Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Emmy 2013 | Mejor Serie (Drama & Comedia)

    Juego de tronos

    La entrega de los premios Emmy tendrá lugar el próximo 22 de septiembre. Como siempre, el último galardón que se va a otorgar será el primero del que se informe al día siguiente. Pasadas unas horas tras la ceremonia, los recuentos empezarán por la Mejor serie en cada género. Drama y Comedia. Desde que en los últimos años el cable irrumpiera con fuerza en los Emmy, la línea que separa los géneros se ha difuminado. “Dramedys” y “comedias dramáticas” están a la orden del día, pero la Academia no quiere entrar en esa discusión. Sería muy complejo empezar ahora a dilucidar qué se puede considerar qué y que no. ¿Establecer porcentajes usando la cantidad de tramas evidentemente cómicas y dramáticas de los personajes? ¿Y dónde queda el humor negro? Cuestión de gustos, podrían decir algunos. Recordemos a la magnífica Edie Falco ganando el Emmy en 2010 por Nurse Jackie (2009-) y cómo abrió su discurso diciendo: “Esto es lo más ridículo que ha pasado en la historia de estos adorables premios. No soy divertida”. El premio más importante. El reconocimiento al trabajo conjunto de cada miembro del equipo técnico y artístico de una serie. Recordemos los nominados.

    Downton Abbey

    Mejor drama


    1ª mitad de la 5ª temporada de Breaking bad. 8 capítulos. AMC
    3ª temporada de Downton Abbey. 9 capítulos. ITV
    3ª temporada de Juego de tronos. 10 capítulos. HBO
    1ª temporada de House of cards. 13 capítulos. Netflix
    2ª temporada de Homeland. 12 capítulos. Showtime
    6ª temporada de Mad Men. 13 capítulos. AMC

    Seis nominadas. Cinco de ellas son series por cable y la sexta, la británica Downton Abbey, se emite en EEUU por el canal público PBS. Son todas series de corta tirada. De arcos narrativos que se extienden a lo largo de la temporada y gigantescos clubs de fans. De muy distinta condición. ¿Posibilidades de cada una? De entrada dejemos el tema de la calidad aparte, y es que la espléndida temporada de Mad Men no tiene mucho que hacer. La serie ganó cuatro Emmys consecutivos, así que es difícil que vuelva a ser recompensada. Quizá el año que viene, cuando esté nominada la última temporada. Y depende de si el creador Matthew Weiner escribe un final que haga justicia al aluvión de calidad que lleva años ofreciendo. Downton Abbey se revolcó demasiado en las desgracias en esta temporada, matando a dos personajes principales y dejando que lo culebronesco tomara el control quizá en exceso. Y sigue siendo británica, así que la Academia puede no estar preparada para dar el máximo honor a una serie no-americana. En cuanto a Breaking bad, ¿será este su año? Difícil decirlo, ya que los ocho capítulos de esta mitad han sido unánimemente aplaudidos por todos, pero si la serie no ha sido galardonada por sus vigorosas y completas cuatro temporadas anteriores, este servidor prevé más bien una victoria el año próximo, como colofón a 62 capítulos de puro nervio.
     
    Homeland, House of cards y Juego de tronos. La verdadera contienda está entre estas series. Homeland ganó el año pasado, lo cual puede ser una desventaja, pero la imaginativa estructura de la segunda temporada es totalmente premiable. A base de giros de guión e improvisaciones, la serie ofreció varios cambios de piel a lo largo de los 12 episodios. Con la máxima de sorprender al espectador y no aburrir un segundo, los responsables optaron por no dilatar los misterios y llegaron más allá de lo que cualquiera hubiera podido pronosticar. House of cards es una serie con pedigrí. Adaptación de una renombrada miniserie británica de 1990, el creador Beau Willimon sumerge al espectador en el mundo de la política. Estrellas de cine al frente, piloto de David Fincher e hito histórico desde su estreno: la primera serie de Netflix. Si la Academia decide ser moderna, le puede caer el gran premio. Respecto al serial estrella de HBO, Juego de tronos, el aluvión de nominaciones que esta tercera temporada ha obtenido y la continuada maestría demostrada por los creadores para mantener entendibles las múltiples tramas paralelas, amén de las crudas decisiones tomadas en pos de contar la historia de George R.R. Martin pueden ser la clave para triunfar. Tiene en contra el ser una serie de género fantástico, lo cual la Academia suele despreciar de entrada. Quizá sea éste el año en el que se rompa el prejuicio.

    Louie

    Mejor comedia


    6ª temporada de Big bang. 24 capítulos. CBS
    2ª temporada de Girls. 10 capítulos. HBO
    3ª temporada de Louie. 13 capítulos. FX
    4ª temporada de Modern family. 24 capítulos. ABC
    7ª temporada de Rockefeller Plaza. 13 capítulos. NBC
    2ª temporada de Veep. 10 capítulos. HBO

    Una despedida, una recién llegada que pasará a la historia con toda justicia, una comedia tradicional hasta la médula, una serie con momentos tan oscuros que necesitaría esa categoría ambigua de la que hablábamos antes, una comedia también tradicional pero disfrazada de moderna y una comedia política, sofistica y llena de palabrotas. Tres series por cable y tres series en abierto. A la comedia le cuesta ser mejor vista por la Academia cuando se sale de los cánones más obvios. Incluso dentro del cable. Louie es la primera comedia del llamado “basic cable” que consigue una nominación. La obra maestra de Louis C.K. puede ser la gran sorpresa de la noche, habida cuenta de que la Academia gusta del trabajo del cómico. O podrían premiar el canto del cisne de Rockefeller Plaza. La última temporada no es la mejor de la serie ni mucho menos, pero 136 capítulos en antena y muchísimos estímulos cómicos avalan su posible triunfo. Las dos candidatas de HBO tienen posibilidades y a la vez no parece probable que se lleven el Emmy. Veep no ha cambiado en nada respecto a la primera temporada, lo cual es una noticia maravillosa porque no lo necesitaba. Pero si no la premiaron el año pasado, ¿por qué éste? Respecto a Girls, ocurre todo lo contrario. Lena Dunham ha decidido mutar el tono de la serie, quizás con demasiada radicalidad, y el resultado es igualmente desafiante e interesante pero peor. Ya apenas hay chicas juntas compartiendo experiencias, y queda una melancolía deprimente y una colección de momentos chocantes.

    Lo más popular para el final. De ganar, Modern family estaría acumulando su cuarta victoria consecutiva. Ha pasado antes y podría volver a pasar. Esta temporada ha incluido tramas de calado emocional y mecánica diversión. Los personajes siguen actuando como esperamos de ellos, así que no hay elemento sorpresa. Solo queda el ingenio de las situaciones que los guionistas plantean. Y Big bang encanta al público. Cada semana las audiencias aumentan o se mantienen bien altas, pero no se puede decir lo mismo del nivel de exigencia. Situaciones de manual, chistes con retranca, chascarrillos sexuales y ciencia. Eficaz nominación, pero indigna de estar en esta terna. Aunque la Academia tiene un largo historial a la hora de premiar series así, así que quizá esta ocasión sea la propicia.

    Adrián González Viña.
    crítico de cine & series de televisión. 

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma