Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    CRÍTICA | AMOR BAJO EL ESPINO BLANCO

    Amor bajo el espino blanco
    AMAR EN TIEMPOS REVUELTOS
    crítica de Amor bajo el espino blanco | Shan Zha Shu Zhi Lian, Zhang Yimou, 2010

        Lejanos quedan los tiempos en que Zhang Yimou llegó a nuestras vidas con Sorgo rojo, ganadora del Oso de Oro en Berlín en 1988. Desde entonces, este cineasta chino ha recogido premios a mansalva en prácticamente todos los festivales importantes, con obras tan reconocidas como La linterna roja (1991) -León de Plata al mejor director en Venecia-, ¡Vivir! (1994) -Bafta a la mejor película de habla no inglesa-, Ni uno menos (1999) -León de Oro en Venecia- o El camino a casa (1999) -Oso de Plata en Berlín-. Cuando en 2000, Tigre y dragón, una espectacular cinta de aventuras y fantasía llegada de Taiwán bajo la dirección de Ang Lee, arrasó en las taquillas de todo el mundo, Yimou abandonó momentáneamente su cine intimista y sencillo para probar suerte con epopeyas más ambiciosas. A este período pertenecen obras tan estimables como Hero (2002), La casa de las dagas voladoras (2004) y La maldición de la flor dorada (2006). El cineasta demostró que era igualmente capaz de manejarse con presupuestos millonarios y grandes escenas de masas, que con sus pequeños dramas rurales. Tras un extraño western, no del todo comprendido –posiblemente, su trabajo más olvidable-, Una mujer, una pistola y una tienda de fideos chinos (2009), Yimou vuelve a sus orígenes con una de las sorpresas más agradables del panorama cinematográfico de 2010, Amor bajo el espino blanco, que le valió la reconciliación con un gran sector de la crítica que había empezado a darle la espalda.

    La cinta, basada en un hecho real, está ambientada durante la Revolución Cultural Proletaria vivida en China a partir de 1966, organizada por el líder del Partido Comunista, Mao Zedong, contra altos cargos e intelectuales de ideales derechistas. Una dictadura comunista en la que la joven Jing es enviada a un remoto pueblo en la montaña para su reeducación, ya que su padre permanece encarcelado por derechista y su madre, enferma, trabaja muy duro para sacar adelante a sus tres hijos. Las autoridades vigilarán a la muchacha, examinando su comportamiento, que deberá ser impecable para conseguir limpiar el nombre de su familia. Cualquier desliz o error conllevaría la ruina para todos. En su estancia en el pueblo se enamorará de Sun, hijo de un militar comunista. La diferencia de clases sociales y las circunstancias que rodean a este romance, hacen que deban vivirlo en absoluto secreto.

    Sencillamente estructurada en capítulos, con una puesta en escena totalmente minimalista, alejada de las estridencias de las últimas propuestas del director, mucho más visuales, Amor bajo el espino blanco encuentra su grandeza, precisamente, en la sencillez de su historia y el encanto de sus personajes protagonistas. Zhou Dongyu (ganadora del premio a la mejor actriz en la Seminci de Valladolid) y Shawn Dou están magníficos en los roles de Jing y Sun, logrando una química perfecta para hacer creíble este delicada relación. Un amor puro y limpio, representado en las múltiples atenciones de Sun por mejorar la calidad de vida de su amada, sus cuidados -enternecedora la escena en que él, arrodillado, venda los pies de Jing, destrozados por el trabajo, mientras las lágrimas bañan su rostro- y la delicadeza con que se muestran los inicios del noviazgo -magnífico el momento en que él la ayuda a cruzar un río, ofreciéndole el extremo de una rama para no tocar su mano, pero, poco a poco, ambas manos van acortando distancias hasta acabar entrelazadas-. La bonita fotografía, con hermosos parajes naturales, en ningún momento resta protagonismo a la historia. De hecho, estéticamente, se trata de uno de los trabajos más modestos del director chino.

    EL CAMINO A CASA | Vuelve el Yimou más reflexivo e íntimo con 'Amor bajo el espino blanco'

        El trasfondo político y social de la historia permanece en un segundo plano, aunque siempre presente, ya que supone el mayor escollo para llevar adelante su relación sin necesidad de ocultarse. Ni los militares ni las familias pueden saber lo que está ocurriendo entre estas dos adorables personas que, sin embargo, encontrarán el contratiempo más inesperado en forma de cruel enfermedad. Yimou demuestra una gran inteligencia en no cargar las tintas en lo dramático y, aun siendo una película triste, se aleja de la lágrima fácil de otros romances del estilo de Love Story (1970) u Otoño en Nueva York (2000). En otras palabras, Amor bajo el espino blanco logra emocionar sin que se le vean las costuras, casi sin esfuerzo. El realizador ha logrado, si bien no uno de sus mejores títulos, sí uno de los más intimistas y poéticos, un pequeño trozo de vida que supone una de las historias de amor más emotivas de los últimos años. Esperamos en el futuro más trabajos sinceros como éste, aunque parece que se van a hacer esperar, ya que la última obra de Yimou vuelve a la grandilocuencia y los presupuestos millonarios. Las flores de la guerra, nominada al Globo de Oro en 2012 a la mejor película de habla no inglesa, está protagonizada por Christian Bale, el Batman de los filmes de Christopher Nolan. Tal vez nos encontremos ante un nuevo ejemplo de cineasta oriental adoptado por Hollywood, siguiendo el ejemplo de nombres como Wayne Wang o Ang Lee, o tal vez continúe demostrando su buen criterio, alternando grandes superproducciones con propuestas modestas como ésta, sin perder su identidad en ningún momento. ★★★

    José Antonio Martín.
    crítico de cine.

    China. 2011. Título original: Shan zha shu zhi lian. Director: Zhang Yimou. Guión: Yin Lichuan, Gu Xiaobai (Novela: Ai Mi). Productora: Beijing New Picture Film Co. Fotografía: Zhao Xiaoding. Música: Qigang Chen. Montaje: Peicong. Intérpretes: Zhou Dongyu, Shawn Dou, Chen Taisheng, Rina Sa, Xi Xuejian, Lü Liping, Sun Haiying. 

    Amor bajo el espino blanco poster
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma