Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    Cine en casa: Review del proyector BenQ W2700, cinematic color, cinema experience

    Cinematic color, cinema experience

    Review ★★★★★ del proyector 4K BenQ W2700

    I. Prólogo

    En EAM somos firmes defensores de la experiencia del Home Cinema mediante el uso de proyectores, como ya le hemos contado en otras ocasiones en las reviews de proyectores BenQ –W1050, W1700 y GV1 Mini. Más si cabe con la importancia que ha adquirido en los últimos años el cine y la televisión a través de plataformas –Netflix, Amazon, Filmin... Cada vez son más los usuarios que invierten en tecnología para intentar captar la esencia cinematográfica –por otra parte una utopía en sí misma— en nuestro hogar y, aunque hay televisores de alta gama que ofrecen un sinfín de posibilidades de imagen, creemos que la proyección, acompañada de un buen sistema de sonido y, por supuesto, de una fuente versátil –que al menos ofrezca una resolución 1080p—, nos acercan a los cinéfilos las texturas y colores propios de una sala de cine. A su vez, la propia tecnología es imparable, Netflix y Amazon ya ofrecen en su catálogo contenidos en UltraHD, el archinombrado 4K (3840x2160), que se adelanta a la nueva corriente resolutiva que dominará el próximo lustro. Una tipología por ahora alejada de las gamas de acceso, como demuestran televisores y monitores con dicha resolución, pero que se abre camino en el universo de la proyección gracias a proyectores que, si bien no poseen esa resolución nativa, sí la simula gracias al XPR con unos resultados espectaculares.

    El proyector que hoy nos ocupa, el BenQ W2700, podríamos situarlo en una gama medio-alta dentro del sector y en comparativa con otros periféricos reseñados en esta web con anterioridad. Un producto de material premium que ofrece una calidad de imagen sobresaliente y que, como ocurría con su hermano menor, el W1700, posee una serie de características que contentarán al usuario medio, en especial por su autonomía auditiva y por la mentada versatilidad de imagen, a la que se le añade el HDR-Pro que le otorga un plus de definición cromática. A continuación, vamos a desgranar las especificaciones más relevantes del W2700 y hablar de nuestra experiencia. Para ello, vamos a utilizar el blu-ray de «Apollo 11», el fantástico documental de Todd Douglas Miller sobre el gran hito del siglo XX, reproducido en un blu-ray externo conectado a un Xiaomi Notebook Air.

    II. Morfología

    Como anticipábamos, estamos ante un proyector de formas premium, con un frontal en color oro oscuro muy elegante que contrasta con la carcasa de color blanco mate. En el lado izquierdo el frontal, cómo no, tenemos la bombilla que está protegida en reposo por una tapa y reencuadrada en activo interiormente por una cubierta, que subraya su carácter refinado.

    En la parte superior, tenemos los shortcuts de reproducción en el caso de que no queramos usar el mando a distancia adjunto –muy recomendable, por cierto— y, esto es novedad, una tapa corrediza que cubre o descubre la lámpara y sus ruedas de ajuste de zooms –distancia y nitidez—. Una solución de diseño muy atractiva.

    En los laterales, vemos las aperturas en forma de rejillas que ofrecen tanto ventilación para el equipo como sonido 2.0 del que les hablaremos más tarde. En la parte trasera tenemos salidas de audio (analógico y digital), dos puertos HDMI 2.0, un puerto USB 3.0 y un jack para un disparador remoto a 12V, un puerto mini-USB para actualizar el firmware, un USB de 2.5A solo de alimentación y un puerto RS-232 de servicio. En la parte inferior, más discreta, tenemos las tres clásicas patas regulables para corregir las irregularidades de la superficie.

    El peso neto es de 4.2 kilogramos, bastante superior a la gama inferior. No podemos, por tanto, hablar de un aparato portable pero para nada incómodo a la hora de trasladarlo por diferentes estancias.

