Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    DESAFÍO TOTAL (TOTAL RECALL, 1990)

    Total Recall 1990
    Arnold Schwarzenegger es Douglas Quaid en 'Desafío total' (Total Recall, 1990)
    ¿HASTA QUÉ PUNTO PARECE REAL?
    Desafío total (Total Recall, Paul Verhoeven, Estados Unidos, 1990)

    Paul Verhoeven (Ámsterdam, 1938) es uno de los directores más interesantes, audaces y personales del cine comercial de los últimos treinta años. Famoso por sus películas de alto contenido erótico, “Delicias turcas” (1973) o “El cuarto hombre” (1983), rodadas en Holanda, da el salto a Hollywood en 1987 con “Robocop”, violentísimo thriller futurista que fue, no sólo un gran éxito de taquilla, sino también, una magnífica carta de presentación para el público estadounidense. Tras este triunfo, Verhoeven se embarca en el proyecto más ambicioso de su carrera: la adaptación de un relato corto de Philip K. Dick titulado “We Can Remember it for you Wholesale” (“Podemos recordarlo por usted al por mayor”). Dick, todo un maestro en el género de la ciencia ficción, con marcado trasfondo político, metafísico y sociológico, había conocido en 1982 una brillante traslación de otra de sus obras, “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, de la mano de Ridley Scott. Su título: “Blade Runner”. Aquella cinta se convirtió con los años en un título de culto. El listón estaba alto para Verhoeven, que fue elegido como director del proyecto por el propio Arnold Schwarzenegger, que también quien convenció a Carolco Pictures para que comprara los derechos de la película, tras la quiebra de la productora de Dino de Laurentiis, que pensaba rodarla con Bruce Beresford y Patrick Swayze como director y protagonista, respectivamente. Así, la película se convirtió en el más ambicioso vehículo como héroe de acción de la estrella austríaca, que desde un principio, había mostrado su interés en protagonizarla. Schwarzenegger tuvo pleno control sobre la producción, cobrando 10 millones de dólares más el 15% de los posibles beneficios en taquilla. Teniendo en cuenta que “Desafío total” fue una de las películas más caras rodadas hasta entonces, con 65 millones de dólares de presupuesto, y que acabó recaudando más de 261 millones de la misma moneda, no hay duda de que la estrella hizo uno de los negocios de su vida. Su último estreno había sido “Los gemelos golpean dos veces”, un intento de demostrar que tras esa fachada de músculos, podía existir vis cómica. Aunque fue un éxito en taquilla, las críticas negativas le llovieron de todos los lados, por lo que “Desafío total” era su oportunidad para pasar a un tipo de cine más elaborado y maduro que el que había hecho durante los ochenta.

    La historia transcurre en La Tierra, año 2084. Doug Quaid es un hombre normal, felizmente casado con Lori, y con un trabajo rutinario como obrero de la construcción. Noche tras noche sufre la misma pesadilla, que le transporta al planeta Marte. En un intento de hacer realidad su sueño, acude a ‘Memory Call’, una compañía de vacaciones virtuales que le ofrece la oportunidad de vivir una vida onírica en la que puede ser un agente secreto, acompañarse de una bella mujer y sortear mil aventuras sin ningún tipo de peligro. Sólo deben implantarle los falsos recuerdos en su mente. Pero algo falla y la vida de Quaid se convertirá en una auténtica pesadilla, en la que nada ni nadie es lo que parece, debiendo emprender un viaje auténtico al peligroso Marte, perseguido por personas que quieren acabar con su vida, con el propósito de descubrir quién es en realidad. Le ayudará en su aventura Melina, una guapa prostituta que aparecía en sus sueños y con la que, al parecer, ya había tenido relación en una olvidada vida anterior.

    Rachel Ticotin y Sharon Stone interpretan a Melina y Lori. Dos bellezas muy distintas y dos personalidades opuestas. La dualidad entre lo que representa para Quaid el riesgo y el evadirse de la realidad o la estabilidad emocional y familiar, aunque ambos personajes esconden más de una sorpresa. Ticotin está más que correcta y se desenvuelve bien en las escenas de acción, pero es Sharon Stone quien devora la pantalla en cada aparición, más por su belleza que por sus cualidades dramáticas. De hecho, tras “Desafío Total”, repetiría a las órdenes de Verhoeven en 1992, en la película que la lanzaría definitivamente al estrellato, “Instinto Básico”.

