Verdaderamente fascinante. Tiene una gran presencia para ser un chico tan joven. Cuando comencé el casting de Violet fui a verlo. Él había crecido bastante en todos los sentidos, pero seguía siendo fascinante como aquel entonces.

    Violet, de Bas Devos

    ¿Cuánto se parece Violet a aquel proyecto imaginario que se le ocurrió cuando decidió dirigir su primera película?

    No lo recuerdo, honestamente. No recuerdo que tenía en mi mente. Lo que sí tenía claro era la idea global de cuál sería la atmósfera de la película.

    ¿Cuáles son los referentes de Bas Devos? ¿Qué películas han marcado su vida?

    No lo sé, no lo había pensado. Sí que me gustan bastantes filmes. Como la mayoría de Robert Bresson y Kelly Reichardt, también David Fincher y Ridley Scott. Un verdadero hito para mí es Caché, de Michael Haneke. También Seven, de Fincher.

    Y dejando un lado el cine ¿qué tipo de música o literatura suele consumir Bas Devos?

    Leo bastante literatura norteamericana: David Foster Wallace, Don DeLillo, Dennis Johnson... Escucho mucha música de todos los géneros excepto reggae. Estos últimos años he escuchado mucho a Talk Talk y bastante black metal.

    ¿Hacia dónde nos lleva el futuro cine de Bas Devos?

    He escrito un nuevo filme y vamos a comenzar con la financiación. ¡Nos queda un largo camino! [Risas]

    Para finalizar, un sueño ¿qué anhela Bas Devos?

    ¡Una segunda película sería muy grande!

    Bas Devos

    English


    First of all, congratulations on your brave first feature length work. There is no better reward for a filmmaker than being recognized by a big festival. What was your reaction when Berlinale picked Violet for their film section Generation? After your extensive journey through different festivals, which one of them is more special to you?

    I was very pleased because I knew how hard it is to get attention for your film, even here in tiny Belgium. So the Berlinale generated some intrest and was a good way to be noticed by other festivals.
    Violet went to a lot of festivals and the ones that I liked most – apart from the Berlinale which was great – where Hong Kong FF, Sarajevo FF and Festival du nouveau cinema in Montreal.

    What do you think about contemporary film festivals and it's impact in your country?

    Festivals are an opening to new audiences and often really vibrant places that question what film really is today. For me, they are vital in both senses. The impact of festival selections in Belgium is minimal. People don’t really go to see films because they did great abroad. But it does generate press, which has an indirect impact, I suppose.

    Apart from the Dardenne brothers’ work, what is your opinion on modern auteur cinema in Belgium?

    I am a great admirer of the work of Fien Troch and Caroline Strubbe. They are auteurs in the true sense for me. They really have a clear and consistent voice. Apart from them there are a lot of really talented filmmakers that blend an American-styled genre film with clear European arthouse influences. Like Michaël Roskam, Jonas Govaerts or Robin Pront. Even though I am looking in a different direction, I admire them all very much.

    Let’s focus on the title of your film; we believe that an ambiguous term like Violet will have a different meaning for each person. For us, the title reflects a poetical representation of the almost-violence. The movie starts with a random and cruel act of violence, but soon after that violence stops to become a poetical and thoughtful piece of art where you can actually see the conceptual similarity between “Violent” and “Violet”. What other interpretations could we get from such an intriguing title?

    For me this was obviously one of the reasons. Violet is also the colour of mourning and what intrigued me , is that it’s the colour at the edge of our visual spectrum. A colour you can never see sharply and that is truly the border between the visible and the invisible. That had a lot of meaning for me in relation to this film.

    The entire movie works as an introspection of the mind of a teenager while he is trying to recover from a recent trauma. Every scene is filmed with an overwhelming realism, and that is why we are surprised by its dreamlike ending. What could you tell us about the smoke that covers the screen at the end? Is it a depiction of the uncertainty and confusion feature of the “coming of age” period or is there any other interpretation we can deduce from the misty ending?

    People asked me a lot this question! And, just like you, they come up with an idea of their own, an interpretation, asking for my own version. I have none. For me the end is just beautiful. All these interpretations are fine by me. But I just wanted to see it, and get lost in it.

    Is violence an unavoidable element in the teenage world?

    I suppose violence is unavoidable in the world, full stop.

    Violet, de Bas Devos

    Do you think new technologies have had an influence in the increase of that violence? Do you believe that smart phones or social media are the main reason for the augment of that rage? Or perhaps do you think that violence has always existed but it is only now when it is more accessible thanks to the creation of new recording devices?

    I don’t think technology makes us more violent in that sense. It’s much more complicated. I was never really interested in the reason behind the violence. The violence is there, meaningless but unavoidable. And that is what scares us most. That is has no reason, no meaning. It happens. Only now people can film it. These private, painful moments become a public thing. 

