Introduce tu búsqueda

  • Dos ventanas al vacío.
    A Ghost Story, de David Lowery.

    Cock-a-Doodle Dandy.
    Free Fire, de Ben Wheatley.

    En la sombra de la Bohemia.
    Especial 52º Festival de Karlovy Vary.

    Feminismo bizarro.
    Love Witch, de Anna Biller.

    Recap | The Walking Dead (5x01)

    The Walking Dead (5x01)

    En Terminus cocinas o te cocinan

    crítica a No Sanctuary (5x01) | The Walking Dead. ★★★★★

    AMC | EEUU, 2014. Director: Greg Nicotero, Guión: Scott M. Gimple y Robert Kirkman, Creador: Frank Darabont. Reparto: Andrew Lincoln, Lauren Cohan, Chandler Riggs, Norman Reedus, Steven Yeun, Danai Gurira, Melissa McBride, Chad L. Coleman, Michael Cudlitz, Sonequa Martin-Green, Lawrence Gilliard y Andrew J. West. Fotografía: Michael Edison Satrazemis, Música: Bear McCreary.

    A diferencia de temporadas anteriores, el episodio de cierre de la cuarta tanda de The Walking Dead dejó más inquietudes que resoluciones. Demasiados meses de espera para los seguidores de la serie. Había quedado claro que Terminus no era el paraíso prometido y que además de los entrañables zombies, otro obstáculo se sumaba a los protagonistas: caníbales. Con Rick (Andrew Lincoln) y los suyos encerrados en un vagón y expuestos a un futuro nada feliz, los realizadores de la serie decidieron poner punto final a su cuarta temporada. Hoy analizamos el arranque de la quinta. Lo que pudo generar insatisfacción entonces se ha convertido en una estrategia dramática muy acertada. No Sanctuary, el primer episodio de esta nueva entrega no solo responde a todo lo pendiente sino que suma nuevas expectativas en 45 minutos muy redondos que algunos califican como los mejores en la historia de la serie.

    Mientras el sheriff y casi todo su grupo se preparan para atacar a los nuevos enemigos una vez se abran las puertas del vagón, el techo se desliza y cae una bomba de gas que arruina los planes. Lo próximo será descubrir que Rick, Daryl (Norman Reedus), Bob (Lawrence Gilliard) y Glen (Steven Yeun) son parte del ganado que será sacrificado por sus carniceros para la próxima cena del Santuario. Una escena inmejorable la del sacrificio, manejada con tal exactitud temporal que bien pudiera entrar entre las imprescindibles en la historia de la televisión de suspense. Carol (Melissa McBride) observa fuera de Terminus lo que sucede y decide vestirse de heroína zombie literalmente, y salir al rescate de sus amigos. Todo en el preciso momento en que Glen está a punto de ser decapitado para alimentar a los caníbales. La distracción generada por Carol impide el final de Glen y posibilita a Rick y sus amigos escapar del sacrificio. Una invasión zombie sobreviene a Terminus, posibilitada por Carol, mientras el sheriff y los suyos escapan del lugar al que siempre quisieron llegar y luego añoraron no poder salir. Por el lado de los buenos no hubo bajas (al menos por el momento), y el capítulo cierra con el emotivo encuentro de Carol, Judith y Tyreese (quien ha pasado el episodio protegiendo a la hija del sheriff y tratando de vencer sus miedos) con el resto en las afueras del infernal santuario.

    The Walking Dead (5x01)

    La estructura mayormente lineal del capítulo es alterada por dos breves flashbacks que en segundos nos van completando la historia de nuevos personajes, como Gareth y su madre Mary. Una solución muy lograda que suaviza el acelerado ritmo narrativo de la acción y a la vez dota de una mayor profundidad a la serie, como dijera el propio Robert Kirkman, escritor de los comics y guionista para la televisión. A estas modificaciones estructurales habría que agregar el esmerado uso expresivo de la fotografía como otro de los méritos técnicos del capítulo. Hay una escena particular con cámara subjetiva cuando Rick es conducido al matadero que alterna enfoque y desenfoque, generando la sensación de inestabilidad (visual y hasta psíquica) que provoca una bomba de gas, muy lograda en el capítulo. Sin duda, momentos estos que explican las potencialidades expresivas ilimitadas que hoy ya tiene la buena televisión. Para el cierre, a modo de epílogo, la sorpresa de un reencuentro. Bajo una máscara negra Morgan parecer ir siguiendo los rastros del grupo. Tal vez sea ésta una pieza clave para lo que está por venir.

    Las audiencias de No Sanctuary explotaron nacional e internacionalmente, siendo el capítulo más visto en lo que va de historia de la serie. Ello provocó que con apenas un episodio emitido, AMC decidiera renovarla por una sexta temporada. Se ha confirmado también por el propio Kirkman la producción de un spin off aunque todavía no han aclarado qué arista del cómic abordará. Lo cierto es que parece que todo está saliendo bien para The Walking Dead. A diferencia de la mayoría, es de ese tipo de producto audiovisual que crece con el tiempo. Hasta dónde llegará es difícil del predecir. Está claro que con episodios como éste el camino conduce a la gloria y no a santuarios como Terminus.  | |

    Alain Arias Barreto
    Redacción Buenos Aires


    Feelmakers

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • El cine de Olivier Assayas. Una mirada a su filmografía

      Por Ignacio Navarro / «Todo lo que se necesita para hacer una película es una mujer y una pistola. Esta frase un tanto discutible (por lo sexista) la pronunció Jean-Luc Godard, nada menos que el estandarte de esa corriente tan identificable del cine como fue la Nouvelle Vague...».
    • Las 10 mejores películas de Luis Buñuel

      Por Alberto Sáez Villarino. «A pesar de lo que pudiéramos imaginar, movidos por la falta de preocupación de unos medios de comunicación con cierta tendencia a la holgazanería a la hora de catalogar los estilos y movimientos artísticos, el período surrealista de Buñuel fue considerablemente breve. En realidad, sólo dos películas entran dentro de los esquemas político-estéticos propuestos por André Breton: Un perro andaluz y La edad de oro...».
    • Monstruos que huyen, monstruos que persiguen, monstruos que observan: M, el vampiro de Düsseldorf

      Por Elisenda N. Frisach. «Fue a mediados del siglo pasado, cuando Europa se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial mientras se encaminaba a una tercera contienda de alcance planetario –aunque esta vez marcada por un equilibrio del terror conocido como «Guerra Fría»–, que el historiador francés Daniel Halévy publicó su libro Ensayo sobre la aceleración de la historia (1948), donde, entre otras cosas, determinaba el espíritu de nuestra época; un zeitgeist marcado por la constante transitoriedad tecnológica y científica...».

    Classics

    [12][Trailers][slider3top]