    Total Recall 1990 Sharon Stone
    Sharon Stone en 'Desafío total' (Total Recall, 1990)
    Ronny Cox como Vilos Cohaagen, director de la colonia de Marte y Michael Ironside como su mano derecha, el matón Richter, son unos carismáticos villanos. Cox ya había trabajado con el director en “Robocop” en el papel del presidente Dick Jones e Ironside lo volvería a hacer en 1997 en la injustamente vapuleada por la crítica, “Starship Troopers”.

    “Desafío Total” sería un vehículo de acción más en la filmografía de Schwarzenegger si no fuera porque parte de un material tan goloso como es el relato de Dick, y, si bien se ha simplificado bastante en su traslado a la pantalla, conserva algunos temas interesantes como los peligros de la tecnología mal empleada o la confusión entre realidad y sueño, que consiguen que el viaje sea mucho más nutritivo y estimulante. Schwarzenegger no es Paul Newman, eso ya lo sabemos, pero consigue sacar adelante su papel de Quaid con comodidad, más a fuerza de carisma y presencia física que de talento dramático.

    Uno de los puntos fuertes de la cinta reside en su trabajadísima puesta en escena y unos magníficos efectos especiales, para los cuales trabajaron juntas cinco compañías distintas, entre ellas la Industrial Light & Magic. El mérito es aún mayor si tenemos en cuenta que la mayor parte del trabajo se desarrolló con decorados auténticos y mucho uso de miniaturas, en lugar de las hoy omnipresentes imágenes generadas por ordenador. Las sofisticadas estancias de ‘Memory Call’, las calles de Marte, los trenes de altísima velocidad… todo está recreado con imaginación y esmero, haciendo que el espectador se convenza de que todo lo que está viendo es real. No en vano, la Academia de Hollywood premió con un Óscar a sus efectos visuales. El taxista-robot, la prostituta de tres pechos o la señora obesa bajo la que se esconde disfrazado Quaid, son algunas de las creaciones más recordadas del filme en este aspecto. El sonido y los efectos sonoros también optaron a la estatuilla, con peor suerte. La poderosa y memorable partitura que compuso Jerry Goldsmith para la película, fue injustamente olvidada en aquella edición de premios, pero con los años, se ha convertido en una de las bandas sonoras más reconocibles del cine entendido como espectáculo, amén de una de las mejores creaciones de este músico. Recordemos que en 1976 ganó su único Óscar por la música de “La Profecía”, pero tiene trabajos en su haber de la calidad de “El planeta de los simios” (1967), “Patton” (1970), “Instinto Básico” (1992) o “Mulan” (1998).

    Total Recall Arnold 1990
    Fotograma de Desafío total, uno de los grandes éxitos de principio de los años noventa
    El cine de Paul Verhoeven siempre se ha caracterizado por su valentía a la hora de mostrar la violencia en pantalla de una manera gráfica y sin concesiones y, tras ser clasificada X, “Desafío Total” tuvo que rebajar algo de sangre para poder estrenarse finalmente con la clasificación R (menores de 17 años deben ser acompañados por un adulto). Otra marca de este realizador es su humor negro, presente, por ejemplo, en el personaje del taxista de color que ayuda a Quaid. Estos destellos de comicidad sirven para suavizar en lo posible, tanta violencia que vemos en pantalla, haciendo de “Desafío Total” un título más digerible para todo tipo de público.

    Aunque, por lo general, las críticas fueron notables hacia este trabajo, hubo voces que criticaron una banalización de la obra de Dick, pero, a mi parecer, y sin entrar en lo fiel que pueda ser a su origen, “Desafío Total” me sigue pareciendo una de las cimas de la ciencia ficción. Una vertiginosa montaña rusa, plena de acción, donde el espectador se mete en la misma piel del protagonista, desconfiando de todo lo que ve ante sus ojos. Sueño y realidad se confunden y las peripecias van sucediéndose a un ritmo endiablado. Estéticamente, además, es irreprochable. Como película de Schwarzenegger es de las mejores (junto a “Terminator” y “Depredador”), como adaptación de Dick, las hay más distinguidas (“Blade Runner”, “Minority Report”), pero he de reconocer que pocas veces lo he pasado tan bien con una película de este género y agradeceré siempre a Verhoeven y a Arnie que me hayan llevado de viaje a Marte durante sus dos entretenidísimas horas.