    El proyector viene acompañado de un cable de alimentación, un mando a distancia retroiluminado –incluye dos pilas AAA— y una manual de instrucciones. No incluye un cable HDMI 2.0.

    A continuación, en la siguiente galería, le añadimos una serie de imágenes del BenQ W2700.


    III. Audio

    Nos adelantamos con este apartado porque lo consideramos significativo. En el dispositivo W1700 era ya un punto a favor, ya que permitía visionados bastante cómodos sin apenas preparación. Huelga decir que estamos ante un sonido bastante básico pero muy potente, similar al de barras de sonido de gama media, con una buena diferenciación de graves y agudos. Claro está, que lo ideal sería utilizar un sistema 5.1 o 7.1 con subwoofer. Aun teniendo esto en cuenta, la experiencia es bastante positiva, incluso con reproducciones en plataformas como Netflix, cuya mezcla de sonido resulta desigual.

    Y dentro de la sección de audio, no podemos olvidar el volumen de ruido que genera el propio proyector a través de sus ventiladores de refrigeración. Una tasa  que mejora a medida que subimos de gama y que poco o nada tiene que ver con las prestaciones del aparato más modesto de la última nueva corriente de proyectores BenQ, el W1050. Un ruido apenas imperceptible que no trastoca el visionado por muy silenciosa que sea la película o la serie –en especial si ven «Demasiado viejo para morir joven», de NWR.

    IV. Imagen

    Lógicamente, es la característica estrella del W2700. Existen pocos proyectores con este nivel de resolución y cromática aunque, todo hay que decirlo, para sacarle el mayor partido posible es necesario un archivo en UHD y un reproductor que permita moverlo. Con contenido en HD, es decir 1080p a 60hz, el resultado es igual de asombroso, gracias a sus, 30 bits de color, su ratio de contraste de 30.000:1 y sus 2.000 lúmenes ANSI que permiten, incluso, ver una imagen más que correcta a la luz del día. Su lámpara tiene una vida útil de 4.000 horas en uso normal, 10.000 en modo eco y 15.000 en SmartEco.

    El W2700 cuenta con varios modos de imagen: Brillante, TV vívida, Cine (Rec. 709), Cine digital, Silencio y Usuario 1 (HDR / HLG / ISF noche / ISF día / 3D). Desde nuestra experiencia, lo más logrados son los modos Brillante y Cine, que capturan el granulado de la reproducción blu-ray y los colores correctos de los filmes y series.

    Para probar el equipo, hemos utilizado un archivo en QHD de la película «Apollo 11», un trabajo de recopilación y montaje de la llegada del hombre a la Luna en julio de 1969. Una película perfecta para capturar la restauración cromática de unas imágenes de cinematografía inherente. Una sesión espectacular, gracias a la reproducción del color de W2700 y su capacidad de mover grandes resoluciones con facilidad. Una suma de virtudes que nos deja una imagen viva, profunda y perfectamente matizada. Como único pero posible, hay que remarcar que su zoom no es tan intuitivo como en modelos de gama inferior, teniendo que ajustar pormenorizadamente la distancia entre proyector y pantalla.


    V. Conclusiones

    A medida que nos adentramos en toda la gama de proyectores BenQ, el líder del sector por autonomía, especificaciones y precio, es complicado no emocionarse ante la evolución de la calidad de estos productos, cada vez más cercana a la proyección profesional. Si bien es cierto que el W2700 tiene un precio difícil para el usuario medio, 1.599€ en PCComponentes, en la línea económica de este tipo de dispositivos, sin lugar a dudas ofrece una serie de características y virtudes que suponen ser una apuesta segura a la hora de hacer realidad el sueño del cinéfilo: crear su propio cine en su hogar. El W2700 es un proyector de calidad soberbia –tanto externa como interna—, una inversión de presente y futuro, extremadamente versátil y con un nivel de imagen inigualable.


    Publicidad

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    HomeCinema

    BenQ

    Estrenos

    Inéditas

    Festivales

    Ensayos

    Call me by your name