Introduce tu búsqueda

Clara sola
Memoria Ennio
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica | Father's Day (Kivu Ruhorahoza, 2022)

    || CRÍTICAS | FESTIVAL DE LAS PALMAS 2022 | ★★★☆☆
    Father's Day
    Kivu Ruhorahoza
    Una mirada extranjera


    Javier Acevedo Nieto
    21º Festival de Las Palmas |

    Ruanda, 2022. Título original: «Father's Day». Director: Kivu Ruhorahoza. Guion: Kivu Ruhorahoza. Productora: Iyugi Productions. Música: Michael Makembe. Fotografía: Taté. Montaje: Kivu Ruhorahoza. Reparto: Médiatrice Kayitesi, Aline Amike, Yves Kijyana, Cedric Ishimwe, André Musagara, Elie Bigirimana. Duración: 111 minutos.

    En su texto para el fanzine del colectivo Mediadistancia, Víctor Soho señalaba algunos de los procesos de construcción de una mirada occidental y blanca que opacaba la visión de «otros» cines. Consideraba que los festivales que programaban películas de geografías alejadas del eurocentrismo lo hacían no tanto con un afán de dar espacios a nuevas sensibilidades, como de proyectar una mirada actualizada del orientalismo paternalista de principios del siglo pasado. Todo festival creaba secciones que recogían obras «diversas» para encajarlas en el canon crítico y artístico neoliberal, tan flexible y amorfo como lo requieran las exigencias de una clase intelectual que, reconozcámoslo, se resiste a mirarse en su propia condescendencia.

    Esta reflexión me llamó la atención. Quizá no tanto por su novedad, sí por su vehemencia: hay algo de lo carece la institución crítica actual (sobre todo la más joven) y ese algo es la valentía para enfrentarse a sistemas de pensamiento (festivales, publicaciones o academia) que, no por amables y serviciales, resultan menos nocivos. Llego así a una película como Father´s Day, una producción cuyo principal objetivo es reivindicar la capacidad de la industria creativa ruandesa. Es curioso ya que pude ver la anterior película de su director, Kivu Ruhorahoza, en un máster de crítica y, actualmente, su último largometraje contará con exhibiciones en el MOMA tras su paso por Berlín y Las Palmas.

    La pregunta es, ¿se programaría la película de Ruhorahoza de no ser un filme ruandés que ahonda en las raíces sociales, políticas y culturales de la nación con una especificidad nativa y una codificación «coetánea» a lo que describe? Como crítico europeo, me parece una pregunta lícita. Además, me preocupa hasta qué punto la suavidad amable del pensamiento institucional occidental corre el riesgo de transigir con ciertos cines sacrificando el análisis de la obra de arte por una falsa empatía con el discurso sobre el arte; véase, por ejemplo, cualquier absurda discusión sobre aplicar los parámetros de análisis fílmico de ciertos códigos (realismo, naturalismo, etc.) nacidos en el arte europeo a producciones como esta que, aunque en cierta medida «impregnadas» de una sensibilidad occidental, se alzan como obras adscritas a sensibilidades ajenas.

    Diatribas aparte, creo que lo mejor que puedo decir de Father´s Day es que por momentos es una película extranjera, completamente irreconocible en algunos de sus hallazgos. Una mujer hastiada de cuidar a su padre enfermo, otra mujer que acaba de perder a su hijo y un niño cuyo padre problemático le arrastra por las calles buscando cualquier medio de subsistencia. Intuirán que el filme lo tiene todo para cautivar a los amantes de la enésima revisión del neorrealismo (indagarán en el valor del rodaje en la calle, en la construcción del espacio a partir de encuadres angostos y largas tomas sostenidas en mano) y, pese a ello, a veces Ruhorahoza es lo bastante sabio como para alejarse de dichos registros. También se aparta de la codificación estética de su anterior trabajo, Things of the Aimless Wanderer (2015), dado que esquiva cualquier registro de realismo mágico y metáforas imbuidas de lirismo visual, tal y como hacía en aquella crónica de un colonizador varado en territorio ajeno.

    Afirmaba que Father´s Day era una película que se experimentaba extranjera y eso sucede cuando Ruhorahoza construye los primeros planos de sus personajes, concretamente cuando los castiga con largas secuencias en las que borbota la violencia simbólica del patriarcado o la violencia física del abuso infantil. Pequeños ajustes del enfoque y una disposición casi líquida del fondo del plano consiguen dotar al rostro de dignidad a través de la humillación. Naturalmente, podríamos acudir al name dropping y lanzar paralelismos visuales con el cine indio «revisitado» por Occidente en los últimos años, pero permitan que no caiga en ese vicio. Quizá acudan al cine de Pedro Costa por la manera en la que el rostro es pura potencia de mirada en medio de arquitecturas emocionales derruidas; puede que tengan razón, aunque Costa nunca sabe separar muy bien el elogio de la miseria del retrato de la dignidad.

    La conexión más evidente es con el cine de Mati Diop debido a esa voluntad de ejercer una presión narrativa en el espectador privilegiado (llevando al límite de la pornografía emocional algunas secuencias) para proponer nuevos lugares de miradas alejados de los habituales procesos de identificación con un determinado cine «extranjero». Del cine de Diop tengo muy pocas buenas que decir, les invito a leer un diálogo más productivo sobre su obra que el que yo puedo ofrecer; no obstante, pienso que tanto Diop como Ruhorahoza comparten una vocación: edificar sobre las ruinas de ciertos impulsos estéticos «europeizados» (el drama social o el cine etnográfico) una nueva construcción propia en su cine no reafirme su propia identidad (para qué), sino que cuestione la estabilidad y cohesión de la identidad del cine globalizado. En ese sentido, Father´s Day es una película muy identificable por la mirada europea y, al mismo tiempo, extrañamente esquiva, como sucedía con Pilgrims. A lo mejor uno de los hallazgos de programación del festival sea el de extrañar a través de lo familiar: desestabilizar desde las entrañas de géneros que necesitan ser saneados sin ningún tipo de remordimiento. ⁜


    Father's Day ¡, Kivu Ruhorahoza
    Sección oficial del Festival de Las Palmas.

    Miguel Ángel Onoda
    Introduction

    Estrenos

    Miguel Ángel

    Streaming

    Onoda

    Inéditas

    Gagarine