Introduce tu búsqueda

  • [8][Portada][slider3top]

    FANTOMAS - FANTOMAS CONTRA FANTOMAS (1914)

    Fantômas contre Fantômas poster affiche
    El cuarto episodio del serial Fantomas (Fantômas, 1913-14) es el titulado Fantomas contra Fantomas (Fantômas contre Fantômas, 1914). Como los dos primeros, comienza con un plano medio del actor René Navarre encadenando toda la colección de disfraces que su papel del terrible criminal le hará llevar en esta ocasión. En este episodio recuperamos el protagonismo del inspector Juve, el cual en el anterior apenas si aparecía pues el peso de la acción recaía casi en su totalidad en su compañero el periodista Fandor (George Melchior). Se agradece, pues el actor Edmond Bréon impone una gran fuerza a su personaje, el policía que persigue de manera incansable a Fantomas, y se nota su peso y su presencia en esta aventura.

    Y eso que en esta ocasión Juve lo va a pasar mal de verdad. Como no es capaz de atrapar a Fantomas, la prensa y la opinión pública lo acusan de ser él mismo Fantomas. Tal es así que lo encierran en la cárcel. Será Fandor entonces quien investigue por su cuenta para ayudar a su amigo, demostrar su inocencia e intentar descubrir la verdadera identidad del despiadado criminal.

    En este episodio se entremezclan el tono de aventura trepidante del magnífico segundo episodio (Juve contra Fantomas) con el detallismo y cuidado de una trama criminal al uso (al uso ahora, se entiende, que en aquella época, no nos cansaremos de decirlo, el lenguaje del cine se estaba inventando) del tercero (El muerto que mata). Eso sí, este Fantomas contra Fantomas es el que ofrece una trama más enloquecida. Louis Feuillade se muestra brillante en la dirección, pero la historia que nos cuenta aquí es toda una locura genial que deviene en todo un juego de confusiones divertidas y delirantes con detalles de desarmante violencia. Nada más empezar, por ejemplo, los malvados ya se están quitando de en medio a un mensajero bancario… ¡a martillazos! Su desaparición iniciará la aventura, un guion como siempre escrito por el propio Feuillade adaptando una novela de la serie Fantomas obra de Pierre Souvestre y Marcel Allain.

    Fantomas como el tío Moche, un usurero que es el jefe de todos los criminales de París, y a poco que os descuidéis de toda Francia, moverá todos los hilos del mal, pero esta vez multiplicado su sórdido efecto por otra de sus personificaciones: el detective norteamericano Tom Bob, el cual dice estar de visita en París y, bajo el pretexto de ayudar a la policía francesa a detener a Fantomas gracias a sus métodos más modernos, lo que hará es engañarla de continuo llevándola de una pista falsa a otra. Así se nos lleva al impactante momento de la pared que sangra, una de las muchas sorpresas y giros sorprendentes que nos reserva este episodio magistral.

    Fantômas contre Fantômas
    Fotogramas de Fantômas contre Fantômas (1914), cuarta entrega de la saga Fantômas
    El colmo del cinismo de Fantomas, para nuestro regocijo, llega cuando, valiéndose de su antigua amante Lady Beltham, ahora la muy bien posicionada condesa Alexandra, monta una suscripción pública destinada a recaudar dinero, ante la ineptitud de la policía, para… ¡detener a Fantomas! Una idea que si Fantomas en lugar de ser francés y haber vivido a principios del siglo XX hubiera sido español y viviera hoy día, de seguro que estaría haciendo una exitosa carrera política. Qué digo, hoy sería el presidente de la nación.

    Para el lanzamiento de la suscripción la duquesa organiza un baile de máscaras. Fandor decide acudir a la fiesta disfrazado de Fantomas con la peregrina idea de que igual así lo incite a cometer un error. Pero la policía ha tenido la misma idea y manda a uno de sus miembros disfrazado también del rey de los criminales. Pero el colmo es que el mismo Fantomas decide acudir a la fiesta, recordemos que es la presentación oficial de la suscripción destinada a recaudar fondos para atraparlo, disfrazado de… ¡Fantomas! Traje negro bien embutido y máscara tipo semana santa española. Se nos deparará así un momento en verdad supremo cuando nos encontremos con tres Fantomas en la dichosa fiesta. El encuentro tendrá un final trágico para uno de ellos, pero feliz para Juve, que gracias a este incidente quedará libre de sospecha y será puesto en libertad.

