Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    Las 10 mejores películas de Brian De Palma

    Las 10 mejores películas de Brian De Palma

    Clasificamos la filmografía de uno de los genios del género.

    Confeccionar un top 10 con los mejores trabajos de un director de la altura de Brian De Palma (Nueva Jersey, 1940) no es tarea fácil. Títulos excelentes no faltan en su filmografía e incluso sus cintas menos inspiradas siempre contienen, como mínimo, una secuencia brillante que delata el genio del hombre que se encuentra detrás de las cámaras. Durante años fue saludado como un discípulo aventajado del maestro Alfred Hitchcock, a quien se encargaría de, más que plagiar, homenajear en un grupo de formidables (a veces excesivas, pero forma parte de su particular encanto) películas de suspense que cimentaron su fama, en las que dejó su inequívoco sello como uno de los cineastas más capacitados para construir virtuosos espectáculos visuales, repletos de movimientos de cámara elegantísimos y espectaculares planos que no necesitan de palabras, dado su enorme poder expresivo, recurriendo a técnicas como la split screen (la pantalla partida, que manejaba como nadie) o esa cámara lenta con la que dilataba las escenas hasta lo imposible. Entre su primer largometraje, estrenado en 1968, Murder à la Mod, y la pendiente de estreno Domino (2018), De Palma ha dejado un puñado de fascinantes filmes que, finalmente, han quedado fuera de la lista de diez elegidos, pero que merecen ser citados como buenos ejemplos de ese saber hacer que nos ha regalado durante las últimas cinco décadas y que le encumbraron como uno de los realizadores indispensables a la hora de entender el cine moderno. La comedia Saludos (1968), protagonizada por Robert De Niro -actor que repetiría a sus órdenes en dos ocasiones más- y ganadora del Oso De Plata en Berlín; sus ejercicios de suspense Hermanas (1973), En nombre de Caín (1992), Ojos de serpiente (1998) -que, pese a su irregularidad, se abría con uno de los planos secuencia más aplaudidos de la Historia del Cine-, Femme Fatale (2002) o Passion (2012); o su (exitoso) coqueteo con el cine más comercial en la fantástica primera entrega de Misión imposible (1996), aglutinan valores cinematográficos suficientes como para merecer su presencia en cualquier lista y hacer que le perdonemos tropiezos tan sonados como La hoguera de las vanidades (1990), Misión a Marte (2000) o La dalia negra (2006). A continuación EAM destaca los 10 títulos del gran Brian De Palma que, por unas u otras razones, han dejado más huella en el colectivo cinéfilo.

    10. Redacted (Redacted, 2007)

    Con esta película, recuperamos al Brian De Palma más crítico, aquel que removió conciencias (y algún estómago) con su devastadora visión sobre los horrores de la Guerra de Vietnam en Corazones de hierro (1989), un título con el que este guarda no pocas similitudes argumentales y una nada disimulada intención de denuncia, que dio a Michael J. Fox la oportunidad de demostrar un registro mucho más dramático del acostumbrado, pese a que fuera Sean Penn quien se adueñó de la función gracias a su monstruoso personaje. Basándose en un hecho real acontecido en Mahmudiya, Irak, el director no hace concesiones para mostrar, valiéndose de un formato de falso documental y multitud de recursos visuales no convencionales (imágenes de Youtube, videollamadas, grabaciones con la cámara de uno de los militares, material gráfico de interrogatorios) la terrible crónica del acoso y posterior violación y asesinato de una adolescente iraquí de 15 años a manos de unos desalmados soldados estadounidenses. Una cinta dura, valiente y muy alejada de las proezas estilísticas que caracterizan al cine más sofisticado de un De Palma, que, no obstante, ganó el León de Plata en Venecia al mejor director por este trabajo, uno de los menos populares de su trayectoria.

    2007. Estados Unidos. Título original: Redacted. Director: Brian de Palma. Guion: Brian De Palma. Productores: Jason Kliot, Simone Urdl, Joana Vicente, Jennifer Weiss. Productoras: Coproducción Estados Unidos-Canadá; Magnolia Pictures / Honet Films. Fotografía: Jonathon Cliff. Montaje: Bill Pankow. Dirección artística: Michael Diner. Reparto: Patrick Carroll, Rob Devaney, Izzy Diaz, Mike Figueroa, Kel O'Neill.

    09. Doble cuerpo (Body Double, 1984)

    De Palma homenajeó al maestro del suspense Alfred Hitchcock, de quien fue considerado un alumno aventajado, en este estupendo thriller impregnado del tono voyeurista y ese erotismo que le caracterizaron en aquellos años. Un ejercicio de estilo de estética ochentera (¡hasta suena el Relax de Frankie Goes to Hollywood en la banda sonora!) que contaba la odisea de un actor de cine de terror (Craig Wasson) que, cada noche, contempla desde la ventana de su casa cómo una sensual mujer monta un espectáculo morboso. Al igual que en La ventana indiscreta (1954) -principal inspiración del director, junto a Vértigo (1958), para esta obra-, el mirón se ve envuelto en problemas cuando presencia un asesinato. Melanie Griffith se convirtió en uno de los mitos eróticos de los ochenta gracias a su turbador papel aquí, siendo, curiosamente, chica De Palma, cuando su madre Tippi Hedren había sido (por partida doble) chica Hitchcock.

    1984. Estados Unidos. Título original: Body Double. Director: Brian de Palma. Guion: Robert J. Avrech, Brian De Palma. Productor: Brian De Palma. Productora: Columbia Pictures. Fotografía: Stephen H. Burum. Música: Pino Donaggio. Montaje: Gerald B. Greenberg, Bill Pankow. Dirección artística: William A, Elliott. Reparto: Craig Wasson, Melanie Griffith, Gregg Henry, Deborah Shelton, Dennis Franz, Guy Boyd, Barbara Crampton.


    08. El fantasma del Paraíso (Phantom of the Paradise, 1974)

    La única incursión en el género musical de De Palma se saldó con una de las obras más bizarras de su filmografía. Toda una rareza dentro de su currículum, convertida hoy en título de culto indiscutible que, aun inspirándose en distintos mitos como El fantasma de la ópera, El retrato de Dorian Gray o Fausto, consiguió erigirse como una cinta tremendamente original y que rivalizó en extravagancia con otro musical de la época como The Rocky Horror Picture Show (Jim Sharman, 1975). Una excéntrica sátira, a medio camino entre el terror y la comedia negra, ambientada en el mundo de las discográficas, sobre las que realiza una sangrante crítica, y protagonizada por Paul Williams (también compositor de la banda sonora) en el papel de un villano genio de la música que es perseguido por un compositor desfigurado de cuyas canciones se apropió vilmente. Psicodélica y genial, su visionado supone todo un placer para los amantes del Glam Rock.

    1974. Estados Unidos. Título original: Phantom of the Paradise. Director: Brian de Palma. Guion: Brian De Palma. Productor: Edward R. Pressman. Productora: Harbor Productions. Fotografía: Larry Pizer. Música: Paul Williams. Montaje: Paul Hirsch. Diseño de producción: Jack Fisk. Reparto: Paul Williams, Jessica Harper, William Finley, George Memmoli, Gerrit Graham.


    07. Fascinación (Obsession, 1976)

    Curioso es el caso de este thriller psicológico de inequívoco sabor hitchcockiano. Pese a que, en el momento de su estreno, la crítica la defenestró, ha ido adquiriendo, con los años, tanto prestigio como para ser considerada por numerosas voces la mejor película de su director. Ni tanto ni tan poco, la cinta es un estiloso ejercicio de suspense que contó con guion del reputado Paul Schrader. La historia, con evidentes paralelismos con Vértigo o Rebeca (1940), mostraba a un hombre de negocios (Cliff Robertson), que, años después de perder a su mujer e hija, se obsesiona con una joven (Geneviève Bujold) a la que conoce en un viaje a Italia y que es físicamente idéntica a su difunta esposa. Una atmósfera entre irreal y onírica, la virtuosa dirección de De Palma y la banda sonora, que corrió a cargo de uno de los músicos habituales del maestro Hitchcock, Bernard Herrmann, fueron algunas de las claves que han hecho que sea recordada como la magnífica película que es.

