Introduce tu búsqueda

Totem
FICX Imatge Permanent
  • Cine Alemán Siglo XXI
    [8][Portada][slider3top]

    ALFRED HITCHCOCK: REMAKING

    No sólo provocó inspiración Sir Alfred Hitchcock en las generaciones posteriores de realizadores y guionistas, también su obra y su estilo fueron motivo de copia, plagio u homenaje. Remakes, readaptaciones o continuaciones de las historias creadas por el genio británico, han aparecido durante las tres últimas décadas. La mayoría de estas creaciones, han tenido como destino la televisión y el mercado doméstico, sin mucho tino en la calidad cinematográfica. A continuación, vamos a repasar la filmografía del maestro y de todas esas películas que han intentado plasmar ese inconfundible estilo del mago del suspense.

    La historia del asesino en serie “El Vengador”, en El Enemigo de las Rubias (The Lodger, 1927) fue uno de los primeros éxitos de Hitchcock, y también la primera cinta que tuvo otras versiones. Hasta tres realizadores probaron, versionar este filme de suspense. En 1932, el director inglés Maurice Elvey, creó el primer remake sonoro, con la estrella del momento Ivor Novello. En 1944, John Brahm repitió el mismo argumento en una creación con idéntico título. En 1953, Hugo Fregonese, intentó revitalizar la obra de Hichcock con Jack El Destripador (Man in the Attic). Un más que decente cinta de intriga que contó en el papel principal con Jack Palance.

    Hitchcock se “remakeó” así mismo en El Hombre que Sabía Demasiado (The Man Who Knew to Much, 1934). De un film británico modesto, interpretado por Leslie Banks y Peter Lorre, a su versión americana (1956) con más medios e interpretada por James Stewark y Doris Day. En ambos caso, estamos ante una de las obras más importantes de su fructífera filmografía.

    La adaptación de la novela de John Buchan, 39 Escalones (The 39 Steps, 1934), Fue readaptada en dos oportunidades: en 1959 y 1978, por Ralph Thomas y Don Sharp, respectivamente. Alarma en el Expreso (The Lady Vanishes, 1938) tuvo una mediocre adaptación en el producto televisivo con el mismo nombre de 1979, dirigido por Anthony Page y protagonizado por Angela Lansbury, Cybill Shepherd y Elliot Gould. Al igual, que la anterior, una de sus obras menores fue Posada Jamaica (Jamaica Inn, 1939) que fue adaptada a la pequeña pantalla por Lawrence Gordon Clark en un filme protagonizado por Jane Seymour en 1985.

    En la filmografía de los años cuarenta, una de sus grandes películas, Rebecca (1940), basada en la novela de Daphne Du Marier e interpretado por Lawrence Olivier y Joan Fontaine, fue versionado hasta tres veces. En 1962 por un cineasta de Hong-Kong, Yin Cheung, en la cinta Huihun Ye; n una creación de Bollywood, titulada Kohra en 1964; y, en el telefilme homónimo de 1997 interpretado por Faye Dunaway.

    Joseph Cotten protagonizó en 1943, La Sombra de una Duda (Shadow of a Doubt) un filme que el propio Hitchcock consideraba su favorito de entre todas sus obras. Tristemente sufrió dos pobres versiones: Step Down To Terror (1958) de Harry Keller y el producto televisivo interpretado por Mark Harmon con el mismo título que el original en 1991. Naúfragos (Lifeboat, 1944) una gran película sobre un grupo de supervivientes de un naufragio y de las tensiones que conlleva tener al enemigo como compañero. Este atípico filme, tuvo una adaptación a la pequeña pantalla en Lifepod, producto de ciencia-ficción protagonizado por Ron Silver.

    Encadenados (Notorius, 1946), juntó en la gran pantalla a dos grandes de la interpretación como Ingrid Bergman y Cary Grant. Uno de los referentes del género de espionaje tuvo un remake televisivo ingrato en 1992 dirigido por Colin Bucksey. La criminología y James Stewark fueron los protagonistas en La Soga (The Rope, 1948), otras de las obras maestras del genio británico. Cómo no, la televisión no fue ajena, y dos de sus productos readaptaron la creación de Hitchcock en 1968 y 1989. Se considera que la película dirigida por Richard Fleischer en 1959, Impulso Criminal (Compulsion) es un homenaje a este clásico de Alfred Hitchcock.

    Extraños en un Tren (Strangers on Train, 1951), basada en la novela de Patricia Highsmith, tuvo hasta tres remakes. Los clásicos televisivos: Once you Kiss a Stranger (1969) de Robert Sparr y el film erótico Strange Curves (1988) y el telefilme homólogo de 1996 protagonizado por Jacqueline Bisset. Otro de las readaptaciones fue la ópera prima de Danny de Vito Tira a Mamá del Tren (Throw Mama From the Train) un más que decente homenaje a la obra original, interpretado por el propio DeVito, Billy Crystal y Anne Ramsey (nominada al Óscar).

    La Ventana Indiscreta (Rear Window, 1954) es una de las cintas más recordadas del maestro del suspense. Interpretada por James Stewark y Grace Kelly, adquirió grandes alabanzas por parte de la crítica y el público. Tres filmes han intentado adaptar de manera libre esta gran historia. Varios cineastas chinos crearon su propia versión en Hou Chuang (1955). Uno de los remakes más conocidos fue La Ventana de Enfrente (Rear Window, 1998) en la más importante interpretación de Christopher Reeve tras su accidente. Más actual, es Disturbia (2007) thriller juvenil de DJ. Caruso e interpretado por Shia LeBouf. Película que tuvo un éxito notable de público, pero olvidable cómo la gran mayoría de versiones sobre la filmografía de uno de los más grandes de la historia.

    Crimen Perfecto (Dial M for Murder, 1954), es sin duda el rollo de celuloide más copiado. Hasta en ocho ocasiones. Seis de ellas televisivas (una de ella hindú) de las que sólo destaca una versión de 1981, dirigida por Boris Sagal y con actores de la talla de Christopher Plummer. Alex de la Iglesia hace su particular homenaje paródico con Crimen Ferpecto (2004) en una de las mejores películas del director bilbaíno. Más que digno, fue también, la modernización del clásico en Crimen Perfecto (A Perfect Murder, 1998) de Andrew Davis. Con un excelente reparto: Michael Douglas, Gwyneth Paltrow (en el papel de Grace Kelly) y Viggo Mortensen, esta es una versión entretenida y que rinde culto al original. Más actual es la influencia de Psycho en Gregory Hoblit en el film Fracture (2007), interpretado por Ryan Gosling y Anthony Hopkins, en un más que correcto film de misterio.

    Para terminar este recorrido a las adaptaciones de la filmografía de Hitchcock, Psicosis (Psycho, 1960). Se cumplen cuarenta años de la creación de uno de los iconos del cine moderno. Ninguna versión ha podido competir con una de las películas más recordadas. Parodiada en múltiples shows televisivos, Psicosis tuvo hasta tres continuaciones interpretadas también por Anthony Perkins, todo un fracaso en lo artístico y lo comercial. En 1998, Gus Van Sant engendró una copia del clásico que le valió el abucheo de la crítica. Un reparto desaprovechado (Vince Vaugh, Anna Heche, Viggo Mortensen, William H. Macy y Julianne Moore) en una obra más que olvidable.

    No serán las últimas de una filmografía que sigue siendo una fuente de inspiración para muchos. En especial, para el mundo televisivo que cada año nos presenta subproductos de suspense que intentar imitar lo inimitable. Salvando (excepto el auto-remake de El Hombre que Sabía Demasiado) y de lejos, Crimen Perfecto (1998) e Impulso Criminal (1959) y Fracture (2007), nadie puede captar el talento por el suspense del gran Sir Alfred Hitchcock.
    El perdón Fantasías de un escritor Memoria Clara Sola
    Alemania

    Estrenos

    Alemania

    Streaming

    Ti Mangio
    De humanis El colibrí
    El deshielo

    Inéditas

    Rizoma