Introduce tu búsqueda

Descansa en paz
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    Cine Alemán Siglo XXI

    Crítica | Ex maridos

    || Críticas | ★★★☆☆
    Ex maridos
    Noah Pritzker
    Del sentimiento tragicómico de la vida


    Rubén Téllez Brotons
    Madrid |

    ficha técnica:
    Estados Unidos, 2023. Título original: Ex-Husbands. Duración: 99 min. Dirección: Noah Pritzker. Guion: Noah Pritzker. Música: Robin Coudert. Fotografía: Alfonso Herrera Salcedo. Compañías: Coproducción Estados Unidos-México; Rathaus Films, Bruce Cohen Productions, Pimienta Films. Reparto: Griffin Dunne, James Norton, Miles Heizer, Rosanna Arquette, Eisa Davis.

    La reflexión sobre el paso del tiempo ha sido el centro neurálgico de gran cantidad de obras de arte a lo largo de la Historia. Han sido muchos los artistas que han concebido canciones, poemas, cuadros, novelas y, por supuesto, películas, desde la melancolía por los años que se han convertido en recuerdos de ceniza, desde el miedo que surge ante la inminencia de la muerte, desde la desesperación que se clava en la mirada ante la cercanía del último horizonte, o desde la alegría que cristaliza en sonrisas de piedad al echar la vista atrás y observar el camino recorrido. Noah Pritzker aborda en Ex maridos, su segundo largometraje, este tema desde una perspectiva original: confrontar a tres familiares de distintas edades —un octogenario, un sexagenario y un treintañero— con el objetivo de que los ecos de sus diferentes estados vitales establezcan un diálogo en el que las reminiscencias de los años desaparecidos puedan desestabilizar la vitalidad de los más jóvenes, al tiempo que la mera presencia de estos le recuerdan a los más mayores las limitaciones que su edad les impone.

    No es casualidad que la tercera secuencia tenga lugar en un cine en el que se proyecta La muerte de Luis XIV de Albert Serra, puesto que la cinta protagonizada por Jean-Pierre Leaud no es sino una de las aproximaciones más pausadas, precisas y barrocas a la muerte y los momentos que la anteceden que ha dado el cine en los últimos años. En dicha secuencia, el protagonista, Peter (Griffin Dunne), un dentista de mediana edad que tiene una seria obsesión con el matrimonio, charla con su padre, Simon (Richard Benjamin), mientras espera a que empiece la cinta del director de Banyoles. Durante la conversación, su progenitor le confiesa que va a divorciarse de su madre porque “el matrimonio no da para más” y cree que aún puede encontrar el amor y disfrutar de veinte o treinta años con su nueva pareja. “Para entonces tendrás cien años, papá”, le responde Simon . Una elipsis de seis años media entre esta escena y la siguiente, que tiene lugar en la residencia en la que el padre del dentista lleva ingresado desde que sufrió un infarto que le dejó graves secuelas. A través de un sencillo corte de montaje, el director destroza el baúl de ansias y esperanzas del anciano, termina de asentar las bases temáticas de la obra y coloca a su protagonista frente a la niebla densa y triste de la muerte, haciéndole ver cómo de frágil es el hilo de la vida.

    A partir de aquí, Peter se irá adentrando en un callejón de soledad y aislamiento cuya oscuridad, paradójicamente, no ensombrecerá la atmósfera luminosa de la cinta, sino que sembrará en su superficie de ligereza y humor desenfadado varios oasis de pesimismo que, en algunos momentos, se integrarán de forma orgánica en el esqueleto del relato, y en otros no lo harán tanto, generando escalones tonales no muy bruscos, pero sí un poco disonantes. Ex maridos funciona, pues, como una comedia juvenil que, en su intento de mantener equilibrada la balanza entre la risa y el estremecimiento dramático, intenta disimular el dolor que supuran sus imágenes. El protagonista está inmerso en pleno proceso de divorcio cuando decide marcharse durante un fin de semana a México para desconectar. El azar hará que coincida allí con sus dos hijos, que están celebrando, junto a unos amigos, la despedida de soltero del mayor de ellos. De ese giro fortuito germina un código binario de secuencias en las que se alternan, con la misma velocidad con que los personajes se beben unos margaritas, la risa desesperada y el llanto ahogado en las almohadas del mutismo: de la oscuridad de la crisis existencial se pasa a la luz de una piscina llena de sudor y viejas anécdotas del pasado; de los tonos negros de la depresión a los blancos de la cocaína y la fiesta. En algunos momentos, Pritzker intenta sublimar los códigos del humor negro tipo Resacón en Las Vegas (los venazos estrambóticos de uno de los personajes secundarios recuerdan, por momentos, al personaje de Zach Galifianakis), sin conseguir grandes resultados; en otros, busca —y, por momentos, consigue— que el público establezca un fuerte lazo emocional con el trío protagonista. El conjunto final se antoja, sin embargo, bastante desequilibrado.

    Ex maridos se hace fuerte en la transparencia y hondura con que transmite esa sensación de no pertenecer a ningún sitio, de hallarse entre dos vagones vitales cuyas puertas están cerradas, de encontrarse en un punto muerto entre la muerte (el padre) y la flor de la vida (los hijos); pero pierde mucha fuerza cuando comienza bucear en tramas secundarias en las que, por cuestión de duración, no llega nunca a profundizar, y que no hacen sino difuminar la atención del espectador. Así, la mirada, triste y honesta, de un gran Griffin Dunne ejerce de núcleo duro de la propuesta, la sostiene justo al borde del abismo y evita que caiga al vacío gracias a su impresionante capacidad para proyectar la desesperación que corroe a su personaje. Para el final, quedan la reflexión sobre el paso del tiempo, la muerte y las diferentes etapas de la existencia; y un puñado de interpretaciones notables que hacen que el visionado de la cinta merezca la pena. ♦


    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    La patria perdida
    Green Border
    German Film Fest
    Alternativa Pro
    Alternativa Oficiales
    Green border Alternativa Ofi

    Estrenos

    Alternativa Pro German Film Fest

    Streaming

    Alternativa OficialesLa patria perdida
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas