Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    Crítica en Serie | Juego de tronos (3x06)

    Game of Thrones 3x06

    LA ASTUTA JUGADA DE MEÑIQUE

    crítica de La subida (The Climb) (3x06) | sexto capítulo de la tercera temporada de Juego de tronos

    HBO | EEUU, 2013. Director: Alik Sakharov. Guión: David Benioff & D.B. Weiss. Creadores: David Benioff & D.B. Weiss. Reparto: Peter Dinklage, Nicolaj Coster-Waldau, Lena Headey, Kit Harington, Richard Madden, Aidan Gillen, Carice Van Houten, Alfie Allen, Isaac Hempstead Wright, John Bradley, Jack Gleeson, Charles Dance, Rose Leslie, Sophie Turner, Maisie Williams, Joe Dempsie, Michelle Fairley, Conleth Hill, Sibel Kekilli, Diana Rigg, Gwendoline Christie, Natalia Tena, Esmé Bianco. Fotografía: David Katznelson. Música: Ramin Djawadi.

    Tyrion y Cersei discuten sus futuros matrimonios mientras los mayores de las casas Lannister y Tyrell llegan a un acuerdo de cesión. Jon Nieve y sus nuevos compañeros se disponen a escalar el Muro. Sansa ve cómo sus sueños se frustran. Bran aprende algo más de Jojen. Jaime demuestra más humanidad. Robb hace peticiones comprometidas. Arya cruza caminos con Melisandre. Meñique expone sus cartas ante Lord Varys con consecuencias mortales. El misterio sobre los captores de Theon continúa.

    Tras una serie de estupendos episodios, toca descansar un poco y bajar el listón. La subida está bien, sin más. Cuenta con momentos excelentes, como siempre en Juego de tronos, pero transmite una sensación de reposo tras los tumultuosos acontecimientos de la anterior entrega. Y pone en práctica un recurso muy usado en televisión pero insólito hasta ahora en la serie de HBO: la conclusión con una indirecta voz en off que habla de manera general sobre hechos que vemos en pantalla y que así ganan una dimensión más profunda. Una sucesión de decepciones que Lord Baelish ha puesto en marcha, desde Sansa llorando porque ve como su posibilidad de escape zarpa ante sus ojos hasta la sorpresa de que Joffrey ha masacrado a Ros con su querida ballesta. Una cruda despedida para la prostituta que dejó Invernalia para lograr una mejor vida en Desembarco del Rey, y que ha resultado ser una baja en la gran guerra de palacio. La guerra por un trono hecho de mil espadas -unas doscientas, más bien- que simboliza el poder más absoluto.

    La mejor escena del episodio es la charla entre Tywin y Olenna. Los miembros de mayor edad son también los mejores negociadores y los más sabios en el arte de la política de palacio. Todo el intercambio de pullitas envenenadas entre ambos es tan divertido como magistral. David Benioff y D.B. Weiss les hacen poner las cartas sobre la mesa (“El chico es un tragasables", sí, dice la irresistible Lady Olenna) y negociar con astucia el futuro de ambas casas. El regateo es insuperable y ninguno pierde los estribos en esta partida de ajedrez verbal. Lord Lannister gana al amenazar con meter a Loras en la Guardia Real, anulando así cualquier posibilidad de descendencia; y la digna adversaria asume su derrota sin pestañear. Los matrimonios Tyrion/Sansa y Cersei/Loras tendrán lugar. ¿Cuál de los cuatro se lleva la peor parte?, se pregunta Tyrion tras tener la enésima pelea con su hermana. Los guionistas se van a acabar quedando sin insultos para esta fraternal pareja. La historia de Theon sigue rodeada por las brumas del misterio, ya que sus captores no se identifican con ninguna casa y el infierno que está pasando el joven carece de momento de justificación. Ramsay Snow continúa su labor de psicópata al infligir dolor -mostrado en toda su desagradable crudeza, que para eso esto es televisión por cable- y obtener placer, según nos cuenta este mentiroso patológico. Como falsa resultó ser también la sensación de que Gendry abandonaba el universo de George R.R. Martin. Nada más lejos de la verdad cuando la peligrosa Melisandre (fascinante el trabajo que está haciendo Carice Van Houten) entra en escena y huele en el joven “algo”. ¿Será la sangre Baratheon que corre por sus venas? Los caminos del Señor de la Luz son inescrutables, decide que Beric sobreviva hasta seis veces para sorpresa de la hechicera pelirroja. La valiente Arya la confronta en un momento inquietante, al que Melisandre responde de manera enigmática. 

    Game of Thrones 3x06

    Brienne vistiendo de rosa como una dama es una de las imágenes más hilarante de la temporada, sin duda. La intrépida mujer comparte una cena con Jaime y Lord Bolton en una muestra del civilizado cautiverio de estos. Jaime -ya no el Matarreyes- trata de evitar que le pase algo malo a su improvisada protectora pero recibe una amenaza como respuesta: no abusar del factor linaje. El linaje de otra casa, Bran y Rickon Stark concretamente, prosigue en su viaje con Jojen y Merra. Un viaje de rivalidades femeninas -la mejor forma de despellejar un conejo- y revelaciones sobre los warg -Jojen sufre ataques como efecto secundario tras sus visiones-. Cuando una trama no tiene tanto contenido para llenar toda una temporada, a veces los guionistas dilatan el tiempo. Claro ejemplo en la extraordinaria Perdidos (2004-2010), donde el uso de flashbacks, entre otras cosas, rellenaba y ralentizaba el avance de una historia. Se trae esto a colación porque en La subida se usa este recurso de dos formas: 1) absoluta ausencia de personajes (Khaleesi); 2) Jon Nieve y un grupo de hombres libres escalando una de las caras del Muro, recordemos, hecho de hielo. Es fácil hacer que la historia apenas progrese cuando la mayor parte de las veces que vemos al grupo en el episodio están en plena escalada. Ascensión salpicada de emoción y falsa angustia -claro que Jon Nieve va a clavar el pico en el momento justo- que revela sentimientos encontrados o simple rabia.  ★★★★★

    Adrián González Viña.
    crítico de cine & series de televisión.

    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma