Introduce tu búsqueda

  • Malas calles.
    «Good Time», de los hermanos Safdie.

    Down by Earth.
    «Song to Song», de Terrence Malick.

    Dos ventanas al vacío.
    «A Ghost Story», de David Lowery.

    Loyal to the nightmare of my choice.
    «Dunkerque», de Christopher Nolan.

    Sensualidad praxiteliana.
    «Call me by your name», de Luca Guadagnino (Próximamente).

    Reseña TV | Power

    Power

    La dualidad del hombre de negocios

    crítica de Power (2014-) | Episodio piloto

    Starz | EEUU, 2014. Director: Anthony Hemingway. Guión: Courtney Kemp Agboh. Reparto: Omari Hardwick, Naturi Naughton, Lela Loren, Joseph Sikora, Andy Bean, Adam Huss, Kathrine Narducci, Luis Antonio Ramos, Greg Serano, Sinqua Walls, Lucy Walters, Enrique Murciano, Debbi Morgan. Fotografía: Tim Ives. Música: Jeff Russo.

    David Chase, creador de Los Soprano (1999-2007), ha dicho en más de una entrevista que decidió mostrar a Tony matando a un antiguo mafioso que vendió a los suyos al FBI en el capítulo Universidad (1.5) porque estaba aburrido de las tramas y quería dar a entender que su protagonista era letal. Según Chase, HBO se opuso a esto, argumentando que era muy pronto y que el público iba a odiar a Tony. La historia nos dice que la cadena se equivocó. Antes del minuto diez de este capítulo piloto de Power, su protagonista James St. Patrick, Fantasma (un eficaz Omari Hardwick), pega un tiro en la cabeza a un ladrón sin dudarlo un momento. Si no fuera por Chase en parte, no podríamos ver esta escena. Hay otras razones: es otra cadena, han pasado 15 años y la televisión ha evolucionado mucho. El público no se extraña ya por cosas así, y esta acción reafirma a Fantasma como un individuo despiadado. Acciones que hablan sobre los personajes sin necesidad de explicitarlo con diálogos, bienvenidas sean. Por este momento y unos cuantos más, que conviven con otros más obvios y ya vistos, Power deja una buena sensación en el espectador. Hay potencial de gran serie en estos 58 minutos, pero también se apuntan desvíos que pueden empobrecer la calidad.

    La creadora Courtney Kemp Agboh nos cuenta la historia de un invisible señor de la droga, suministrador neoyorquino de un mafioso nacional, que abre un club para poder disimular las ingentes cantidades de dinero que entran en su hogar. Tiene una familia de perfecta, con suegra maliciosa incluida, y un amor del pasado sin cicatrizar. Lo que no sabe, en un giro inteligente, es que ese amor es una abogada metida en una investigación para desarticular la banda de susodicho mafioso, el mexicano Lobos. Como con casi todas las series de Starz, cadena que poco a poco está componiendo una parrilla atractiva y variada, la temporada tiene ocho capítulos, así que no hay tiempo que perder y la trama arranca desde ya. Hay un posible topo en la organización criminal de Fantasma que roba desde dentro, su esposa Tasha no está del todo satisfecha sin ser el centro de sus atenciones y su mejor amigo Tommy no quiere que pierda sus raíces de la calle. En medio, James como figura dual, una opción narrativa muy jugosa si se ejecuta bien. El hombre de negocios del siglo XXI, y la dirección de Anthony Hemingway y la puesta en escena transmiten bien esa dualidad sin palabras, usando bastantes espejos y movimientos de cámara elocuentes.

    Desde que arranca la vistosa cabecera la serie luce un buen ritmo, aunque se está a dos pasos de caer en un videoclip de 50 Cent, productor ejecutivo y principal impulsor del proyecto. Con un reparto como éste, de caras desconocidas en su mayor parte, el apadrinamiento del artista ha sido uno de los grandes reclamos publicitarios, además de la mirada a las entrañas de un negocio así, y la idea de una persona que lleva dos vidas pudiendo llevar una. Varios detalles aluden a un conflicto interior del protagonista, amasando poder pero con la esperanza quizá de no trabajar en la ilegalidad. Que el club se llame Verdad es uno de esos detalles, y de los más inteligentes. Frente a los siete capítulos que componen el resto de la temporada, Power siembra un abanico de posibilidades argumentales, y camina en la fina línea que separa lo ya mostrado y fácilmente adivinable de lo original y profundo, confiriendo gravedad a lo que de momento apuntan conflictos de base. Lo novedoso del arranque lo tiene, así que ahora solo queda ver si hace justicia a la ambición que despliega desde su mismo título. | 70/100 |

    Adrián González Viña
    redacción Sevilla

    El fulgor efímero

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Críticas

    Festivales

    • Cuaderno de viaje: análisis visual y narrativo de Twin Peaks

      «Esto no es una crítica. Convenimos en llamarlo cuaderno de viaje por darle algún nombre a un texto que, en los esquemas que habitualmente manejamos al escribir sobre cine/TV, no encaja en ninguna categoría definida. Evitaremos cualquier sentencia evaluativa escudándonos en que estamos hablando de una obra que no hemos visto en su totalidad, si bien esta excusa oculta también un acto de pura comodidad...».
    • El cine de Maya Deren. Una mirada a su filmografía

      «La consolidación de la mujer en la industria del cine es algo tan reciente y, por desgracia, tan condenado a un inevitable período de reafirmación presumiblemente extenso, que resulta muy difícil establecer una lectura del papel femenino en el cine y, mucho menos, en el cine de vanguardia, pues su relación parece más coincidente que desencadenante...».
    • El tedio según Sofia Coppola

      «Si nos detenemos a analizar la filmografía de Sofía Coppola, encontramos un denominador común en todas sus historias. Los personajes que retrata la realizadora neoyorquina están embriagados por el aburrimiento, por una sensación de pesadumbre que les arrastra y que, de un modo u otro, actúa como catalizador de sus actos...».

    Classics

    Trailers

    [12][Trailers][slider3top]