Introduce tu búsqueda

Clara sola
Memoria Ennio
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica en Serie | True Blood (6x01)

    True Blood (6x01)

    INDIGNA CONTINUACIÓN DE UN GRAN CLIFFHANGER

    crítica de ¿Quién eres en realidad? (Who are you, really?) (6x01), primer episodio de la sexta temporada de True Blood.

    HBO | EEUU, 2013. Director: Stephen Moyer. Guión: Raelle Tucker. Creador: Alan Ball. Reparto: Anna Paquin, Stephen Moyer, Sam Trammell, Ryan Kwanten. Rutina Wesley, Alexander Skarsgård, Chris Bauer, Kristin Bauer Van Straten, Nelsan Ellis, Lucy Griffiths, Rutger Hauer, Arliss Howard, Todd Lowe, Joe Manganiello, Kelly Overton, Robert Patrick, Carrie Preston, Deborah Ann Woll, Janina Gavankar, Dale Dickey. Fotografía: David Klein. Música: Nathan Barr.

    El nuevo Bill deja escapar al grupo de protagonistas del complejo de la Autoridad. Alcide disfruta de su victoria. Arlene y Terry ayudan a Andy con sus bebés. Sam trata de ayudar a Luna. El gobernador de Louisiana declara la guerra contra los vampiros.

    Alan Ball ha dejado de ser el showrunner de True blood. No ha dejado la serie por completo, pues sigue como productor ejecutivo, pero ya no forma parte del equipo de guionistas. Como despedida, Ball escribió Sálvate a ti mismo (5.12), un final de temporada que acababa con un momento sorprendente que engancha irremediablemente al espectador para la nueva temporada. Cada tanda se abre retomando la acción justo donde se quedó, y en este caso había muchas ganas por ver cómo los guionistas resolvían el cliffhanger que Ball había creado. A saber, tras beber la sangre de Lilith y morir aparentemente, Bill resurgía de su propia sangre como una encarnación animal de la diosa vampira. Eric y Sookie corrían desesperados hacia lo desconocido, y el miedo se apoderaba de la audiencia. Raelle Tucker retoma la acción y se pone caprichoso, suspendiendo la credibilidad del asunto desde el primer momento. ¿Qué impide a Bill destrozar a su ex-novia y a su gran enemigo? Se nos dice que los deja vivir por una razón, pero es una evidente lógica de serie. Y esa es sólo la primera de varias torpezas.

    El capítulo, dirigido por el actor Stephen Moyer con impersonalidad, narra acontecimientos apasionantes de forma mayoritariamente aséptica. Es como si el interés de los implicados estuviera en otra parte, porque empieza el capítulo y la sensación de terror ante la transformación de Bill no está presente; ni la desesperación de Jason, Jessica, Pam, Tara y Nora es palpable cuando se escapan con relativa facilidad del otrora inexpugnable complejo de la Autoridad. La afectación está presente en gran parte del elenco, que interpretan con el piloto automático escenas de alto contenido dramático, una sucesión de enfrentamientos que en el papel son desgarradores pero que en pantalla lucen desganados. Tras la pelea entre Sookie y Jason el episodio mejora un poco. En los primeros minutos se introduce sabiamente al nuevo personaje importante de la temporada, el gobernador de Louisiana, Truman Burrell. Esta temporada va a tratar sobre los humanos plantando cara a los vampiros, la resistencia para no ser devorados. Burrell parece un personaje interesante con evidentes intenciones ocultas, ya que tras prohibir que los negocios del estado sean llevados por vampiros, un par de secuencias después hace un trato con una representante de los mismos para que la bebida True blood no deje de fabricarse y las muertes cesen. Y el resto de la cuota casi humana la pusieron Arlene y Terry ayudando a Andy a lidiar con su camada de bebés hada. Una de las mejores escenas vino de observar a Arlene (la pluriempleada Carrie Preston) explicarle a Andy las bondades de ser padre.

    True Blood (6x01)

    En cuanto a Alcide, el colocón de V le dura todavía, así que se deja llevar por sus costumbres animales y, como nuevo jefe de la manada, disfruta de un descafeinado trío con Nikki y una nueva adición que se prevé problemática. De vuelta a la trama del nuevo Bill, Jessica se siente violentamente convocada por él, y Sookie la acompaña hasta el vampiro en una demostración más de su buen corazón. Un encuentro en el balcón, con ataque sorpresa de Nora y Eric incluido, que culmina con otro gran momento que en pantalla no deja huella por la abulia de los interesados. Y que lleva a que la joven camarera telepática se plantee un cambio de vida que parece definitivo. Su amor por Bill murió cuando un nuevo Bill nació del charco de sangre, así que toca retomar su independencia... si Nora lo permite. Dos grandes anuncios venían con el estreno de la nueva temporada: la muerte de un personaje principal y la incorporación del mítico Rutger Hauer, que despertó rumores sobre que interpretaría a Warlow, el legendario vampiro que busca cobrar un antiguo trato. La muerta resulta ser Luna, algo lógico porque sufre el mismo proceso que Tommy, el hermano de Sam hace unos años. No se va a echar especialmente de menos, y es una pena que en 2 temporadas la talentosa Janina Gavankar no haya tenido buen material con el que trabajar. Lo interesante del asunto es lo que esto supone para Sam. Respecto a Hauer, su personaje recoge a Jason y le saca sutilmente información antes de confirmar los rumores, o eso parece, y desvanecerse. Es pronto para emitir un juicio, pero una cosa buena que se puede decir de True blood es que los fichajes de una temporada, y más si son personajes malvados, ofrecen siempre grandes momentos. Como gran momento fue el cliffhanger que cierra el episodio, y que como suele pasar en esta serie, nos lanza a los créditos musicales con ganas de más. ★★★★★

    Adrián González Viña.
    crítico de cine & series de televisión.

    Miguel Ángel Onoda
    Introduction

    Cannes 2022

    Miguel Ángel

    Estrenos

    Onoda

    Streaming

    Gagarine