    En unos meses nos llegará su remake, dirigido por Len Wiseman (“Underworld”) y protagonizado por Colin Farrell, Kate Beckinsale y Jessica Biel. El tráiler parece espectacular, con sus efectos visuales de última generación, pero dudo que alcance la calidad de ésta. Estoy seguro de que ustedes piensan igual.

    José Antonio Martín.

    Ficha técnica:

    Estados Unidos. 1990. Título original: “Total Recall”. Director: Paul Verhoeven. Guión: Dan O´Bannon (Basado en el relato de Philip K. Dick “Podemos recordarlo todo por usted”). Productora: Carolco. Presupuesto: 65.000.000 dólares. Localizaciones: México. Música: Jerry Goldsmith. Fotografía: Jost Vacano. Montaje: Carlos Puente y Frank J. Urioste. Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Rachel Ticotin, Sharon Stone, Ronny Cox, Michael Ironside.

    Desafío total
    Publicidad
    Publicidad

    8 comentarios:

    1. A mi la verdad es que lo que más me gusta de "Desafío Total" es la banda sonora... je, je. Hay también alguna escena casi paródica cuando persiguen a Gobernator y éste se lía a tiros en una escalera mecánica cogiendo a un inocente paisano como escudo (eso también es un daño colateral supongo). La llegada a Marte también se las trae, con ese taxista negro en plan gracioso que hace de cicerone para Arnie (le lleva a un lupanar marciano y esas cosas). Voto por un remake con Nicolas Cage de protagonista, creo que sería la bomba.

      Un saludo

      ResponderEliminar
    2. Ni remake ni nada, ¿qué van a hacer? ¿Una mujer con cuatro tetas?? Mi peli preferida de Verhoeven es "El cuarto hombre", pero esta le sigue de cerca. Y por cierto, me ha gustado tu apunte acerca de las bellezas opuestas de Ticotin y Stone, ¡no se me había ocurrido, pero creo que has dado en el clavo!

      ResponderEliminar
    3. Es que la banda sonora es muy potente, de lo más llamativo de la película, ciertamente. La escena que mencionas del escudo humano es marca de la casa de Verhoeven. Recordemos el sanguinario momento de "Robocop" en que Peter Weller es cosido a tiros. Este hombre no se anda con medias tintas, ni aunque esté al frente de una gran producción hollywoodiense. Lo del remake con Nicolas Cage lo veo más improbable jejeje, a estas alturas le ofrecerían el papel de malo. Un saludo, El bueno de Cuttlas. Nos leemos.

      ResponderEliminar
    4. Jajaja Una mujer con 4 tetas sería el más difícil todavía... Me alegro que te gustara mi observación sobre las dos chicas de la película. En el remake serán Jessica Biel y Kate Beckinsale, aunque me temo que, estando detrás de las cámaras el director de Underworld, le dará más cancha a su señora (Beckinsale en el papel que hizo Sharon Stone). Son como Paul W. Anderson y Milla Jovovich. Un saludo. Seguiremos en contacto.

      ResponderEliminar
    5. Un peliculón con todas las letras. Veo que estrenais crítico. Genial.

      Saludos.

      Marco.

      ResponderEliminar
    6. Un peliculón, tú lo has dicho Marco. Espero que sigas nuestras películas de "Sesión Doble" y que sean de tu agrado como en este caso. Un saludo!

      ResponderEliminar
    7. Lo tienen todo: entretenimiento, un héroe carismático y una producción por la que no pasa el tiempo. Es de esas películas que no te cansas de ver. Un abrazo y bienvenido!

      ResponderEliminar
    8. Gracias Emilio! Aún nos quedan muchos clásicos del entretenimiento para recordar. Un abrazo.

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Inéditas

    Festivales

    Clásicos