Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    Gijón 2013 (I) | Crítica: ‘A Promise’

    Une promesse, de Patrice Leconte | Richard Madden

    Leconte cumple sin alardes en la apertura de la 51 edición del FICX

    crónica de la primera jornada del 51º Festival Internacional de Cine de Gijón | crítica de A promise

    Como no podía ser de otra forma, una nueva edición del Festival Internacional de Cine de Gijón viene acompañada de mal tiempo. En su 51º aniversario, la expectación durante la Gala de Inauguración ha sido emborronada por un feo temporal, donde el frío, la lluvia a rachas y el fuerte viento han impedido disfrutar debidamente de la ciudad mientras algunas de las figuras invitadas se presentaban en el Teatro Jovellanos. Ante la presentación de la gala de Inés Paz, se dio paso, en primer lugar, a la entrega del Premio Mujer de Cine, este año otorgado a la montadora Carmen Frías. Lo recibió de cuatro cineastas con los que ha trabajado, entre ellos el director Fernando Trueba. También entregó un premio el cantante Loquillo (el galardón Nacho Martínez), en esta ocasión a Carmelo Gómez. Más tarde, los actores Jorge Sanz y Victoria Abril le entregaban su respectiva distinción al director Vicente Aranda (el Premio Honorífico). El cineasta Patrice Leconte presentó su propia película fuera de concurso, aunque primeramente apareció con el resto de los miembros del Jurado Internacional: Aida Folch, Pablo Giorgelli, Ray Loriga e Iván Trujillo.

    A promise

    A PROMISE

    Une promesse
    de Patrice Leconte
    intérpretes: Rebecca Hall, Alan Rickman, Richard Madden
    Francia, 2013 | Fidélité Films / Scope Pictures
    Sección Oficial | Inauguración

    Después de la Gala de Inauguración, asistimos a la proyección del último trabajo del francés Patrice Leconte. Su película ni siquiera ha sido estrenada en su país natal, con lo que presenciamos en primicia esta adaptación de la novela Viaje al pasado de Stefan Zweig. Está ambientada en la Alemania previa a la Gran Guerra, cuando un joven con muchas ganas de trabajar y triunfar (el conocido rostro de Richard Madden en Juego de tronos) comienza a trabajar en una siderurgia, donde logrará alcanzar el puesto de secretario, y cuyo buen hacer le hará merecedor del apoyo y la confianza de su jefe (Alan Rickman). Sus habituales y necesarias estancias en la casa del patrón le dará la oportunidad de conocer y enamorarse de su mujer Charlotte (Rebecca Hall). Este es el caldo de cultivo para un romance bajo el terreno de lo prohibido, el temor a romper barreras y los guiños a intentar sobrepasarlas.

    La frialdad y el orgullo de Charlotte convierten la narración en una lucha por conseguir el sueño romántico en un entorno burgués en el que la situación histórica de la Primera Guerra Mundial importa más bien poco. Tan sólo funciona como pretexto para mantener alejados a los protagonistas y hacernos sentir el drama de la separación y la incertidumbre sobre el deseado encuentro después de tantos años. La gran expresividad con la que personifica Rebecca Hall a esa señora sin más metas que la de satisfacer su deseo sentimental le da un punto a su favor a una historia que no es de por sí novedosa o sorprendente, sino que se mantiene estable todo el metraje por su brillantez en transmitir el paso del tiempo; la transformación de la pasión física que convierte la promesa, años después, en una querencia de un amor más profundo y emocional. ★★★

    Redacción
    redacción Barcelona | enviado especial a la 51ª edición del Festival de Gijón

    Petrunya

    4 comentarios:

    1. Mª Luz Sanchez Garcia17 de noviembre de 2013, 0:22

      Lenta,oscura ,silenciosa, pesada incomprensible y con ese maldito ruido de fondo "Ruido de autor" (imagino) que machacaba el oído .
      Todo el cine, (el público) salíamos igual del cine.
      Canibal

      ResponderEliminar
    2. Aún no la he visto... Prometo darme prisa.
      Besotes!!!

      ResponderEliminar
    3. Deseando estoy de q habléis de Autoréplica, producción española que opta al premio del público en esta edición.

      ResponderEliminar
    4. todotus@hotmail.com6 de julio de 2014, 23:00

      La peli un petardo, y el crítico de este artículo un pedante lamentable.
      Cero pelotero para los dos. Pero más para el crítico.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    Festivales

    Ensayos

    Call me by your name