    1976. Estados Unidos. Título original: Obsession. Director: Brian de Palma. Guion: Paul Schrader (Historia: Brian De Palma, Paul Schrader). Productores: Harry N. Blum, George Litto. Productora: Columbia Pictures. Fotografía: Vilmos Zsigmond. Música: Bernard Herrmann. Montaje: Paul Hirsch. Dirección artística: Jack Senter. Reparto: Cliff Robertson, Geneviève Bujold, John Lithgow, Sylvia Williams, Wanda Blackman, Patrick McNamara.


    06. Los intocables de Eliot Ness (The Untouchables, 1987)

    Uno de los mayores éxitos comerciales de la carrera del realizador. Su incursión en el cine negro, inspirada en la novela homónima escrita en 1957 por Eliot Ness y Oscar Fraley, contó con una gran ambientación del Chicago de los años 30 (los de la Ley Seca), la música evocadora de Ennio Morricone y un reparto de auténtico lujo, encabezado por un Kevin Costner que empezaba a convertirse en el actor de moda en Hollywood, Andy García, Robert De Niro -magistralmente caracterizado para ser el gángster Al Capone- y un fantástico Sean Connery que se alzó con el Óscar al mejor actor secundario. Violenta, excesiva y genial, dejó para el recuerdo una virtuosa escena, rodada a cámara lenta, en la que un carrito de bebé cae por las escaleras de una estación. Brillante homenaje a otro momento similar en las escalinatas de Odesa en la obra maestra del cine mudo El acorazado de Potemkin (Sergéi Einsenstein, 1925).

    1987. Estados Unidos. Título original: The Untouchables. Director: Brian de Palma. Guion: David Mamet (Novelas: Oscar Fraley, Eliot Ness). Productor: Art Linson. Productora: Paramount Pictures. Fotografía: Stephen H. Burum. Música: Ennio Morricone. Montaje: Gerald B. Greenberg, Bill Pankow. Dirección artística: William A, Elliott. Reparto: Kevin Costner, Robert De Niro, Andy Garcia, Sean Connery, Charles Martin Smith, Billy Drago, Patricia Clarkson.


    05. Impacto (Blow Out, 1981)

    El director reclutó a su actriz fetiche de aquellos años, Nancy Allen y a John Travolta, que había formado junto a ella la pareja que hacía byllying a la protagonista de Carrie (1976), para otra de sus brillantes obras de intriga “a lo Hitchcock”. De nuevo, una historia con fuerte componente voyerista, la de un editor de sonido (Travolta) que, mientras graba efectos sonoros para una película de terror, tiene la mala suerte de presenciar cómo un coche se precipita desde un puente a un río. En un acto de heroísmo, se lanza al agua y rescata a una muchacha (Allen), pereciendo el hombre que viajaba junto a ella. Este es el inicio de una apasionante trama conspiratoria, cuyo punto de partida bebe de Blow-Up (Michelangelo Antonioni, 1966), y donde el protagonista es testigo, por azares del destino, de un posible atentado contra la vida de un candidato a la Presidencia (de hecho, está seguro de haber oído un disparo antes del “accidente”). El director vuelve a hacer gala de su infinita maestría manejando la cámara, a través de sus característicos largos planos secuencia y la envolvente partitura de Pino Donaggio no hace sino subrayar con acierto un suspense que alcanza en su irónico tramo final algunas de las cotas de brillantez más altas de toda su filmografía.

    1981. Estados Unidos. Título original: Blow Out. Director: Brian de Palma. Guion: Brian De Palma. Productor: George Litto. Productora: Filmway Pictures / Cinema 77. Fotografía: Vilmos Zsigmond. Música: Pino Donaggio. Montaje: Paul Hirsch. Diseño de producción: Paul Sylbert. Reparto: John Travolta, Nancy Allen, John Lithgow, Dennis Franz, Peter Boyden.


