Introduce tu búsqueda

Rosalie
FICX Imatge Permanent
  • LPA Film Festival
    [8][Portada][slider3top]
    La chica que sanaba
    Cine Alemán Siglo XXI

    Crítica | Raíz

    Raíz, de Matías Rojas Valencia

    Intimismo en el sur de Chile

    crítica de Raíz | Matías Rojas Valencia, 2013

    En los últimos años el cine chileno ha tenido una difusión internacional nada desdeñable. Es significativa la importancia, en el desarrollo de este fenómeno, de películas como Violeta se fue a los cielos (2011) de Andrés Wood, Gloria (2012) –que obtuvo el premio de mejor actriz para Paulina García en el Festival de Berlín– de Sebastián Lelio, La nana (2009) de Sebastián Silva y la nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa No (2012), de Pablo Larraín. Si bien se está consolidando el cine chileno como una de las cinematografías al alza de Latinoamérica, no es menos cierto que esta transmisión se debe al éxito de productos concretos y cercados; no existe una coherencia y sincronización de las obras. Gracias a la ausencia de dogmatismos en el éxito, aparecen nuevos directores prometedores. Este es el caso de Matías Rojas Valencia, que estrenó en el pasado Festival de San Sebastián, en la sección Horizontes latinos, su ópera prima Raíz (2013). Una miniatura, en todos los sentidos –incluyendo el presupuestario–. Una road-movie low cost. No tiene vocación de gran historia, más bien pretende ser un relato íntimo. Rodada en un tiempo récord –“no más de diez días”– y con un equipo reducido, compuesto por ocho personas. El filme cuenta el viaje –no sólo físico, también introspectivo– de Amalia, una joven entrada en la veintena, y Cristóbal, un muchacho de nueve. El objetivo no es otro que encontrar al padre del pequeño, huérfano de madre. El sur de Chile se erige como testigo de un peregrinaje en el que se dejan atrás la ingenuidad y los fantasmas del resentimiento. En ciernes, y tras la buena acogida de Raíz, un nuevo proyecto ambientado también en Chile, titulado A la sombra de los árboles.

    Raíz, de Matías Rojas Valencia

    Hay varios aspectos que hacen de esta pequeñez, encerrada en los límites de su condición, una pieza digna. En primer lugar, hay una clarísima intencionalidad en el reflejo del medio como un agente determinista, y ésta se transmite con éxito a través de una lograda fotografía. El sur de Chile es un lugar lluvioso, nebuloso, húmedo, predominantemente gris y eso se capta de maravilla –por la falta de presupuesto para lluvia o luz artificial, rodaron en invierno y en muchas escenas con luz natural–. Esa percepción se construye a través de una fotografía oscuramente luminosa, predominantemente fría. Edulcorando la tristeza con un ejercicio paisajista que se recrea en un abanico de grises y verdes infinitos. Predomina la belleza melancólica sobre lo bucólicamente plomizo. Los exteriores bien podrían ser, alegóricamente, el interior de los personajes. Este determinismo geográfico es una cuestión polémica, y muy debatida de la identidad americana. El paisaje como elemento de identidad cultural de Latinoamérica se resume en la famosa disyuntiva entre civilización y barbarie, teorizada en el clásico de Faustino Sarmiento. Dicotomía que se aprecia en la figura de Amalia, que huyó en su día al norte –supuestamente civilizado– y regresa al sur –salvaje, natural–. En segundo término, otra de las envolturas que ennoblecen a Raíz, es lo bien que dibuja el desamparo, la orfandad. La familia entendida como otro de los temas universales es abordada desde el abandono. La ausencia de referentes paternos, su búsqueda y la distancia familiar que se teje a raíz de la desaparición, no hacen sino, reforzar la amargura de la imposición de los lazos de sangre ¿Qué otro sentimiento se puede albergar con una madre como esa? El último apunte meritorio es el éxito en la consecución de una película naturalista. El director chileno buscaba una cinta que transmitiese veracidad, para ello utilizó en su mayoría actores no profesionales; dándole un aura, al conjunto, de menestra entre ficción y documental. Estas pretensiones se ven reforzadas con alguna escena marcadamente costumbrista. La señora Chela es un claro ejemplo. La escena rodada en su casa bien podría estar extraída de un filme de no ficción. En palabras del propio director, lo que ella “narra es parte de su vida, así como también de su forma de vivir”.

    Raíz, de Matías Rojas Valencia

    Este viaje intimista está plagado de límites que tienen mucho que ver con la precariedad de recursos. Es una de esas películas donde, posiblemente, no se pueda hacer más con menos. Podría ser menos intuitiva, más trabajada, con un guion más elaborado. Podría ser mucho más original. Podría ser muchas cosas. Pero es lo que es, una miniatura. No enamora, no conquista, no se deja querer. Los primeros minutos, pretendidamente confusos, son los de una baraja que trata de ocultar sus cartas marcadas. Las manecillas del reloj van dando cuenta de una historia predecible –bonita, eso sí–. Trazada con cuatro pinceladas que dejan entrever cierta austeridad narrativa, no tan procurada como precipitada. Cómo no, cámara en mano. Excesivamente plana, diáfana en su extrema delgadez, en su falta de atrezo y de plumaje. El truco para evitar la intrascendencia no es otro que la indagación de los protagonistas en un paisaje concreto, y cierta superposición de la realidad sobre la ficción (nada que no se haya mencionado arriba). Matías Rojas Valencia no buscaba otro objetivo que un trampolín que le impulsase para nuevos proyectos. Sin correr más riesgos que los existentes en cualquier propósito. Agarrándose a dos abandonados de la vida que con todo por ganar se arrojan a la aventura de sobrevivir, a lomos de una camioneta vieja. ★★★

    Andrés Tallón Castro.
    Redacción Madrid.

    Chile, 2013, Raíz. Director: Matías Rojas Valencia. Guion: Matías Rojas Valencia. Productora: Matías Rojas Valencia. Fotografía: Gabriela Larraín. Reparto: Mercedes Mujica, Elsa Poblete, Cristóbal Ruiz, Celia Uribe, Eugenio Morales. Presentación oficial: Festival de San Sebastián 2013, sección Horizontes Latinos.

    Raíz, de Matías Rojas Valencia
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Hate songs
    La chica que sanaba

    Estrenos

    Hate songs

    Streaming

    Hammarskjold
    Ti Mangio
    De humanis El colibrí

    Inéditas

    Ama gloria