    What is the purpose of the adult role in Violet? We can only see a few and brief appearances of Jesse’s parents, and they seem to be completely unable to help their son. Is this a standardized vision of the adult role in the life of a misunderstood teenager?

    I never really made a distinction between the ‘adults’ and the ‘teenagers’. I believe all would react in human fashion to something so horrible. The adults might articulate it better than the kids but that’s all. I didn’t intent any specific role for the adults. They are just as struck by the event as the kids.

    Is Violet a pluralized point of view, or is it biographically inspired on a real person?

    In Belgium we had some events somewhat like this one. It was in the news for a while, kids stabbing other kids, pointless and sad. Again, all of this made so very public, so open. I wanted to make a film about the privacy of these things, the impossibility to share (or like) something so real.

    How you get along with BMX? Are you a viewer or do you actually get on the bike from time to time?

    When I was a teenager, I had a bmx but I was very bad. But I always was fascinated by the visual aspect of it, the fluidity, the floating.

    What was the most challenging part on the creation of Violet? The script, the cast, directing it, editing it…?

    For me the editing was really something new. I made short films before, but they where made out of 10 shots max. So editing was half a day’s work. Now we really had to balance, very carefully the scenes in order to get somewhere. That was really hard. It’s delicate.

    Violet, de Bas Devos

    The photography work of Nicolas Karakatsanis is excellent, one of the best of 2014. How was it to work with the Belgium cinematographer? The coordination of scenes is very close to a dance routine or hypnosis, how did you set it out? The sequence in which Jesse is carrying his friend’s bike is simply beautiful.

    Nicolas is one of my closest friends. We share a language, I like to belief and that allows us to work without a storyboard. We like really looking on set, seeing what is in front of us. As open and free as possible on a filmset.

    Speaking of Jesse, how was it the selection process for the main character?

    His name is Cesar De Sutter and I have known him since he was seven or eight. Fien Troch worked with him back then and recommended him to me for a shortfilm. He was amazing. Truly fascinating. Such a presence in such a young kid. When I was casting Violet, I went to see him. He had grown a lot in every sense, but he was still as mesmerizing as back then.

    How similar it is Violet to that initial project you had in mind when you decided to direct your first movie? 

    I don’t remember. Honestly. I don’t remember what I had in mind. But I would like to think I had a clear idea of the overall atmosphere of the film.

    Who are your mentors? Any movies have marked a milestone in your life? 

    I don’t know if I have mentors. I like a lot of different films. I like Robert Bresson and Kelly Reichardt, but I also like David Fincher and Ridley Scott. A true milestone for me was Code Inconnu by Haneke. And Seven, by Fincher.

    If I may change the subject, what kind of music or literature do you like?

    I read a lot of American literature: David Foster Wallace, Don Delillo, Dennis Johnson,… I listen to a lot of music almost every genre except Reggae. These last years I mostly listened to Talk Talk and to black metal.

    What are Bas Devos’ plans in terms of cinema? 

    I wrote a new film and we are starting to finance it now. A long road ahead!

    And to finish, we would like to know if you have any dreams to fulfil.

    A second film would be great!


    Emilio Luna & Alberto Sáez
    Traducciones de Emilio Luna & Alberto Sáez
    © Revista EAM



    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Classics

    • Retrospectiva de Jacques Becker

      Por José Luis Forte / «A golpe de escoplo y martillo un hombre perfora el suelo de hormigón de una celda. Cada impacto hace saltar esquirlas y polvo de cemento en una tarea que se nos antoja imposible. Hay poco tiempo, el ruido es infernal, los guardias de la prisión pueden pasar en cualquier momento y solo la casualidad de que haya obras en el edificio permite que los golpes no llamen la atención. Como un péndulo que marca los segundos con una perfección milimétrica, como gotas de agua que fueran cayendo de un grifo inagotable, la secuencia del trabajo se desarrolla maquinalmente, pero es un hombre quien incansable mantiene el hipnótico ritmo».
    • El cine de Hou Hsiao-Hsien, un espacio para habitar. Apuntes sobre The Assassin

      Por Miguel Muñoz Garnica. «Estamos en el sur de Taiwán, a principios de los años cincuenta. Un pueblecito rural de calles sin pavimentar y casas humildes donde las duchas con agua caliente se dan calentando un barreño de agua sobre una hoguera. Un grupo de niños, descalzos y vestidos de blanco, juega con peonzas en la plaza del pueblo».
    • Las 10 mejores películas de Akira Kurosawa

      Por José Luis Forte. «De nuevo el juego está en marcha, como diría nuestro adorado Sherlock Holmes: destacar las diez mejores obras de un director de cine. En esta ocasión es el gran Akira Kurosawa el elegido, quizá el autor japonés más popular y con más merecido prestigio de la lejana isla. Y otra vez nos encontramos con la habitual problemática: dejar fuera películas que deberían incluirse en la lista».

    Premios

    Festivales

    [12][Trailers][slider3top]