    04. El precio del poder (Scarface, 1983)

    Con el controvertido Oliver Stone ejerciendo las labores de guionista (adaptando una novela de Armitage Trail) y De Palma al frente de la dirección, pocas cosas podían fallar para que el remake de Scarface (Howard Hawks, 1932), todo un clásico de las películas de gánsteres, no impactase del modo en que lo hizo en el momento de su estreno, allá por 1983. Fue uno de los mayores éxitos comerciales del cineasta, con casi 66 millones de dólares recaudados y Al Pacino realizó allí una de sus interpretaciones más emblemáticas, la del sanguinario y ambicioso Tony Montana, bordeando de la sobreactuación (cuando no cayendo de lleno en ella) como solo a los grandes como él se le puede permitir. Junto a él, una bellísima Michelle Pfeiffer, que comenzaba a abrirse camino en Hollywood, ofreció las primeras pistas de lo excelente actriz que llegaría a ser con los años. El precio del poder está considerada hoy en día otro título de culto pero, al igual que sucedió con muchas otras obras de De Palma, en su momento fue bastante maltratada por la crítica. Muy violento (el director tuvo que recortar numerosas escenas para eludir la calificación X) y excesivo, este clásico moderno se ha ganado un lugar de honor dentro del género mafioso.

    1983. Estados Unidos. Título original: Scarface. Director: Brian de Palma. Guion: Oliver Stone (Novela: Armitage Trail). Productores: Martin Bregman, Peter Saphier. Productora: Universal Pictures. Fotografía: John A. Alonzo. Música: Giorgio Moroder. Montaje: Gerald B. Greenberg, David Ray. Dirección artística: Edward Richardson. Reparto: Al Pacino, Michelle Pfeiffer, Steven Bauer, Mary Elizabeth Mastrantonio, Robert Loggia, Miriam Colon, F. Murray Abraham.

    03. Carrie (Carrie, 1976)

    Nos encontramos ante uno de los mayores clásicos del cine de terror de la década de los 70, que, además, será recordado por ser la primera (y muy exitosa) adaptación de una novela del maestro Stephen King a la gran pantalla. La película nos contó la tremenda historia de Carrie White, una adolescente tímida y acomplejada, que vive bajo las estrictas normas de su madre, una fanática religiosa, y sufre las burlas de sus compañeros de instituto. Pero la muchacha esconde un secreto: posee unos poderes telequinésicos que acabará empleando en una salvaje venganza contra todos aquellos que le hicieron daño. Sissy Spaceck y Piper Laurie estuvieron soberbias en los personajes de Carrie y su madre, consiguiendo sendas nominaciones a los Oscars como mejor actriz y actriz secundaria, respectivamente. Junto a ellas, comenzaban a despuntar jóvenes promesas como William Katt, Nancy Allen, John Travolta –un año antes de convertirse en el rey de las pistas de baile gracias a Fiebre del sábado noche (John Badham, 1977)– y una Amy Irving que luego protagonizaría, de nuevo a las órdenes de De Palma, La furia (1978), claro sucedáneo de la cinta que nos ocupa, con una trama que también incluía poderes paranormales. Escenas como la de la primera menstruación de la protagonista en las duchas del gimnasio, el violento enfrentamiento de esta con su madre, que termina en crucifixión, o el clímax final (toda una orgía de efectos visuales y destrucción, con la pantalla partida en dos) en el baile, han pasado por méritos propios a los anales del género.

    1976. Estados Unidos. Título original: Carrie. Director: Brian de Palma. Guion: Lawrence D. Cohen, Paul Monash (Novela: Stephen King). Productores: Brian De Palma, Paul Monash. Productora: United Artists. Fotografía: Mario Tosi. Música: Pino Donaggio. Montaje: Paul Hirsch. Dirección artística: Jack Fisk, Bill Kenney. Reparto: Sissy Spacek, Piper Laurie, Amy Irving, Betty Buckley, William Katt, Nancy Allen, John Travolta, P.J. Soles.

