Introduce tu búsqueda

Camila saldrá esta noche
Los jóvenes amantes Ninjababy
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Los jóvenes amantes

    || Críticas | ★★★★☆ |
    Los jóvenes amantes
    Carine Tardieu
    El mito de Diotima


    Adrià Allande
    Barcelona |

    ficha técnica:
    Francia, 2021. Título original: «Les jeunes amants». Directora: Carine Tardieu. Guión: Sólveig Anspach, Agnès de Sacy, Carine Tardieu. Fotografia: Elin Kirschfink. Productora: Ex Nihilo, Karé Productions, Artemis Productions, France 2 Cinema, Auvergne Rhône-Alpes Cinéma, VOO, BE TV, Proximus, Shelter Prod. Reparto: Fanny Ardant, Melvil Poupaud, Cécile De France, Florence Loiret-Caille, Sharif Andoura, Sarah Henochsberg, Martin Laurent, Olenka Ilunga, Manda Touré, Julia Gómez, Corey McKinley. Duración: 113 minutos.

    Sócrates, en El banquete de Platón, definía al amor como el fruto de dos contrarios. Su nacimiento, así como relata el filósofo ateniense, sucede en el natalicio de Afrodita, cuando Penia, diosa de la pobreza, de figura andrajosa y vestida entre harapos, se acostó con Poro, dios del camino y la abundancia, que yacía en el jardín de Zeus embriagado de néctar tras el convite. El amor, en su forma platónica, logra su esplendor si en él, en su mismo cuerpo, se anida la posibilidad y, a su vez, la imposibilidad; la tensión entre el vértigo de lo finito y el deseo que, por naturaleza, es inagotable. Los jóvenes amantes, al igual que en el mito de Diotima, recupera el amor en su modo esencial, adentrándose en la tragedia del misterio del «nosotros». Carine Tardieu, con una puesta en escena profusa, recordando por momentos a Las dos inglesas y el amor de François Truffaut, hilvana una película donde, en su centro gravitacional, se encuentra el ideal del amor fou, aquel amor que sobrepasa los límites de lo corporal y que, como decimos, es propiamente platónico porque escapa de nuestros juicios y valores.

    La película relata la historia de Pierre (41) oncólogo de prestigio, casado y con dos hijos, y su enamoramiento progresivo pero desbocado por Shauna (71). La cinta se inicia con la imagen desenfocada y en la que podemos intuir la figura diluida de una mujer que, paulatinamente, va acercándose por un pasillo hacia nosotros, hasta aparecer nítida y definida. En el plano inicial se condensa el símbolo del enamoramiento, el paso foráneo del otro hasta la consumación y su reconocimiento. Este, a nivel argumental, se sitúa quince años antes de la historia central, donde ambos se conocen en el mismo hospital. Shauna vela por su amiga moribunda, Mathilde, y Pierre, por azar, se encarga del servicio médico de quien, a su vez, es la madre de su mejor amigo. Este último, tras los quince años que separa el prólogo del resto del metraje, será quien se encargará de que Pierre viaje, junto a él, a Irlanda para hospedarse unos días en la pequeña cabaña de Shauna, en medio de un páramo que acaricia la costa ruda y deshabitada del Atlántico. Las secuencias que conforman el desarrollo del primer encuentro, filmadas en la pequeña cabaña, son de un preciosismo más que admirable. El lugar, solitario y atemporal, iluminado por modestas lámparas de sobremesa y un techo que exige, a los protagonistas, a andar con delicadeza, representan los ingredientes de la primera intimidad, dirigida con suma ternura por parte de Tardieu y su equipo artístico. El conjunto de la película y su puesta en escena es de carácter barroco, rehúsa mayoritariamente del plano general y se condensa cercana a los protagonistas, abarrotando el aspecto visual. La elección permite, desde lo atestado, fortificar el sentimiento de confusión en la que se encuentran, no solamente la protagonista, sino los personajes que orbitan alrededor de la historia. El uso del mobiliario y su exceso, la duplicidad de los espejos y la opresión de la composición desemboca en una unidad estética sumamente expresiva, por vía del espacio, a la representación laberíntica de la historia de amor entre ambos. Aunque, Pierre, por su parte, parece ser el único personaje que no muestra duda al respecto ni concesión alguna, consciente de lo que desea y ama. El amour fou, instalado en su personaje, proporciona al protagonista la frescura y la heroicidad de quien desea desde la inocencia que nos exige el acto. Imperturbable, no hay espacio para el prejuicio ni el planteamiento racional porque, como dice el cantautor cubano, Silvio Rodríguez, «hay que amar, aunque tengamos final para después, seguir amando».

    Las interpretaciones, en especial la de Shauna, encarnada por Fanny Ardant, protagonista de filmes que se sitúan en el Monte Parnaso del cine francés, como es el caso de La femme d’à côté o Vivamente dimanche, es ajustada y medida. Ardant demuestra una vez más su poder para representar las encrucijadas del amor en personajes que, en apariencia, denotan una seguridad de la que carecen en su interior. Especialmente, en Los jóvenes amantes, recuerda por su conflicto, no en edad sino en intensidad, a la primeramente citada película de Truffaut. En este caso, junto a Fanny Ardant no se encuentra a Gérard Depardieu, pero Melvil Poupaud, Pierre en el guion, consigue una actuación sobria y solvente, como acostumbra en sus colaboraciones con François Ozon. Sendas interpretaciones, la dirección de una veterana en el género como Carine Tardieu, dominando el espacio y la composición como elementos puntales, así como la precisión del guion —firmado, entre otros, por la magnífica directora islandesa Sólveig Anspach, fallecida hace siete años—, aunque trabaje sobre fórmulas clásicas, conforman un filme notable, que cierra respetando la esencia inicial: desde una sencillez conmovedora, y dejando un ventanal abierto al espectador, representa el acto último, la resistencia íntima de aquellos que se aventuran a amar, aceptando, por bien o por mal, como diría Jean Renoir, la régle du jeu. Bello. ⁜


    Les jeunes amants , Carine Tardieu
    Un bonito adiós a Sólveig Anspach.

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Camila

    Estrenos

    Fantasía de un escritor El perdón
    Regreso a Reims

    Cannes 2022

    Memoria Clara sola
    Clara sola

    Streaming

    Memoria