Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Cine austríaco | Críticas: «Anfang 80» & «Mama Illegal»

    Anfang 80

    Cuando Rosa encontró a Bruno

    crítica de Anfang 80 (Coming of Age) | de Sabine Hiebler y Gerhard Ertl, 2011

    Un gato muerto y un diagnóstico médico poco esperanzador pueden ser los primeros posos de un fabuloso romance: Bruno y Rosa son dos ancianos que viven una vejez anodina. La de él, sin sobresaltos, transcurre en su domicilio familiar junto a su aséptica y aburrida esposa, mientras que la de ella da un giro claustrofóbico cuando su doctor le comunica que le quedan seis meses de vida a causa de un agresivo cáncer. De estas situaciones parte Anfang 80, una dulce fábula austríaca sobre el amor, una pequeña reivindicación que parece proclamar al mundo: “Hey! Aquí estamos vivos, somos importantes, llenos de recuerdos y con mucho por hacer y por decir”. Sin meterse en el saco de esos largometrajes lastimeros y lacrimógenos sobre enfermedades terminales con moraleja de carpe diem que tanto abundan en los últimos años, Coming of age equilibra perfectamente la comicidad con la tragedia, la adversidad con la vitalidad y la ternura con la carcajada.

    Rosa es privada de su domicilio habitual y relegada en contra de su voluntad a una residencia de la tercera edad para recibir cuidados médicos, se siente presa de la angustia y sin salida cuando conoce al genuino y perspicaz Bruno en el autobús de un viaje para personas mayores, y ambos deciden lanzarse a la aventura de emprender un romance con todas las de la ley, en el que tienen cabida fuertes oposiciones familiares, deliciosas conquistas domésticas, maravillosas relaciones sexuales, y hasta algún cigarrito de la risa. Un amor no exento de pena, lucha e inconformismo ante la enfermedad. Ambos protagonistas son adorables y ricos en matices, en absoluto tópicos, sino llenos de vida, particularidades, manías y frustraciones como todo buen personaje requiere. De su mano comprobaremos, a lo largo de todo el filme, que a los 80 años uno no debe conformarse con la gratitud doméstica, el cariño vacuo ni las ventajas de una rutina sin sal ni pimienta, sino que puede aspirar a un amor tan inmenso, divertido y conmovedor como el de dos amantes adolescentes con la vida por delante. Probablemente, Coming of age no se convertirá en una las películas favoritas del año del público, pero sí erizará su piel con un cóctel de emociones, y le inyectará en las venas una gran dosis de ganas de vivir. ★★★★★

    Austria, 2011, Anfang 80. Director: Sabine Hiebler, Gerhard Ertl. Guión: Sabine Hiebler, Gerhard Ertl. Productora: Nikolaus Geyrhalter Filmproduktion. Reparto: Christine Ostermayer, Karl Merkatz, Erni Mangold, Branko Samarovski, Susi Stach. Música: Milos Todorovski, Wolfgang Schloegl. Fotografía: Wolfgang Thaler. Presentación oficial: Sección Oficial Largometrajes Festival de Zurich.

    Mama Illegal

    Odisea sin papeles

    crítica de Mama Illegal | de Ed Moschitz, 2011

    Es el Día de la Madre, y todos tus compañeros de clase preparan una manualidad para la suya en clase de plástica, aprenden un poema que aguardan recitar nada más llegar a casa, o emborronan un folio con ceras de colores amén de sacarle una sonrisa. Pero la tuya está a miles de kilómetros de distancia, en un país diferente y ajeno, sin papeles ni documentación, a expensas de la deportación, sobreviviendo a la soledad, al frío y a duras jornadas laborales, a la nostalgia y al precio de no verte crecer, de no contemplar tus pequeños logros, caídas y hazañas cotidianas. En Moldavia, este es el guion de la infancia de un amplio porcentaje de la población rural. En estas zonas de ocupación agraria la tasa de desempleo es desoladora y no deja de crecer; más de un 80% de sus habitantes carecen de trabajo y sueldo, y son ya muchos los casos de personas que lo abandonan todo y emigran al extranjero para trabajar ilegalmente en empleos de baja remuneración.

    Mama Illegal es un interesantísimo documental escrito y dirigido por Ed Moschitz, que, en menos de una hora de duración, pretende mostrarnos la dura realidad moldava personificada a través de las historias reales de tres mujeres y sus respectivas familias. El objetivo de sus duras andanzas, trabajando en Austria por salarios míseros, es lograr para su familia un nivel de vida mejor. Limpiando casas, ocultándose de la policía, aferradas a las fotografías como talismanes que transmiten la energía de sus seres más queridos. Sus alegrías y penas son, en 57 minutos, contagiadas y bien transmitidas al espectador. A mi juicio, sin que esta pieza tenga la pretensión de ser moralista o adoctrinante, si se acaba convirtiendo en una enseñanza de valor y lucha opuesta a la cultura consumista occidental, y sobre todo, un ejemplo vivo de superación para estos tiempos en que la palabra crisis es una voz esquizofrénica que susurra en todos los tímpanos. En Moldavia, todavía a día de hoy, un objeto común como un mando a distancia puede convertirse en un tesoro para las familias menos afortunadas. Con un montaje veloz y repleto de testimonios de las implicadas, sus maridos, hijos y amigos, tenemos la suerte de ver el pequeño diario audiovisual de estas tres mujeres, que a veces flaquean pero nunca se rinden. ★★★★

    Austria, Moldova, 2011, Mama Illegal. Director: Ed Moschitz. Guión: Ed Moschitz. Productor: Arash T. Riahi & Michael Seeber. Productora: Steps International y Golden Girls Filmproduktion. Presentación oficial: Streams 2013.

    Anfang 80 póster
    Mama Illegal póster

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma