Introduce tu búsqueda

  • Especial Festival de Sundance.
    Cobertura completa de la edición 2018.

    Repetir lo irrepetible.
    «En la playa sola de noche», de Hong Sang-soo.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino.

    Insert Coin.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Line up de la 63 edición del Festival de San Sebastián

    Evolution de Lucile Hadzihalilovic

    18 títulos lucharán por la Concha de Oro

    Programa de la competición de la 63ª edición del Festival de San Sebastián.

    Quedan 19 días para el comienzo de la sexagésima tercera edición del Festival de San Sebastián. Una entrega que promete emoción y grandes dosis de cine. Su programa, uno de los mejores de la última década, invita al optimismo. Y eso que, echando un vistazo rápido al máximo apartado, cuesta encontrar esos apellidos rotundos que hagan volcar al público hacia la sala. Donostia, de nuevo, comparte protagonismo y premieres con Toronto. Las nuevas obras de Ben Wheatley, Joachim Lafosse, Peter Sollet, Terence Davies y Rúnar Rúnarsson pasarán antes por la urbe canadiense en sus secciones paralelas. Una circunstancia que podría cambiar en el futuro si el TIFF decide crear una competición oficial internacional; algo que parece cercano atendiendo a las últimas palabras de la cúpula directiva del evento torontoniano. Hasta que llegue dicha disyuntiva y sus posibles consecuencias en ambas programaciones poco se le puede achacar a José Luis Rebordinos y su equipo. El listado de filmes que lucharán por la Concha de Oro es muy superior en calidad a sus homólogos de Berlín y Venecia —entendiendo que Cannes es una cúspide inalcanzable—, y eso, es todo un triunfo.

    La presencia de Sunset Song y High Rise, los respectivos trabajos de los nombrados Davies y Wheatley, otorgan brillo a la line up. Son dos de las propuestas más esperadas del último tercio del año. Dos autores que no entiende ni de tendencias ni de flashes. Si a Donostia llega su mejor versión, estamos ante un impulso potente para el certamen. Un salto que llegará sin una abundante participación estadounidense. A diferencia de otras celebraciones de Categoría A, la parrilla del Zinemaldia sólo cuenta con un título de factura hollywoodiense, Freeheld, que al menos permitirá la llegada al Kursaal de dos grandes actrices: Julianne Moore y Ellen Page. Ambas dan vida a una historia de amor homosexual que promete convertirse en uno de los himnos LGTB a la sombra de la gran Carol de Todd Haynes. Antaño un bastión del cine asiático, esta edición de San Sebastián también tendrá una reducida representación de Extremo Oriente. Liu Hao y Maromu Hosoda buscarán un máximo galardón que en el nuevo milenio ha dejado bastantes huecos a China y Japón. El filme de Hosoda, además, será el primero de animación en la lucha por la Concha, esperemos que con mejores resultados para esta técnica que los obtenidos en Karlovy Vary estos dos últimos años.

    En el otro lado de la balanza están las cintas francófonas. Hasta cuatro aparecen en la Sección Oficial: las francesas 21 Nuits Avec Pattie y Evolution; la belga Les chevaliers blancs y la canadiense Les Démons. Especialmente reseñables son las cintas de Lucile Hadzihalilovic, una de las grandes promesas del cine galo, y Joachim Lafosse, director belga que sorprendió hace un par de años con Perder la razón. Zinemaldia ha dejado hueco, también, para dos producciones de industrias adolescentes. De Georgia llegará Moira de Levan Tutberidze; y de Islandia Sparrows, la segunda película del gran Rúnar Rúnarsson. Junto a ellas, seis producciones o co-producciones patrias, en uno de los mayores desembarcos de nuestro cine en la historia. Lo nuevo de Agustí Villaronga, Cesc Gay y Marc Recha compartirá cartel con autores con una aún exigua filmografía como Federico Veiroj, Asier Altuna o el argentino Pablo Agüero. Aunque si de gritos y colas se trata, éstos llegarán fuera de competición con Mi gran noche, la colaboración entre Álex de la Iglesia y Raphael. Todo un lujo que esperemos que supere a la anterior visita del cineasta bilbaíno con Las brujas de Zugarramurdi. Desde el 18 de septiembre se lo contaremos. Antes, durante las próximas dos semanas, iremos adelantando las claves del ya gran clásico del septiembre cinematográfico.

    Sección Oficial


    21 Nuits Avec Pattie / 21 Nuits With Pattie de Jean-Marie y Arnaud Larrieau (Francia).
    Xiang bei fang / Back to the North de Liu Hao (China).
    Bakemono No ko / The Boy and The Beast de Maromu Hosoda (Japón).
    Les Démons / The Demons de Phillipe Lessage (Canadá).
    Evolution de Lucile Hadzihalilovic (Francia).
    Freeheld de Peter Sollet (Estados Unidos).
    Les chevaliers blancs de Joachim Lafosse (Bélgica).
    Rascacielos / High-Rise de Ben Wheatley (Reino Unido).
    Moira de Levan Tutberidze (Georgia).
    Sparrows de Rúnar Rúnarsson (Islandia).
    Sunset Song de Terence Davies (Reino Unido).
    Amama de Asier Altuna (España).
    El apóstata de Federico Veiroj (España-Uruguay).
    Un día perfecto para volar de Marc Recha (España).
    Eva no duerme de Pablo Agüero (España-Argentina).
    El rey de la Habana de Agustí Villaronga (España-República Dominicana).
    Truman de Cesc Gay (España-Argentina).

    Fuera de concurso


    Regresión de Alejandro Amenábar (España) / Inauguración.
    London Road de Rufus Norris (Reino Unido) / Clausura.
    Mi gran noche de Álex de la Iglesia (España).

    Proyecciones especiales


    Lejos del mar de Imanol Uribe (España).
    No estamos solos de Pere Joan Ventura (España).
    Tierra de Dios

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Premios

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Aviso al lector: este texto, como la anterior entrega que publicamos, está plagado de spoilers que detallan información de los capítulos reseñados. Está concebido con la esperanza de ser un acompañamiento a las experiencias de visionado previas de cada uno, y como tal asume la incompletitud de su análisis. Ni ofrece, ni lo pretende, una lectura totalizadora de la serie. Sino una serie de fragmentos rescatados, puestos en una relación más o menos arbitraria y leídos bajo una serie de constantes que se adivinan en Lynch, pero que quizá tengan mucho de las propias inquietudes de quien escribe...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante. Sólo en las últimas entregas de los grandes festivales, ha sido motivo de indignación y debate la ausencia de una participación femenina más cuantiosa...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos. Puede ser un elemento impuesto, como ocurre en Las vírgenes suicidas, y del que solo hay una manera de escapar; que viene dado por el entorno, como en Lost in translation, donde se materializa en un sentimiento de extrañeza que acaba por unir a dos almas solitarias...».

    Festivales

    Extras

    [12][Trailers][slider3top]