Introduce tu búsqueda

Rosalie
FICX Imatge Permanent
  • [8][Portada][slider3top]
    La chica que sanaba
    Cine Alemán Siglo XXI

    Crítica | The Battery

    The Battery, de Jeremy Gardner

    La invasión zombie más indie

    crítica de The Battery | Jeremy Gardner, 2012

    Poco podría imaginar el maestro George A. Romero allá por 1968, cuando sorprendiera al mundo con la mítica La noche de los muertos vivientes, que 45 años después los zombis continuarían dando guerra en las pantallas de cine (con más intensidad que el primer día), desde los más diversos géneros. Divertidas comedias como Zombies Party (2004) o Bienvenidos a Zombieland (2009), diferentes y lucrativas sagas como las de Resident Evil, 28 días después o nuestra REC e incluso alguna película de animación como Paranorman (2012), son buen ejemplo de que el subgénero sigue gozando de buena salud comercial. ¿Qué aporta una obra tan modesta e indie como The Battery a estas alturas al cine sobre no-muertos? Siendo objetivos, no demasiado. Su responsable Jeremy Gardner, demuestra mucho morro escribiendo, dirigiendo y protagonizando una suerte de road movie ambientada en un futuro postapocalíptico donde la sociedad ha sucumbido ante la invasión de estos seres, dejando pocos supervivientes que tienen que ingeniárselas para mantenerse con vida. Ante la falta de presupuesto, la cinta está rodada con un estilo semi-documental cercano al de aquella ya indispensable miniserie británica titulada Dead Set (2008), pero sin su inteligente carga satírica. De hecho, cuesta distinguir si estamos ante una historia dramática protagonizada por dos frikis a lo Jay y Bob el silencioso de Kevin Smith o ante una comedia negrísima.

    Ben y Mickey son dos tipos de personalidades completamente opuestas. Mientras el primero es sarcástico, realista y egocéntrico, el segundo parece no haber asimilado que la humanidad tal y como la conocíamos ha llegado a su fin. Mickey es un soñador capaz de enamorarse de la voz femenina que habla desde la radio o de excitarse sexualmente con una voluptuosa zombi que se restriega contra el cristal del coche donde se encuentra resguardado –en una de las escenas más surrealistas y controvertidas de la película–. Lo único que les une es su pasión por el beisbol y la necesidad de llegar vivos al final de cada jornada. Solo se tienen el uno al otro y pasan los días viajando en una búsqueda interminable de otros vivos. El filme carece de una historia verdaderamente sólida, ya que únicamente se muestra la cotidianidad de las vidas de estos dos personajes, cayendo en el tedio en más de un pasaje. Los diálogos de besugo, la poca presencia de los zombis en la narración (relegados a un incomprensible segundo plano) y la falta de momentos terroríficos, lastran el resultado final de la cinta como obra de terror propiamente dicha. Seguramente, Jeremy Gardner quiso rodar una historia de amistad puesta a prueba ante las condiciones más adversas, cuando las personas somos capaces de sacar lo peor que llevamos dentro. De hecho, hay mucho de ello en The Battery. Que se preste más importancia a los conflictos humanos que al terror no es algo novedoso tampoco. La magnífica The Road (2009) o la exitosa serie The Walking Dead han obtenido estupendos resultados con esa fórmula.

    Por desgracia, los personajes de The Battery no logran ganarse mi empatía en ningún momento, a pesar de que tanto Gardner como Adam Cronheim logren unas actuaciones muy naturales, con una química que desborda autenticidad. El director es consciente de que su apuesta arriesgada y a contracorriente despertará odios y adhesiones a partes iguales, por lo que deja para el recuerdo un valiente último acto en donde la “acción” se reduce al interior de un coche con Ben y Mickey totalmente rodeados por los muertos vivientes. Casi media hora, tensa y claustrofóbica como pocas –me viene a la mente Buried (2010) de Rodrigo Cortés–, en la que por fin se materializa esa sensación de peligro que parecía ausente en el resto del metraje, tal vez por desarrollarse en espacios abiertos. The Battery, pese a sus serios problemas de ritmo, termina desmarcándose de la vulgaridad característica en la mayoría de este tipo de productos para ofrecer una experiencia única, irritante y atractiva a partes iguales. Sin duda, tenemos a un interesante realizador en ciernes con ganas de no dejar indiferente a nadie con sus próximos trabajos. ★★★★

    José Antonio Martín.
    Redacción Canarias.

    Estados Unidos. 2012. Título original: The Battery. Director: Jeremy Gardner. Guión: Jeremy Gardner. Productora: O. Hannah Films. Fotografía: Christian Stella. Música: Ryan Winford. Montaje: Michael Katzman, Alicia Stella. Intérpretes: Jeremy Gardner, Adam Cronheim, Niels Bolle, Alana O´Brien, Jamie Pantanella, Larry Fassenden.

    The Battery poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Hate songs
    La chica que sanaba

    Estrenos

    Hate songs

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas

    Sangre en los labios