    02. Vestida para matar (Dressed to Kill, 1980)

    En su enésimo ejercicio de emulación de Hitchcock, Brian De Palma se permitió la osadía de asesinar a la protagonista de su historia (una Angie Dickinson maravillosa y muy sensual en su madurez), de una manera tremendamente sangrienta, en el interior de un ascensor, cuando ha transcurrido más de media hora de película. Esta maniobra argumental hace que Vestida para matar pueda ser considerada algo así como el Psicosis (1960) –recordemos la impactante muerte del personaje de Janet Leigh en la ducha– de su realizador. Pero lejos de ser una copia más o menos competente, lo cierto es que De Palma demostró en ella una gran madurez como realizador, refinando su estilo hasta rozar lo magistral, a través de secuencias tan inolvidables como la del museo. Junto a Dickinson, que encarnó a una mujer frustrada sexualmente que engaña a su marido, brillaron también Nancy Allen (¡qué importante fue esta actriz en el cine del director!) como una prostituta que presencia el crimen y un Michael Caine enorme un ambiguo personaje de psiquiatra. Un thriller psicológico, de alto contenido erótico y bastante cercano al slasher que empezaba a hacer furor a finales de los 70 y principios de los 80, pero rodado con mucho más talento y elegancia.

    1980. Estados Unidos. Título original: Dreesed to Kill. Director: Brian de Palma. Guion: Brian De Palma. Productor: George Litto. Productoras: Filmways Pictures / Cinema 77 Films. Fotografía: Ralph D. Bode. Música: Pino Donaggio. Montaje: Gerald B. Greenberg. Dirección artística: Gary Weist. Reparto: Angie Dickinson, Michael Caine, Nancy Allen, Keith Gordon, Dennis Franz, David Margulies.

    01. Atrapado por su pasado (Carlito's Way, 1993)

    La segunda colaboración entre De Palma y Al Pacino tras la célebre El precio del poder (1983) fue una nueva historia de gangsters en la que el reputado guionista David Koepp adaptó dos novelas de Edwin Torres, Carlito's Way y After Hours. La película sigue los pasos de Carlitos Brigante, un antiguo traficante de drogas portorriqueño que decide dejar la vida criminal atrás después de haber cumplido cinco años de condena en prisión, comienza a llevar un club nocturno y recupera el amor de su ex-novia Gail (Penelope Ann Miller), antes de que el pasado vuelva a buscarle para meterle en nuevos problemas. Atrapado por su pasado no es, tal vez, tan popular como la epopeya de Tony Montana, pero sí es una obra mucho más sobria y pulida, que no abandona tampoco el característico virtuosismo formal de su director. Incluso Pacino se muestra más contenido en esta ocasión y su actuación es, de lejos, de las más emocionantes de su carrera. A su lado brilla un irreconocible Sean Penn en el papel de abogado cocainómano. Un filme magistral, tocado por un halo de fatalismo y con una historia de amor de fondo realmente hermosa de fondo (maravilloso el momento en que Carlito contempla a Gail bajo la lluvia), que, sobre todo, será recordado por su dramático clímax final en el Grand Central Terminal de Nueva York. La guinda del pastel a una obra maestra de los 90.

    1993. Estados Unidos. Título original: Carlito's Way. Director: Brian de Palma. Guion: David Koepp (Novelas: Edwin Torres). Productores: Martin Bregman, Michael Bregman, Willi Bär. Productoras: Universal Pictures / Epic Productions. Fotografía: Stephen H. Burum. Música: Patrick Doyle. Montaje: Kristina Boden, Bill Pankow. Dirección artística: Gregory Boltont. Reparto: Al Pacino, Sean Penn, Penelope Ann Miller, James Rebhorn, John Leguizamo, Luis Guzmán, Viggo Mortensen, Jon Seda.


    José Martín León
    © Revista EAM / Madrid


    Publicidad

    0 comentarios:

    Publicar un comentario

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    Panorama

    Clásicos