    Fantômas contre Fantômas
    Louis Feuillade nos propone otro viaje turístico por París de la mano del antihéroe Fantômas
    Con Juve redimido pero con su libertad mantenida en secreto para que pueda investigar de incógnito, la acción se dispara. Fandor sigue a un Fantomas disfrazado de tío Moche a una reunión de malhechores y después hasta su guarida, en la cual oculta todo el dinero conseguido en la estupenda suscripción pública. Como los malhechores creen que Juve es en realidad Fantomas, descubren que lo han soltado y lo raptan para que reparta el botín de la suscripción. ¡Vaya lío genial! Y si no os estáis enterando, echadme a mí la culpa, porque este embrollo está expuesto por Feuillade con una claridad narrativa prodigiosa. En el tremebundo desenlace veremos cómo Fantomas no duda ni un segundo en traicionar a todos los suyos y asistiremos al reencuentro de Fandor y Juve en una magnífica secuencia en el sótano de la guarida de Fantomas, sin duda uno de los momentos más emocionantes de todo el serial.

    Juve y Fandor, como suele suceder, detienen a Fantomas bajo su disfraz de Tom Bob, pero ojo que se les vuelve a escapar de entre las manos con un truco tan imposible como descacharrante. Y es que entre la violencia, el crimen, la extorsión y tantos malhechores que a veces ni caben en la pantalla nunca falta el toque de aventura enloquecida y divertida, el folletín exultante triunfando y dejando KO a la aburrida realidad.

    (Continuará)

    Separador
    Imdb Fantômas contre Fantômas, 1914Por José Luis Forte

    Escribe encerrado en una cueva, nunca entra el sol.
    Proyecta películas en la pared, ni que fuera Platón.
    Cuando sale se divierte, aunque solo piensa en volver.
    Cuando por las noches llueve, también le gusta leer.

    llosef13 [@] gmail.com
    La décima víctima

    Separador
    Película:

    Gaza mon amour
    Las cosas que decimos Miss Marx La vida de los demás El teléfono del viento

    4 comentarios:

    1. Estoy descubriendo muchísimo cine clásico gracias a estos artículos, muchísimas gracias, de verdad! A ver si encuentro pronto estos capítulos que me han llamado muchísimo la atención.

      Un saludo!

      ResponderEliminar
    2. ¡Gracias Bel! Lo que más nos gusta a la hora de escribir estos comentarios es saber, o al menos esperar, que alguien demostrará interés y querrá ver estas maravillas. Así que imagina lo que nos alegran tus palabras. En cuanto a conseguir los episodios, a poco que busques podrás dar con ellos en sitios como amazon (si puedes comprarlos), o bien cine-clásico o divxclásico si la crisis manda. O esperar un poco a que el gran Emilio lo solucione. Pero esto era una sorpresa, oh...

      ¡¡¡Un saludo y gracias por comentar!!!

      ResponderEliminar
    3. De nada! Soy una loca apasionada del cine clásicos (mi blog se llama Clasicosis, con eso lo digo todo) y aunque no comente, porque muchas veces os leo directamente por mail, no me salto ni uno de tus artículos. Una maravilla, por ejemplo, decubrir cine noruego o francés, como es este caso. Si no me puede el sueño, voy a ponerme ahora con Ella Cinders, que me picó la curiosidad gracias a tu crítica.

      Sobre cómo conseguirlo, ahí es donde iba a mirar, pero si Emilio va a hacer algo al respecto estaré atenta! jaja

      ResponderEliminar
    4. Bel, en breve, subiremos todos los episodio al Canal de You Tube de El antepenúltimo mohicano. Te doy un toque. Besitos

      ResponderEliminar

    "Sueñen. Vean cine."

    Estrenos

    Streaming

    Inéditas