Introduce tu búsqueda

El deshielo
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Between Revolutions

    || Críticas | L'Alternativa 2023 | ★★★☆☆
    Between Revolutions
    Vlad Petri
    Más allá de la distancia


    Agus Izquierdo
    Barcelona |

    ficha técnica:
    Rumanía, Catar, Irán, Croacia, 2023. Título original: Între revoluții. Dirección: Vlad Petri. Guion: Lavinia Braniste, Vlad Petri. Música: Filip Sertic. Compañías: Activ Docs, Restart and Fade In. Distribuidora: DAFilms. Duración: 69 min.

    Historia de distancias y de distanciamiento. Del dolor y la aflicción que lo acompañan. De la añoranza y de la cicatriz que deja, como poso, de forma permanente, el abatimiento de la insurrección ciudadana. La huella que deja el vacío, en una especie de cruel duelo invisible. Retrato de una época a partir de un cuento tramposo que recrea una ficción mediante la transfiguración de la realidad. Tremebunda, certera, inteligente y, sobre todo, cruda, con Between Revolutions, el rumano Vlad Petri conquistó algunos corazones (como mínimo, el mío) y resquebrajó alguna alma (al menos, la mía) en su paso por L’Alternativa de Barcelona. Es la fotografía de una bifurcación inevitable y no por eso menos devastadora, donde dos vidas dialogan en una nebulosa que disipa las fronteras del espacio-tiempo. Después de separarse, dos jóvenes mantienen una correspondencia epistolar donde intercambian sensaciones, recuerdos y esperanzas. Una es Maria, la otra Zahra, y se conocen mientras estudian en la universidad de Bucarest. Se sobreentiende que han mantenido una estrecha e intensa relación, y que el amor que se profesan es recíproco y aparentemente indestructible. La realidad, por desgracia, tiene sus propios ritmos y deambula caprichosamente a su bola, imponiendo su naturaleza, de manera que siempre acaba traicionando, de una forma intransigente, nuestros deseos y voluntades. Pero vayamos por partes.

    Esta película empieza, precisamente, en ese distanciamiento físico. La brecha espacial se expande cuando Zahra regresa a Irán después de finalizar los estudios, para reunirse con su familia y sus amistades. Algo grande va a pasar, vaticina a su compañera. Estamos en los setenta, de manera que no habla en vano y ese «algo que va a pasar» no es otra cosa que la revolución iraní que derrocará al sah Mohammad Reza Pahleví. No está nada mal. Por su parte, Maria se queda en la capital rumana y alrededores, viviendo como puede entre trabajos y reasignaciones y a trompicones, siempre expectante de las misivas de su compañera. Siempre preocupada, y con una incesante sensación de angustia. Hasta que la revuelta le explota, también, a ella: en este caso, no es otra que la que provocó la caída de Ceaușescu, años más tarde.

    A medida que avanza el metraje, los escritos entre amigas se intensifican, incrementando su dramatismo tonal. En la debacle de sus respectivas sociedades, la densidad aumenta in crescendo, e irrumpen episodios y anécdotas que envenenan y tiñen de negro las vidas de las protagonistas, poniendo en manifiesto la peligrosidad incipiente de un mundo incansablemente amenazante. Para elaborar el texto, el cineasta y su coguionista, Lavinia Braniste, trabajaron los documentos, registros y archivos de la temida policía secreta de la dictadura rumana, la Securitate, que combinan con poemas de Nina Cassian y Forugh Farrokhzad. A partir de ese cotejo, se edifica una historia aciaga que, pese a que en un principio se endulza con el poder de la amistad y la esperanza de las protestas civiles, acaba intoxicándose por la desilusión y el terror de dos movimientos sociales que se ven aplastados por la quimera del poder hegemónico y la brutalidad de gobiernos agonizantes, y aun así, implacables en la respuesta violenta contra «la energía en las calles», como explica Zahra.

    Hay algo también atemporal en Between Revolutions. Primero, por la masculinidad que ocupa la pantalla y cobra significativo peso a través de una presencia salvaje e iracunda. Por otra parte, también se dilatan los tiempos de respuestas entre cartas, hecho que genera en las mujeres, y también en los espectadores, una calamitosa sensación de preocupación y nerviosismo: «Dónde estás. Por lo menos dime que estás bien», pregunta la una a la otra en cierto momento. Además, tiene su momento de gloria la pesadumbre provocada por un ser querido desaparecido: Zahra vive la persecución de su família en primera persona, hecho que acaba llegando a su cúspide cuando su padre es detenido, y deja de dar señales de vida: «Mi padre fue mi revolución». El argumento de la cinta sirve, por esto mismo, para reflejar y mostrar un feminismo autoconsciente y estrictamente actual, que golpea en nuestra concepción prejuiciosa que tiende a ver a la historia como algo pasado de moda, y a su gente como personas obsoletas y con mentalidades antiguas. Contra la esperanza primigenia, surge un sentimiento de decepción e incertidumbre que se puede traducir al desamparo de nuestros días.

    En el documental de Petri, es la imagen la que complementa la prosa, que adquiere un carácter absolutamente protagonista y que manda narrativamente en todos sus espacios. Las dos voces femeninas adoptan un rol principal, y Between Revolutions utiliza el maravilloso y retrospectivo material de archivo precisamente para crear, desde la literalidad y lo documental, una ficción solo a medias. En este cuento triste y estrictamente destructivo, se establece un diálogo gratificante por lo que aporta y por cómo se entabla, aunque se hace a la vez espeluznante: el sufrimiento se sublima dando lugar a un amor sin márgenes, a una conexión interpersonal que transfiere emociones y que insiste en el hecho que, pese a que el tiempo pase, el mundo siempre será un lugar mezquino, injusto y atroz. ♦


    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania
    Alemania

    Estrenos

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    En nombre de la tierra

    Inéditas

    Rizoma